Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

La Armada española “rescata” a los cascos azules

Prepararse para una intervención y rescate en favor de las fuerzas de la ONU en un territorio hostil está siendo la principal premisa de trabajo en el macro ejercicio Flotex- 21, que está desarrollando la Armada española en aguas del Golfo de Cádiz, dirigido por su Cuartel General Marítimo de Alta Disponibilidad (CGMAD).

Un impresionante despliegue formado por 3.632 militares (incluidos 760 infantes de Marina (IM)), 14 buques, 12 aeronaves, ocho lanchas de desembarco, 97 vehículos están protagonizando la fase final del referido ejercicio, que es dirigido in situ desde el navío anfibio “Castilla” (L-52) por parte del principal responsable del CGMAD, el vicealmirante José María Núñez Torrente y su Estado Mayor.

Como en otras ocasiones el CGMAD planificó milimétricamente previamente un supuesto escenario de crisis, que se va agravando progresivamente, y la composición de una fuerza de tarea combinada o  Combined Task Force (CTF) de  la Armada, que resuelva la situación. Como puntualizó el citado almirante, estamos ante un ejercicio combinado, ya que participa el Ejército de Tierra (ET) y el Ejército del Aire, y conjunto dada la participación internacional, en concreto de la Fuerza Marítima Europea (EUROMARFOR), que aporta el navío asignado por la Marine Militare italiana a la fuerza, la moderna fragata “Luigi Rizzo” (F-595).

El supuesto, que aunque simulado podría materializarse en cualquier punto de planeta, de ahí la importancia de la preparación, se basa en que a una nación denominada Iberia se le solicitaba por parte del Consejo de Seguridad de la ONU, que preste  apoyo inmediato para rescatar contingente de cascos azules, que opera en un estado denominado Larland (situado al sur de España).

Dicho escenario ficticio, se sitúa en la península de Medkan (Iberica), en cuyo punto sur está uno de los principales pasos del tráfico marítimo internacional, las fuerza militares y de seguridad de Larland sufren ataques constantes de un grupo terrorista, atentados que además están empezando a devenir en una guerra hibrida, auspiciada por un país fronterizo, enriquecido por la exportación de hidrocarburos, denominado Turrike. Ante estos constantes atentados, incluso contra la señalada fuerza de la ONU, se hace necesario llevara a cabo la evacuación de ésta, mediante la puesta en marcha de un desembarco, que cree una zona segura, desde la cual evacuarlos por vía marítima a un puerto seguro.

El pasado jueves 28 de octubre, la CTF realizó un ensayo del supuesto más delicado del supuesto marcado por el Flotex- 21, el de la puesta en marcha de una operación anfibia, por parte de los infantes de Marina del Tercio de Armada (TEAR), embarcados en el citado “Castilla” y en el principal buque participante, el de desembarco con cubierta de vuelo continua o Landing Helicopter Dock (LHD) “Juan Carlos I” (L-61).  Aunque, como resaltó el vicealmirante, el desembarco de dicha fuerza al mando del general de Brigada José Luis Souto Aguirre (actual Jefe del TEAR), se propicia por el planificado trabajo previo del resto de elementos de la Armada que componen la CTF, como sería el de Medios Contra Minas (MCM) que verificó y limpió las aguas colindantes a la zona del desembarco, materializado en el campo de maniobras del Retín (Cádiz). (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: Uno de los veteranos helicópteros SH-3D “Sea King” de la Armada, al fondo el LPD “Castilla”. (foto Julio Maíz/defensa.com)

El referido vicealmirante José María Núñez Torrente, actual máximo responsable de CGMAD. (foto Julio Maíz/defensa.com)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.