¿Desea recibir notificaciones de www.defensa.com?
X
Sábado, 15 de junio de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

La “dronificación” llega al Ejército de Tierra: cientos de RPAS para la Protección de la Fuerza

Los pequeños Black Hornet ya figuran en la dotación de algunas unidades y se espera adquirir pronto los del modelo más reciente. (MoD)

Desde hace unos años, las distintas unidades del Ejército de Tierra están recibiendo pequeños lotes de sistemas aéreos controlados a distancia (RPAS, Remotely Piloted Aerial Systems). La situación actual internacional, y experiencias recientes, han aconsejado al Ejército de Tierra una mayor inversión en todo tipo de RPAS y ya se están dando los primeros pasos significativos en ese sentido, lo cual es novedoso y positivo para las capacidades de las distintas unidades.

Se habían ido adquiriendo, a veces con fondos propios, algunos quadricópteros que han ido siendo usados para validar conceptos y para experimentar de cara a sacar lecciones que aplicar en futuras orgánicas y capacidades.

Unos pocos multicópteros han llegado a muchas unidades del Ejército de Tierra, proceso que ahora se multiplicará de forma exponencial. (Ejército de Tierra)

En fechas recientes se ha hecho público el Pliego de Prescripciones Técnicas (PPT) correspondiente al expediente PPT-570/80/SIPEE/087-24-21 del Mando de Apoyo Logístico del Ejército de Tierra (MALE). Contempla la adquisición de 114 sistemas de RPAS de la clase I y categoría Micro para la Protección de la Fuerza. Se tratará de sistemas de ala rotatoria, los de tipo multicopótero o multirotor, que contarán con módulo de sensores con cámara óptica e infrarroja, una estación para su control a distancia y hasta un posible simulador integrado para el adiestramiento.

Esos futuros RPAS serán más de 456 ejemplares, porque cada sistema incluirá al menos 4 aeronaves. Se van a invertir como máximo unos 22 de millones de euros y las aeronaves deberán tener un peso inferior de 2,5 kilogramos al despegue y ser capaces de vuelos de al menos 30 minutos. El paso que va a dar ya el Ejército de Tierra es de lo más necesario y define una apuesta clara por un concepto de material que los pelotones -de ahí su tamaño y peso ligero- llevarán consigo como un equipo más a la hora de cumplimentar sus misiones.

Parecen muchos 456, pero se trata de una cantidad inicial para aposentar un proceso que seguro continuará con otros de mayor tamaño y mejores prestaciones, con modelos nuevos que aporten más capacidad tecnológica y hasta con aquellos que tengan cierto potencial de ser usados como armas ofensivas para neutralizar a posibles oponentes.

Se ha previsto que con la compra en marcha el Ejército de Tierra reciba nada menos que 114 sistemas de RPAS con 4 aeronaves cada uno.

Los RPAS de vigilancia, de ataque, de…, son ya una realidad técnica y hay que aprovecharla en beneficio propio, más cuando su coste-eficacia es muy rentable de cara a operaciones tanto convencionales como asimétricas.

El Ejército de Tierra inicia ahora un camino que en pocos años va a permitir su transformación integral para que sus unidades cuenten con más y mejores recursos para cumplir aquellas misiones que se les asignen. Ahora, hay que avanzar para obtener personal técnico, vaya pilotos que vuelen los RPAS y sepan extraer de ellos un máximo rendimiento operativo, que los maneje, mantenga y use con la diligencia necesaria. (Octavio Díez Cámara)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.