Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Así será el nuevo Buque Logístico de la Armada que usará el Ejército español

Las principales características del futuro Buque Logístico de Transporte (BTL), el navío de la Armada destinado a transportar el material del Ejército de Tierra (ET), han sido desveladas por el jefe del programa de obtención, el capitán de navío Francisco Antón Brage.

Tras la baja de los buques “Camino Español” (A05) y  “Martin Posadillo” (A04), el ET necesita urgentemente un medio para el transporte naval de cargas, en especial de sus vehículos de ruedas y cadenas, es una de sus prioridades de adquisición, a fin de apoyar las operaciones que le asigna el Estado Mayor de la Defensa (EMAD), según publica este mes la Revista Española de Defensa (RED), órgano de prensa oficial del Ministerio de Defensa de España.

El medio informa que el programa del BTL se puso en marcha a finales enero de 2020, una vez que la Dirección General de Armamento y Material (DGAM) tuvo en su poder los Requisitos de Estado Mayor (REM) validados por el Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD). En el artículo, el capitán de navío Antón Brage, destinado en la Subdirección General de Programas de la DGAM, que asumió el pasado mes de  junio  la jefatura del programa BTL, informa que se busca obtener un buque o buques (podrían ser uno o dos) diseñados principalmente bajo estándares civiles más económicos, con sistemas a bordo de menor complejidad y dotados solo con armamento para asegurar su autodefensa.

En los Requisitos de Estado Mayor se contempla la necesidad de contar con un buque de transporte logístico, compatible con criterios ecológicos y de sostenibilidad desde el punto de vista ambiental. Tendrán una eslora inferior a los 159 metros, una manga de unos 18 metros y un calado máximo de seis metros, para que pueda entrar y atracar en el muelle del Arsenal de Cartagena (Murcia), justo a la entrada de la bocana del puerto, punto que la Armada tiene asignado a estos buques, que trabajan en favor del ET.

Como buque destinado al transporte de cargas preferentemente rodantes o Ro-Ro (Roll on-Roll off), uno de los aspectos más relevantes es que disponga de capacidad para alojar en sus cubiertas de tipo garaje entre 1.500 y 1.800 metros lineales de vehículos de ruedas y cadenas de muy diferentes dimensiones y características.

Se requiere que pueda llevar desde los pesados medios de cadenas, como los carros de combate Leopardo 2E y los VCI/C (Vehículos de Combate de Infantería /Caballería) Pizarro; a los de ruedas, como serán los futuros VCR 8x8 Dragón, y los actuales blindados BMR M1 y Centauro; además de medios de zapadores, lanza puentes, sistemas de misiles antiaéreos como los Patriot, NASAMS, vehículos grúa, autobuses, los grandes obuses de 155 milímetros, etc.                                  

La cubierta superior a la intemperie tendrá que ser lo más diáfana posible, para poder estivar el mayor número posible de contenedores e incluso helicópteros de diferentes modelos, obviamente con las palas plegadas o desmontadas. Deberá o deberán de contar con modernos sistemas de navegación incluida  cartografía electrónica W-ECDIS y de comunicaciones vía satélite y encriptadas.

El nuevo buque/buques de transporte logístico del ET deberá también contar al menos con dos cubiertas de carga, una interior y otra exterior, además de disponer de dos rampas, una en popa y otra en un costado, para embarcar y desembarcar el material rodante. Tendrá/n una dotación reducida a entre 35 y 40 miembros de la Armada, gracias a su importante automatización, aunque permitirán alojar a otras 45 personas, como podrían ser conductores u otro personal del ET. (Julio Maíz Sanz).

Fotografía:  Un BMR M1 de la Legión desembarcando del “Camino Español” (foto EMAD)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.