Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La Armada liderará las fuerzas de operaciones especiales españolas en Irak

En fechas próximas la FGNE (Fuerza de Guerra Naval Especial) liderará por primera vez el mando de las fuerzas especiales españolas que operan en Irak, en el marco de la operación multinacional “Inherent Resolve” que combate el terrorismo islámico en Irak.En 2015 España comenzó su participación en la coalición internacional, mediante la puesta en marcha de la denominada operación AI (Apoyo Irak), que empezaba a materializarse el 22 de enero de aquel año con la llegada a Bagdad de los primeros 30 efectivos del MOE (Mando de Operaciones Especiales) del ET (Ejército de Tierra).

Esta unidad de Operaciones Especiales o SOTG (Special Operations Task Group), ha sido  relevada periódicamente siempre contando con una cantidad variable de personal del MOE y de la FGNE y el EZAPAC (Escuadrón de Zapadores Paracaidistas) del Ejército del Aire, dependiendo de las capacidades requeridas y de otros compromisos operativos, aunque correspondiendo siempre el mando de la fuerza a un teniente coronel del MOE. Dependiendo del relevo la FGNE  proporcionaba un SOTU (Special Operations Task Unit) que operaba en la zona de Bagdad y un oficial encuadrado en la Plana Mayor del SOTG como auxiliar de operaciones.

Mientras el grueso del contingente español que opera en la gran base de Besmayah, fuerzas de operaciones especiales españolas despliegan en Bagdad, Al Taqaddum y Taji, donde adiestran y apoyan a las fuerzas especiales y los diferentes servicios contraterroristas del Gobierno iraquí.

La labor del SOTG español se realiza en el marco de la acción combinada de las fuerzas especiales de la coalición,  integrándose en la Fuerza Operativa Conjunto-Combinado de Operaciones Especiales en Irak o CJSOTF-I (Combined Joint Special Operations Task Force-Irak), liderada por EE.UU. y compuesta por unidades de operaciones especiales de varios países y que tiene como objetivo la derrota militar del Daesh mediante lo que se designa como Asistencia Militar a las fuerzas de operaciones especiales iraquíes.

El carácter conjunto de esta rotación del SOTG es más marcado que en relevos anteriores ya que la PLM, si bien tiene un componente principal procedente de la FGNE, integra una mayor participación de los otros ejércitos.  Así mismo, el STOG contará con equipos operativos procedentes de las tres UOEs (MOE, FGNE y EZAPAC).

El SOTG y sus unidades subordinadas tendrán cometidos de asesoramiento y asistencia o como se conoce en el argot OTAN Advice and Assist, durante el acompañamiento de las unidades de operaciones especiales iraquíes en desarrollo de sus misiones.

Como el resto de operaciones nacionales, el Mando de Operaciones es el responsable de la conducción de la operación. Dadas las características de la fuerza a desplegar y su composición conjunta, delega en el Mando Conjunto de Operaciones Especiales (MCOE) su evaluación previa al despliegue. Así mismo, desde el MCOE se realiza seguimiento de todos los despliegues de las Unidades de Operaciones Especiales y el asesoramiento y apoyo en beneficio de cualquier Zona de Operaciones donde haya desplegado un boina verde.

Frente a despliegues del SOTG anteriores, no se contará con el apoyo (debido a su repliegue a Territorio Nacional), que se mantenía de forma ininterrumpida desde octubre de 2017 (seis despliegues), del destacamento de la Undécima Escuadrilla de la Flotilla Aeronaves (FLOAN) de la Armada ni con el personal analista de imágenes de la BRIMAR y de la Sección de inteligencia de la Flota. Durante todo su despliegue la Undécima Escuadrilla y su “Sombra” (código radio de sus drones o RPAS (Remotely Piloted Aircraft Systems)) han superado las 1.000 horas de vuelo proporcionando ISR a las fuerzas de la coalición. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: Detalle de los insignias, que utilizan los miembros de los STOG de la FGNE que operan en Irak- (foto: FGNE)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.