Domingo, 29 de enero de 2023 Iniciar Sesión Suscríbase

Se cumplen 50 años de la incorporación de helicópteros a la Guardia Civil

El primer Bö-105 que se incorporó a la Guardia Civil se conserva como monumento en la sede principal del SAER en Torrejón (Madrid). (foto Julio Maíz)

El 9 de enero de 1973, la Guardia Civil recibió sus dos primeros helicópteros, Bö-105,  con ellos empezó actuar en junio de aquel mismo año la llamada Sección de Helicópteros, fue el inicio de una andadura que hoy, 50 años después, ha convertido al Servicio Aéreo de la Benemérita en una pieza fundamental.

Los orígenes del actual Servicio Aéreo (SEAR) de la Guardia Civil se remontan a los estudios sobre medios y necesidades llevados a cabo por la Benemérita a fines de los años sesenta, época en la que los asesinos a sueldo de ETA empezaron a actuar. Tras un periodo de estudios se eligió al modelo alemán Messerschmitt-Bölkow-Blohm (MBB) (hoy Airbus Helicopters) Bö-105, como primer material de vuelo

La Sección de Helicópteros contaba con una plantilla inicial de 20 agentes y estuvo basada inicialmente en el madrileño aeródromo de Cuatro Vientos, siendo traslada posteriormente a la base “Coronel Maté” de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra (FAMET),  en Colmenar Viejo (Madrid).

Los Bö-105 llevan 50 años al servicio de la Guardia Civil. (foto Julio Maíz)

Los Bö-105 realizaron su primera misión operativa de orden público en apoyo de una acción de la Guardia Civil en Pamplona, en junio de 1973, además supusieron una importante mejora en el apoyo operativo de las unidades del Cuerpo para realizar misiones de rescate (sobre todo en montaña), vigilancia, seguridad y transporte.

El éxito de este material, por entonces de última generación, llevo a encargar otras dos aquel año. En total, el Ministerio del Interior adquiriría 20 unidades para la Guardia Civil, a los se sumarian otra decena que anteriormente operaban las FAMET.

Las magníficas cualidades de este pequeño pero muy polivalente helicóptero ha quedado de manifiesto con la circunstancia de que actualmente en torno a una decena quedan al servicio del SEAR, sobre todo por el excepcional trabajo de sus mecánicos. También se han debido de mantener operativos, ya que su sustitución por los Airbus Helicopters H135 quedo a medias debido a la crisis económica que afectó a España a partir de 2008, y que no se pudo reanudar hasta el pasado año, con la adquisición de otros nueve, con lo que se podrá jubilar a los últimos Bö-105. (Julio Maíz Sanz)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.