Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Las Armadas de Argelia y España se ejercitan juntas para reforzar la seguridad en el Mediterráneo

La fragata española “Álvaro de Bazán”, actualmente navío insignia de la flota permanente de la OTAN, ha llevado a cabo un ejercicio naval con uno de los más modernos navíos de la flota de Argelia, con el objetivo de entrenarse conjuntamente para ofrecer seguridad marítima en el Mediterráneo Occidental.

Una de las actividades de la segunda flota permanente de la OTAN o Standing NATO Maritime Group Two (SNMG2) es incrementar la cooperación entre el Mando del Componente Marítimo de la Alianza y las naciones adheridas al programa NATO Mediterranean Dialogue Programme, como es Argelia desde al año 2000.

En este caso la unidad naval protagonista ha sido la “Álvaro de Bazán”, que embarca el Estado Mayor de la SNMG2,  que manda desde el pasado mes de julio el contraalmirante Manuel Aguirre Aldereguia. El ejercicio se ha realizado tras la visita de la fragata “Álvaro de Bazán” (F-101), que es la navío diseñado y construido por Navantia que da nombre a  su clase,  a la ciudad de Argel entre los días 12 y 14 de septiembre.

Para el ejercicio,  el 14 de septiembre, la Fuerza Naval de las Fuerza Armadas Populares Nacionales de Argelia aportó uno de su más moderna fragata (entregada en 2018) la “El Moudamir” (911), la segunda de la Clase “El Radii”, que se corresponden al tipo MEKO A-200AN, de diseño y construcción alemana, por Blohm+Voss. A este moderno navío la Fuerza Naval argelina sumó un helicóptero, que según las imágenes podría ser uno de sus Leonardo AW101, a esta aeronave se habría sumado el Sikorsky SH-60B Seahawk y su dotación de la Décima Escuadrilla de la Flotilla de Aeronaves (FLOAN) de la Armada que va embarcado en el navío de escolta español.

El entrenamiento consistió en un ejercicio de paso o PASSEX según la terminología internacional, además de adiestramientos en el campo de las comunicaciones y maniobras navales, “que son clave para trabajar juntos en el mar y apoyar la seguridad marítima colectiva en la región”, según precisa la SNMG2 en su web.

La escala previa en Argel, como otras vistas a puerto anteriores, se vio afectada por las medidas contra el COVID, por lo que se redujo el movimiento de la dotación y demás personal militar embarcado, para garantizar que las dotaciones no se contagien, y garantizar así la disponibilidad de la fuerza naval.

El contralmirante Aguirre, declaró: “Una cooperación reforzada entre la OTAN y la Armada de Argelia es clave para la seguridad marítima en el Mediterráneo. Avanzar en esta cooperación y fortalecer la asociación con Argelia es el objetivo de la visita. (…) Creo que el objetivo se ha logrado”. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: El capitán de navío Aguirre, en el centro de espaldas, observa el paso de la fragata  “El Moudamir”. (Foto Armada)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.