Sábado, 1 de octubre de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

Un carro de combate M60 del Ejército español en la campiña de Burgos

Uno carro de combate M60A3 TTS que utilizó el Ejército de Tierra español se puede ver en la pequeña localidad burgalesa de Quintanilla Cabe Rojas, tras ser cedido por la Institución castrense.

 

Es habitual que estén instaladas en las rotondas y zonas cercanas a las bases aéreas aeronaves fuera de servicio, especialmente del Ejército del Aire y del Espacio,  pero ver expuesto un carro de combate es un rara avis. Por ello nos ha llamado la atención la presencia de este carro de combate de origen norteamericano,  junto al casco urbano de este pequeño pueblo a 40 kilómetros de Burgos, cuyas autoridades municipales empezaron a gestionar su cesión con el Ejército de Tierra español en 2012.

Este M60A3 TTS, Tank Thermal Sight (TTS) o mira térmica para tanques, que era conocido con el sobrenombre de Patton (en honor al general norteamericano de la Segunda Guerra Mundial), fue trasladado a la localidad en 2014, procedente del acuartelamiento “El Empecinado” sito en Santovenia del Pisuerga (Valladolid), donde estaba almacenado.

Vista trasera del poderoso carro de combate M60A3 TSS. (foto Julio Maíz)

Vista trasera del poderoso carro de combate M60A3 TSS. (foto Julio Maíz)

Previamente fue, como es lógico, desprovisto de sus dos ametralladoras, (la coaxial al cañón de 7,62 mm y la de la torre de 12,70 mm), aunque se puede admirar su inutilizado cañón M68 de 105 mm, que es la versión norteamericana del mítico L7 británico, e igualmente conserva, a ambos lados de la torre, los lanzafumígenos.

Este carro de combate, sería el numerado 132 (1ª Compañía, 3ª Sección, carro nº 2) del Regimiento de Infantería Acorazada “Alcázar de Toledo” nº 61,  que estaba destinado en la Base del Goloso (Madrid), asignado a la antigua División Mecanizada “Brunete” nº 1, la actual Brigada Acorazada “Guadarrama” nº XII. Y decimos sería, porque las duras condiciones meteorológicas de la zona, con veranos cálidos e inviernos muy fríos,  han borrado gran parte de dichas marcas y del escudo de la Infantería española, que ahora solo se atisba en la parte delantera de la barcaza.

Detalle del frontal de la barcaza y parte de la torre, donde se aprecia la degradación de sus insignias. (foto Julio Maíz)

Detalle del frontal de la barcaza y parte de la torre, donde se aprecia la degradación de sus insignias. (foto Julio Maíz)

El monumento fue inaugurado en el verano de 2014, con muy poca difusión, apenas se mencionó en la prensa local, que aludió a algunas quejas, de veraneantes por su carácter militarista y la cercana presencia de una colonia de nidificación de abejarucos. Si bien se recabaron los oportunos permisos, incluidos los de la Junta de Castilla y León, y su presencia atrae visitantes a esta remota localidad de la amplia provincia de Burgos.

Las Fuerzas Armadas españolas recibieron a partir de 1992 un total de 310 carros de combate procedentes de los excedentes del US Army (ejército de los Estados Unidos)  en Europa de los modelos M60A1 y M60A3 TTS, anticipadamente dados de baja por Estados Unidos para cumplir lo pactado en el tratado de Fuerzas Armadas Convencionales en Europa (FACE). Los blindados estaban almacenados en Germersheim (Alemania), donde fueron seleccionados antes de trasladarlos a España. 

En concreto de los M60A3 TTS se entregaron un total de 260 unidades a España, la mayoría fueron a parar a las unidades del Ejército de Tierra español, aunque 16 unidades, junto a una unidad de la versión de recuperación del medio M88, se destinaron al TEAR (Tercio de Armada) de la Infantería de Marina española. Actualmente todo el material entregado de este tipo al Ejército de Tierra español, está dado de baja y en su mayor parte achatarrado, mientras que la Infantería de Marina todavía quedan algunos almacenados, en el seno del Tercer Batallón de Desembarco Mecanizado (BDMZ-III) del TEAR. (Julio Maíz Sanz)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.