Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Un C295 vendido a Mali bloqueado en España por el embargo estadounidense

En diciembre del año pasado Airbus anunciaba el encargo por parte de la República de Mali de un segundo avión de transporte C295 para su Armée de l´Air tras los buenos resultados del primer avión contratado en 2016. La llegada de este segundo aparato a Bamako estaba prevista para el pasado 6 de agosto, sin embargo la entrega no se ha producido por el embargo de componentes de fabricación estadounidense derivada de la inestabilidad política en el país africano.

El primer C295 para Mali acumula más de 1.770 horas de vuelo, habiendo transportado más de 50.000 pasajeros y 900 toneladas de carga en menos de cuatro años de servicio. El contrato del nuevo aparato incluía un paquete de soporte logístico integrado que incluía repuestos para las dos aeronaves y formación de tripulaciones y mecánicos.

Sin embargo el pasado mes de agosto medios malienses recogían declaraciones del coronel Souleymane Dembelé,  Director general de la Direction de l’Information et des Relations Publiques de l’Armée (DIRPA) (Dirección de Información y Relaciones Públicas del Ejército) informando sobre la situación del avión contratado debido al bloqueo en la licencia de exportación de equipos, sin precisar la procedencia.

Inestabilidad política

La situación en Mali puede considerarse cualquier cosa menos tranquila después de que a finales de mayo se produjera la detención del presidente Bah Ndaw y el primer ministro Moctar Ouane por parte de militares disconformes con la última reorganización del Gobierno de transición instalado tras el golpe de estado en agosto de 2020 que derrocó al presidente Ibrahim Boubacar Keita.  Este gobierno de transición tiene el compromiso de convocar elecciones a inicios del próximo año.

La respuesta internacional no se hizo esperar, condenándose el “intento de golpe de estado” o “secuestro”. Por ejemplo, un comunicado conjunto de la misión de la ONU en Mali (MINUSMA), la Comunidad de Estados Africanos Occidentales (CEDEAO), la Unión Africana, Francia, Estados Unidos, Reino Unido, Alemania y la Unión Europea “exigía la liberación inmediata e incondicional” de los políticos detenidos y de sus colaboradores.

Concretamente el Departamento de Estado de Estados Unidos anunció “sanciones a políticos y militares que pusieron en peligro el retorno a la democracia con la detención del presidente y el primer ministro”. Anunció además la “suspensión de la ayuda a las fuerzas de seguridad de Mali”.

El presidente y el primer ministro fueron obligados a dimitir y el 7 de junio el coronel Assimi Goita fue designado por la Corte Constitucional presidente de transición. Desde el primer golpe de Estado ocupaba el puesto de Vicepresidente, encargado de defensa y seguridad, habiendo liderado el Comité Nacional para la Salvación del Pueblo, que asumió el poder tras el golpe de Estado de 2020. Goita sufrió el pasado 21 de julio un intento de asesinato en la gran mezquita de Bamako.

En Mali hay presencia de militares españoles en la misión de la Unión Europea desde 2013, misión que tiene por objetivo ayudar al ejército de ese país a mejorar sus capacidades para recuperar la integridad territorial del país. Precisamente desde enero hasta el pasado mes de julio la misión EUTM-Mali ha estado dirigida por militares españoles por tercera vez. (José Mª Navarro García)

Fotografía: El primer C295W de Malí. (Santiago Blánquez Benitez)

El C295W en servicio en Mali (Airbus DS)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.