Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Un CN235 de la Guardia Civil desplegado en Mauritania en respuesta a la crisis migratoria que vive Canarias

En respuesta a la grave y prolongada crisis de inmigración ilegal que vive Canarias, el Ministerio del Interior ha decidido que uno de los aviones del Servicio Aéreo (SAER) de la Guardia Civil opere desde el aeropuerto de la capital mauritana, Nuakchot, para tratar de apoyar el control del problema en origen.

 

Tal como comprobamos in situ, el CN235 que se va a enviar a Mauritana ya estaba desplegado el pasado mes de octubre en el aeropuerto de Gando (Gran Canaria),  que se ha convertido en el epicentro de esta nueva crisis que cada vez se parece más a la de los “cayucos” de 2006. Además, el Servicio Marítimo de la Guardia Civil de la provincia de Las Palmas, que tiene su principal sede en Corralejo (Fuerteventura), cuenta con importantes medios en la isla para intervenir, como también pudimos comprobar en el muelle Wilson,  donde atraca la patrullera de altura, “Río Guadalaviar” (A-10) de la clase Rodman 101.

 

Sobrepasada la capacidad de acogida en las islas, el pasado 5 de octubre buena parte de los inmigrantes allí hacinados durante semanas fueron trasladados precipitadamente a la Península, según el sindicato policial JUPOL, tras la visita al archipiélago, del ministro del Interior, Grande Marlaska, y de la comisaria europea del Interior, la sueca Ylva Johansson,  un día después.

 

Juntos informaron de las nuevas medidas tomadas, tanto por España como por la organización supranacional, que va aportar dos equipos de la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas (FRONTEX).  La idea es que el CN235 del SAER, diseñado como Maritime Patrol Aircraft (MPA), detecte en origen, con sus modernos sensores, las salida de las embarcaciones “fletadas” por las mafias, de forman que las autoridades mauritanas puedan detenerlas en sus aguas jurisdiccionales.

 

La Guardia Civil lleva desde la llamada “crisis de los cayucos” de  2006 manteniendo medios aéreos y marítimos en las costas occidentales del Sahel (Mauritania y Senegal). El SAER tiene desde aquel año un destacamento en el aeropuerto mauritano de Nualibou, que opera uno de sus veteranos Messerschmitt-Bölkow-Blohm (hoy Airbus Helicopters) Bö-105.

 

También en la zona operan equipos de guardias civiles y policías nacionales apoyando a las autoridades locales en la lucha contra la inmigración. Además, en la Comandancia de la Guardia Civil de Las Palmas de Gran Canarias, uno de los centros de mando claves del Ministerio del Interior para hacer frente a esta masiva entrada, trabajan agentes de enlace de las Gendarmerías de Marruecos y Mauritania. (Julio Maíz Sanz)

 

Fotografía: Uno de los dos CN235 del Servicio Marítima de la Guardia Civil. (foto Julio Maíz/defensa.com)

Patrullera del Servicio Marítimo de Las Palmas “Río Guadalaviar” (A-10) de la clase Rodman 101. (foto Julio Maíz/defensa.com)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.