Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Un cazabombardero F-16 estadounidense suelta en vuelo sus dos depósitos de combustible en Morón, Sevilla

Un cazabombardero F-16C  Fighting Falcon de la Fuerza Aérea de Estados Unidos o USAF (United States Air Force) se tuvo que desprenderse el pasado 16 de octubre de sus depósitos externos, tras detectar el piloto un fallo mientras despegaba de la andaluza Base Aérea de Morón.

La aeronave formaba parte de una amplia formación de 16 aparatos, que se han trasladado desde Estados Unidos a Oriente Medio para participar en la operación Inherent Resolve  que lucha contra el terrorismo islámico en Irak y Siria. De hecho el mismo día en que tuvo lugar el incidente se detectó, a través de una conocida aplicación de móvil, las trazas de tres aviones de reabastecimiento en vuelo de la USAF KC-10A Extender sobre el Mediterráneo Central, que estarían repostando en vuelo a dicha formación de aviones de combate, a tenor de al menos uno de los típicos movimiento en forma de hipódromo que se realizaban en estas misiones. 

Previamente, a primera hora de la mañana, cuando despegaban los F-16C de Morón uno de ellos detectó problemas, declarando emergencia, y procediendo a volver al aeródromo, siendo habitual en estos casos lanzar los depósitos de combustible, sujetos bajas las alas para que, en caso de sufrir un incidente, evitar un mal mayor. En octubre de 2016, defensa.com fue testigo in situ  de un caso similar en Albacete, que implicó a un avión del mismo modelo, aunque en este caso perteneciente a la Fuerza Aérea de Grecia.

Los depósitos cayeron sobre un olivar denominado Pago de Martinazo, muy cercano a la instalación del Ejército del Aire, perteneciente al término municipal de Arahal, que fue acotada por la Guardia Civil mientras se desarrollaron las tareas de localización. En esta extensa área han ocurrido al menos dos accidentes aéreos, siendo el más cercano en el tiempo el acaecido el 9 de junio de 2014, cuando se estrelló un Eurofighter del Ala 11 del Ejército del Aire, falleciendo su piloto, el capitán Fernando Lluna Carrascosa.

Un monolito en la misma finca recuerda que el 27 de junio de 1978 también fallecieron en la zona el  teniente José Carmona Gamero, y el alférez Rafael Milans Navarro, cuando a los mandos de un avión CASA/Dornier C-127 de la 407 Escuadrilla chocaron contra un buitre. (Julio Maíz Sanz).

Fotografía: Un F-16C de la USAF, debajo de su ala izquierda se ve un drop tank, similar a los lanzados por el aparato del incidente de Morón. (foto USAF).


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.