¿Desea recibir notificaciones de www.defensa.com?
X
Viernes, 12 de abril de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

La Armada cede al Ayuntamiento de Benidorm una de las hélices de la antigua corbeta “Cazadora”

La flamante hélice de la antigua corbeta “Cazadora” luce en una rotonda de Benidorm. (foto Julio Maíz)

La Armada española ha estrechado sus históricos lazos con Benidorm mediante la cesión de una hélice de la antigua corbeta “Cazadora” a la ciudad mediterránea.  El evento, el pasado día 21 de marzo, tuvo lugar en el punto en el que se ha instalado el propulsor, una rotonda de reciente construcción en la zona de la playa del Poniente, en la confluencia de las avenidas de Xixo y Armada Española.

La hélice fue sometida a un exhaustivo proceso de limpieza y pulido y junto a ella se ha colocado una placa descriptiva con algunos de los datos más relevantes de la corbeta, en su última época patrullero de altura, “Cazadora”. El acto, presidido por el almirante director del Instituto de Historia y Cultura Naval de la Armada (R), Enrique Torres Piñeyro y el alcalde, Antonio Pérez Pérez, comenzó con el izado de la bandera nacional de España en un mástil instalado junto a la hélice, para descubrir a continuación la placa conmemorativa de la cesión de la Armada a la ciudad.

Estuvieron también presentes el general jefe del Mando de Operaciones Especiales (MOE), Francisco García Almenta; el comandante naval de Alicante, Joaquín Vegara, autoridades civiles y militares, representantes de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado (CFSE), el párroco de San Jaime, Juan Antonio González; así como representaciones de asociaciones y colectivos de la localidad levantina.

Tras la protocolaria firma de cesión de la hélice y la bendición por el párroco de San Jaime, el almirante Torres se dirigía a los presentes para recordar que “he navegado muchas millas con esta hélice y cuatro décadas después ninguno de los dos prestamos ya servicio”. Torres ha afirmado que la hélice será “un símbolo de las ideas de paz y del hermanamiento de Benidorm con la Armada”.

Pérez ha puesto el acento en la vinculación histórica de Benidorm “con las cuestiones del mar” que dijo, “son parejas a nuestro hito fundacional”. “Con el Mediterráneo y junto a él hemos labrado nuestra historia y dado a España una larga pléyade de marinos ilustres que han destacado en el corso, la almadraba, la marina mercante y la marina militar” ha enfatizado el alcalde, que también ha rememorado algunas de “las innumerables páginas de hechos que relacionan la conjunción de Benidorm y nuestra marina militar”.

Ceremonia de inauguración del monumento de la hélice “Cazadora”, a la derecha el alcalde Pérez, y a la izquierda el almirante Torres. (foto Ayuntamiento Benidorm)

Antes de finalizar, Toni Pérez también aludió a la corbeta “Cazadora”, que “prestó servicios en cuantas misiones nacionales e internacionales, de seguridad marítima, vigilancia y patrulla, de control y de paz fue comisionada; y siempre portando y dejando bien alto el pabellón nacional”.

La corbeta “Cazadora” (F-35), fue el quinto buque de la clase Descubierta que junto a sus cinco “hermanas” formaban la 21ª Escuadrilla de Escoltas de la Armada. Fue construida por la Empresa Nacional Bazán (hoy Navantia) en los astilleros de Ferrol (La Coruña) y botada el 17 de octubre de 1978, siendo la madrina doña Amparo Illana de Suárez, esposa del entonces presidente del gobierno Adolfo Suárez.

Fue entregada a la Armada el 20 de julio de 1981, estableciendo su base en Cartagena. En el año 2004 fue reconvertida en patrullero de altura adoptando la numeral P-78, trasladando su base a Las Palmas de Gran Canaria y regresando nuevamente a Cartagena en 2012. Por último, fue dada de baja el 26 de abril de 2018 en el Arsenal de Cartagena, como ya publicó defensa.com, tras haber navegado durante sus 37 años de servicio más de 566.000 millas en 3.507 días de mar y haber recalado en un total de 83 puertos nacionales e internacionales y visitado 25 países.

Participó en las operaciones de embargo a Irak, EUROMARFOR, Active Endeavour, Noble Centinela, UNIFIL (Líbano), Indalo, Golfo de Guinea y numerosas operaciones vigilancia y seguridad marítima. Desde su conversión en patrullero y hasta que causó baja en la Armada, formó parte de la Fuerza de Acción Marítima (FAM) que, dentro de la Flota, está formada por el conjunto de unidades que tienen por cometido principal prepararse para proteger los intereses marítimos nacionales y el control de los espacios marítimos de soberanía e interés nacional, encargándose, con un enfoque integral, de asegurar la cooperación permanente con los diversos organismos de la Administración con competencias en el ámbito marítimo, lo que constituye la contribución de la Armada a la Acción del Estado en la Mar. (Julio Maíz)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.