Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Con cuatro años de retraso se adjudica el suministro de chalecos de protección balística y sus placas al Ejército de Tierra

El del suministro de chalecos de protección balística para el Ejército de Tierra es uno de esos contratos que se ha demorado hasta lo inexplicable por cuestiones burocráticas. Anunciado el expediente en agosto de 2017, se declaró el desistimiento del concurso tras la reclamación interpuesta por Fábrica Española de Confecciones S.A. (FECSA) que ahora finalmente se lo ha adjudicado.

Ahora FECSA se ha adjudicado los dos lotes que formaban el acuerdo marco de adquisición de chalecos de protección balística y sus placas balísticas. Este acuerdo marco de cuatro años de duración tiene un importe de 19 millones de euros que podría llegar a los 30,9 si se ejercen las dos prórrogas previstas. El primer lote está formado por los chalecos antifragmentos-antibala, adjudicado por 15,6 millones de euros, mientras que el segundo lote, formado por el conjunto de placas balísticas para el chaleco tiene un valor de 3,4 millones de euros.

Según los pliegos, el Lote 1 está formado por el chaleco de protección balística que incluye la funda exterior y paneles balísticos con precios unitarios máximos con impuestos de 314,6 y 629,20 euros, lo que arrojaría un precio unitario de cada chaleco con sus paneles de 943,8 euros. E lote 2 es el formado por un juego de placas balísticas con su bolsa con un precio de 1.391,50 euros. Los paneles balísticos incluyen delantero, trasero, cubrepelvis, mangas, hombros y gorguera.

Si bien no ha sido posible encontrar en los pliegos la cantidad exacta de chalecos y placas que se suministrará por cada año o en total, el autor ha calculado que en los cuatro años se trataría de 20.000 chalecos con sus paneles y 3.000 conjuntos de placas balísticas, muy por debajo de los 24.000 inicialmente previstos.

Un contrato prolongado en el tiempo

Como analizamos en julio del año pasado, el Consejo de Ministros autorizó la celebración de un Acuerdo Marco para la adquisición de chalecos de protección balística para el personal del Ejército de Tierra, por un valor estimado de 30.915.000 euros. Estos chalecos y placas sustituirán a los que vayan dándose de baja por cumplir su tiempo de vida útil y son los ahora encargados a FECSA.

En marzo de 2019 informábamos de la intención del Ejército de Tierra de adquirir dos nuevos tipos de chaleco, uno antifragmentos y otro de tipo “policial”, especialmente diseñados para el personal femenino. En la actualidad, existe en dotación un único modelo de chaleco antifragmentos, que es el que usan tanto hombres como mujeres y no existe un chaleco específico para militares que desarrollen funciones policiales.

Hay que retrotraerse a agosto de 2017 cuando la Plataforma de Contratación del Estado hacía público el expediente 2091117001500 de la Jefatura de Asuntos Económicos del Mando de Apoyo Logístico según la cual se adquirirían hasta 36.000 chalecos blindados por un importe que alcanzaría los 20.160.000 euros. Estaba previsto que las entregas comenzarían ese mismo año 2017 y se extenderían hasta 2020.

El Consejo de Ministros de junio de aquel año había autorizado la celebración de un Acuerdo Marco destinado a la adquisición de chalecos de protección balística para el Ejército de Tierra. Analizando los Pliegos de  Prescripciones Técnicas (PPT) y de Cláusulas Administrativas Particulares (PCAP) conocíamos más detalles de este equipamiento: chalecos antifragmentos con capacidad para proteger al soldado de fragmentos y proyectiles de armas ligeras del calibre 9 mm. o 357 mientras que con la adopción de las placas protectoras, la protección se amplía hasta el 7,62 x 51 mm.

El expediente se negoció mediante un procedimiento abierto con un plazo de ejecución de cuatro años más una prórroga prevista de otros dos. Se establecieron cuatro anualidades desde 2017 a 2020 con entregas de 6.000 unidades cada año y dos prórrogas previstas de 2021 y 2022 con otros 6.000 chalecos que tienen un precio unitario de 677,60 euros IVA incluido. Los cuatro años previstos inicialmente suponían por tanto la entrega de 24.000 chalecos por un importe de 16.262.400 euros incluyendo impuestos y de llevarse a cabo las dos prórrogas previstas, se entregarían 36.000.

Sin embargo en agosto de ese mismo año FECSA interpuso un recurso alegando que la cláusula 12 del Pliego de Cláusulas Administrativas Particulares (PCAP) infringía lo dispuesto en el artículo 10.1 de la ley de contratos del sector público en los ámbitos de la defensa y de la seguridad (LCSPDS) y la imposibilidad real de ejecutar la prestación del acuerdo marco en al año 2017 por lo ajustado de los plazos.

La cláusula 12 se refiere a la documentación a presentar por los licitadores, considerando la compañía que se alteraba el principio de reciprocidad del citado artículo. El Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales (TACRC) del Ministerio de Hacienda y Función Pública estimó el recurso de FECSA en el primer punto confirmando que la citada cláusula establecía una regulación diferente al artículo 10.1 de la LCSPDS haciendo además una remisión al artículo 141 del Texto Refundido de la Ley de Contratos del Sector Público (TRLCSP) que no era apropiada en ningún caso. Sin embargo en el otro punto no admitía el recurso al considerar que el procedimiento de acuerdo marco permitía la realización del proceso teniendo en cuenta además que las cantidades recogidas eran estimaciones. Finalmente el TACRC decidió acordar en septiembre la suspensión del procedimiento de contratación según lo previsto en el artículo 43 TRLCSP.

En febrero de 2019 la Jefatura de Asuntos Económicos del Mando de Apoyo Logístico del Ejército de Tierra declaró el desistimiento del expediente en virtud de los antecedentes, por no haberse continuado con la gestión del mismo tras la resolución del TACRC sin perjuicio de la facultad de iniciación de otro expediente en el momento oportuno. Este expediente sería el 2091120002500 anunciado en julio del año pasado, que ahora se ha adjudicado FECSA y del que solo se recibió una propuesta más para el lote 1 de chalecos además de la del adjudicatario. (José Mª Navarro García)

Fotografía: Uno de los chalecos de FECSA (FECSA)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.