Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Ejército del Aire busca de nuevo repuestos para sus radares de aproximación

Después de que el año pasado quedara desierto por falta de ofertas el contrato con el que el Ejército buscaba repuestos para sus dos radares de aproximación transportables, la Plataforma de Contratación ha anunciado la apertura de un nuevo contrato. En esta ocasión la Dirección de Adquisiciones del Mando de Apoyo Logístico del Ejército del Aire ha asignado 1,1 millones de euros en lugar de los 850.000 previstos en 2017 para los repuestos de los dos radares GCA 2000T transportables que se adquirieron en 2008 a ITT Corporation a través de Indra.

El contrato tiene una duración de dos años por lo que se han definido dos anualidades entre 2019 y 2020 de  973.187,28  y 420.000 respectivamente. Los repuestos deberán ser nuevos de fábrica y no se admitirán artículos revisados o reparados, contemplándose la posibilidad de sustituir elementos que hayan sido mejorados por su antigüedad tecnológica previa su justificación y comprobación de correcto funcionamiento.

Las empresas que estén interesadas pueden obtener los pliegos de dicha licitación hasta el 31 de este mes de enero y presentar ofertas hasta el 1 de febrero, estando previsto que los sobres con las ofertas económicas se abran el 11 de febrero. El precio de dichos repuestos supondrá el único criterio de valoración de las ofertas, contemplándose entregas hasta el 30 de noviembre de 2020.

El Ejército el Aire dispone de dos radares GCA 2000T transportables para el control de la aproximación a tierra de aeronaves (GCA), sistemas que están actualmente desplegados en las Bases Aéreas de Albacete y Morón. El Sistema GCA (por  Ground-Controlled Approach) proporciona capacidad para el control y vigilancia del área cercana a la Base Aérea donde se encuentre desplegado y permite a los controladores de aproximación poder visualizar el espacio aéreo cercano a la Base y realizar el seguimiento de precisión de la maniobra, comunicándose con los aviones que realicen el aterrizaje.

El GCA 2000 combina un radar de vigilancia para controlar las llegadas y salidas del aeropuerto o base aérea en el área próxima a las instalaciones y un radar de aproximación preciso para guiar a las aeronaves de forma segura durante la fase final del aterrizaje.

Los dos radares CGA 200T valorados en 10,3 millones de dólares fueron suministrados por Indra en 2008 y 2009 incluyéndose en el contrato repuestos, formación y asistencia técnica. Se trataba de la primera colaboración entre Indra Sistemas e ITT Electronic Systems y suponía la llegada a España de un sistema que permitía cumplir a las Fuerzas Armadas españolas los compromisos contraídos con la OTAN en lo que a control de tráfico aéreo para aplicaciones militares y de emergencias. (José Mª Navarro García)

Fotografía: El GCA 2000, denominado AN MPN-25 en la USAF (ITT)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.