Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Un A400M del Ejército del Aire dañado por un ave en Zaragoza

Un A400M del Ala 31 del Ejército del Aire  colisionó con una gran ave mientras despegaba en la base aérea de Zaragoza, lo que ocasionó un importante agujero en su fuselaje. El incidente obligaba a la aeronave T.23 (según designación militar española), a tener que realizar un aterrizaje de emergencia.

Las imágenes muestran lo aparatoso del impacto en uno de los paneles inferiores del fuselaje del avión diseñado y fabricado en San Pablo (Sevilla) por la multinacional Airbus Defence & Space (DS). Los signos del choque más visibles son el agujero  lateral de algo más de un metro en el fuselaje, además se ven los restos del ave, según se aprecia en las fotos tomadas con móvil, que corrieron por WhatsApp como la pólvora.

Los hechos ocurrieron el pasado 7 de mayo, cuando el avión sufría el impacto muy posiblemente de un buitre o una cigüeña dada la magnitud de los daños, lo que internacionalmente se denomina como bird-strike.  Este tipo de incidentes son frecuentes tanto en la aviación comercial como militar, a pesar de las múltiples medidas que se toman, como el uso de halcones para ahuyentar las aves potencialmente peligrosas de las proximidades de las pistas, como hace el Ejército del Aire.  En ocasiones la ingestión de pájaros por los motores provocan las paradas de éstos, como fue el caso del Airbus A321 de la compañía rusa  Ural Airlines que en agosto de 2019 se tragó varias gaviotas, mientras transportaba a 226 pasajeros y una tripulación de siete personas entre el aeropuerto moscovita Zhukovsky hasta el de Simferopol (Crimea). Un aterrizaje de emergencia salvó a los ocupantes pero provocó gravísimos daños a la aeronave.

El 16 de agosto de 1994, el Ala 15 del Ejército del Aire perdió uno de sus EF-18  sobre el cercano polígono de tiro de las Bardenas Reales (Navarra) por culpa de un buitre. Esta gran ave carroñera colisionó o fue ingerida con el motor derecho del aparato provocando un fallo, que obligó al piloto a eyectarse, y la destrucción del cazabombardero.

Los A400M del Ala 31 están realizando misiones de transporte de material sanitario para combatir la pandemia, trayéndolo desde China y países europeos y trasladándolo a diferentes puntos de España. Además han realizado una evacuación de personal militar afectado por la pandemia desde Yibuti, como ya informó defensa.com.

Los daños en la aeronave fueron evaluados por los ingenieros y mecánicos del Ala 31 Zaragoza. Fuentes del Ejército del Aire afirmaron que la reparación no supondrá grandes problemas. Según las imágenes, los daños se centran en uno de los paneles de la parte inferior del fuselaje, sin afectar aparentemente a elementos esenciales de la aeronave, por lo que con la sustitución de este elemento fabricado con materiales compuestos (basados en fibra de carbono), estará de nuevo la aeronave en línea de vuelo. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: Imágenes de los daños ocasionados por el “bird-strike” en el A400M del Ala 31.

Otra de las imágenes de los daños en el A400M español.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.