Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Clausura el XXII curso de ascenso a oficial general en el CESEDEN

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha clausurado el XXII Curso de Actualización para el Desempeño de los Cometidos de Oficial General (CADCOG) cuya fase presencial se ha impartido en el Centro Superior de Estudios de la Defensa (CESEDEN).

Un total de 117 coroneles y capitanes de navío del Ejército de Tierra (41), Armada (22), Ejército del Aire (27), Cuerpos Comunes (15) y Guardia Civil (12) han realizado el curso que este año, por razones sanitarias, ha reducido la duración de su fase presencial a seis semanas y eliminado los viajes y visitas.

Este año se ha dado la mayor participación de mujeres en el curso, con cuatro coroneles de Cuerpos Comunes, tres pertenecientes al Cuerpo Militar de Sanidad y una al Cuerpo Jurídico Militar, aspirantes a seguir los pasos de Patricia Ortega, la primera mujer general de las Fuerzas Armadas españolas, que ascendió en 2019.  Los aspirantes al mando de general que han finalizado el curso forman parte de las promociones de finales de la década de los 80, las que integraron a las primeras mujeres y las que se marcharon en las misiones internacionales que transformaron las Fuerzas Armadas.

“Muchos de ustedes pertenecen a promociones donde ha habido personas que han dado su vida precisamente por defender la paz y la libertad en el mundo, no hay ejemplo de mayor generosidad”, ha recordado la ministra de Defensa a los oficiales que ejercerán el mando, la dirección y la gestión de las Fuerzas en la próxima década.

Robles ha puesto en valor “el liderazgo ético y el amor a España”; dos cualidades que tienen imbuidos “tanto los generales de hoy como los futuros”. El primero “porque tomar decisiones con arreglo a los principios éticos es lo más importante para ser un ejemplo, un referente”.  Y el segundo porque “el amor a España es el que nos lleva a todos a tratar de construir esa España mejor de la que sentirnos orgullos”, ha dicho Robles, que ha felicitado a los egresados y a las Fuerzas Armadas españolas que “aunque están para la guerra, sobre todo están preparadas para la grandeza de la paz”.

El director de la Escuela superior de las Fuerzas Armadas (ESFAS), general de División Miguel Ballenilla, ha invitado a los 117 aspirantes a seguir las recomendaciones de los clásicos sobre las virtudes que deben adornar a un general.

“Alfonso X El Sabio afirmaba que lo primero que tenía que tener un adalid era buen seso, es decir, inteligencia y sentido común”, ha evocado Ballenilla, para quien la lectura y la reflexión deben formar parte del estilo de mando.  “La tecnología no cambia o no debe cambiar los valores humanos o los militares, cambia eso sí las competencias profesionales que se requieren pero nunca la forma de ejercerla”, ha señalado sobre el imparable avance de las nuevas tecnologías.

El currículo del CADCOG, plenamente armonizado con el espacio europeo de educación superior, prepara a los futuros oficiales generales para ejercer “la acción de mando en la estructura orgánica y operativa de las Fuerzas Armadas y la alta dirección y gestión de sus recursos materiales, humanos y financieros”, según se establece en la Instrucción 49/2017 que aprueba el formato actual del curso.

En el acto de clausura han acompañado a la ministra la secretaria de Estado de Defensa, Esperanza Casteleiro; la subsecretaria de Defensa, Amparo Valcarce, así como los jefes de Estado Mayor del Ejército Tierra, general de Ejército Francisco Javier Varela y del Ejercito del Aire, general del Aire Javier Salto, entre otras autoridades civiles y militares.

Organizados en 10 grupos, los alumnos se han formado en diferentes materias correspondientes a cinco módulos: liderazgo, estrategia, planes, operaciones e inteligencia. Altas autoridades civiles y militares del Estado, así como conferenciantes del mundo empresarial, académico y político, imparten cada tema, que los alumnos preparan en debates y posteriormente realizan conclusiones dirigidos y orientados por un coronel mentor.

Una vez finalizado el curso con la nota de apto, la media de los que ascienden al empleo de general de Brigada o contralmirante es de un tercio de los convocados, aunque la proporción varía según los ejércitos. Además de la adquisición de conocimientos y capacidades, durante el curso se refuerzan habilidades de carácter transversal, como son el pensamiento crítico y el creativo y prospectivo; una comunicación eficaz, el liderazgo y trabajo en equipo, y el autocontrol y autoconfianza.

La Escuela Superior de las Fuerzas Armadas (ESFAS), creada en 1999, es la encargada de llevar a cabo los cursos para oficial general, en los que pueden tomar parte oficiales con empleo de coronel o teniente coronel y el número máximo de alumnos es de 120 plazas por curso.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.