Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

C-UAS: Capacidad antidron para el Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo del Ejército del Aire

Con la extensión de tecnologías económicas y de amplia difusión que permiten obtener sistemas aéreos controlados a distancia, han proliferado las amenazas con ellos relacionados. Los designados en término genérico y popular como drones han llegado para quedarse y suponen un riesgo claro tanto a modo individual como operando en grandes grupos, los llamados enjambres.

El Ejército del Aire (EA) español tiene entre sus cometidos la Defensa Aérea general y las actuaciones antiaéreas en sus bases aéreas fijas y de despliegue, así como otras genéricas de Protección de la Fuerza. Con ese objetivo, mantiene organizada, en el seno del Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo (EADA), acuartelado en la Base Aérea de Zaragoza, la designada Escuadrilla SHORAD (Short Range Air Defense) con distintos afustes fijos y móviles de misiles antiaéreos que incluyen desde los Spada 2000/Aspide a los Atlas/Mistral. A esos medios que podría ser empleados, sobre todo los infrarrojos de corto alcance del último modelo, se les han añadido en los últimos tiempos, tras la publicación de la Directiva 23/19 del Jefe del Estado Mayor del EA (JEMA), otra serie de potencialidades y de ello nos hacemos eco: El designado sistema contradrones (C-UAS).

Han ido implementando, para actuar contra los drones LSS (Low, Slow, Small) en las bases aéreas y aeródromos del Ejército del Aire, varias capacidades en torno a la Escuadrilla de Defensa y Recuperación de la Capacidad Operativa (DYRCOE), en la que ya operaban con sistemas aéreos controlados a distancia como los RQ-11B Raven, que les van a permitir hacer frente a la presencia de medios aéreos de diferente tipo en torno a aquellas zonas en las que se les despliegue.

Por lo que sabemos, han recibido algunos equipos autónomos, adquiridos por procedimiento de urgencia, destinados a la propia localización/detección de esas amenazas, para así determinar su entidad, parámetros de vuelo y otros detalles que puedan ser relevantes para su conocimiento y para conocer su potencial nivel de agresividad. Junto a los medios técnicos de vigilancia zonal, suponemos que de corto alcance porque si requieren mayor capacidad de detección ya disponían de módulos térmicos y radares tridimensionales asociados a sus lanzadores antiaéreos, se les ha provisto de algunos desarrollos destinados a neutralizar tanto a los sistemas de guiado de esos drones, interfiriendo el enlace de ondas que permite su control a distancia, como a actuar físicamente contra las plataformas para neutralizar o controlar su trayectoria de vuelo, incluyendo en su actual panoplia de equipos de la Sección de Sistemas con diferentes recursos tecnológicos -algunos de la más avanzada capacidad tecnológica- con los que hacerles frente.

Con esa decisión el Ejército del Aire refuerza sus múltiples capacidades y responde a una necesidad ya contrastada, siendo posible que en un futuro a corto plazo se evolucione para obtener equipos más contundentes que sean determinantes a la hora de acabar con el problema que hoy, y seguro también en el futuro, representan unos medios económicos de obtener, fáciles de operar y con una notable rentabilidad en diversos tipos de acciones bélicas y no bélicas. (Octavio Díez Cámara)

Fotografía: Dentro del EADA se dispone de distintos sistemas ópticos, optrónicos, radáricos y térmicos para detectar distintas amenazas a diferentes distancias. (Octavio Díez Cámara)

El EADA ya operaba con algunos UAVs del Ejército del Aire y ahora aglutinará su capacidad de respuesta C-UAS del tipo LSS. (Octavio Díez Cámara)

Equipos de carácter portátil capacitan al EADA del Ejército del Aire para hacer frente a la amenaza que hoy suponen los drones volando cerca de las bases y aeródromos propios. (Octavio Díez Cámara)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.