Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Los proyectos de General Dynamics European Land Systems-Santa Bárbara Sistemas

La actualidad de GDELS-SBS y del Ejército de Tierra español pasa indudablemente por el programa VCR (Vehículo de Combate de Ruedas) 8x8 “Dragón”, pero hay más programas y otros que podrían ponerse en marcha en breve, si tenemos en cuenta las necesidades derivadas de la nueva estructura “Fuerza 35”.

Las noticias más recientes pasan porque la fase de licitación del contrato de producción del 8x8 podría iniciarse antes del verano, coincidiendo con la evaluación de los demostradores tecnológicos que están actualmente en ejecución. Esta decisión estaría fundamentada en un grado de madurez suficiente de dichos demostradores, de tal manera que pudiera firmarse el contrato de producción antes de que acabe este año y comenzar la producción de baja cadencia en 2020, para entregar los primeros vehículos a finales de ese mismo año.

También se contempla que cambie el contratista principal del programa, que pasaría a ser un interlocutor único en lugar de la Unión Temporal de Empresas formada por General Dynamics European Land Systems-Santa Bárbara Sistemas (GDELS-SBS), Indra y SAPA. Esta UTE es la encargada de la fase de diseño, que incluye la entrega de los cinco demostradores, hito que tendrá lugar previsiblemente este verano. A partir de entonces comenzará la de verificación, validación y pruebas, que correrá a cargo de la Brigada de la Legión.

El programa alcanzó un hito el pasado mes de diciembre con la aprobación del techo de gasto de 2.100 millones de euros para la primera fase del programa, que contempla la entrega de 348 vehículos, pero que podría llegar en posteriores fases hasta casi 1.000. Esta supondrá un importante aporte de facturación y de empleo a las plantas de General Dynamics European Land Systems-Santa Bárbara Sistemas (GDELS-SBS) de Alcalá de Guadaira (Sevilla) y Trubia (Asturias), además de las de Indra en Aranjuez (Madrid) y la de Andoáin (Guipúzcoa) de SAPA.

Sobre la decisión de aumentar el techo de gasto, el director general ejecutivo de GDELS-SBS, Antonio Bueno, afirmó que se trata de una muy buena noticia, tanto para las Fuerzas Armadas, como para la industria en su conjunto. La compañía consolida una ingeniería que integra todas las tecnologías y permite dar crecimiento a los sistemas a largo plazo, dentro de una arquitectura abierta, integrando sistemas diversos, actuando como empresa tractora.

Antes, el mes de noviembre, tuvo lugar la Revisión Crítica de Diseño (CDR) de los programas tecnológicos en las instalaciones de Alcalá de Guadaira. En este programa, uno de los más importantes del Ejército de Tierra en los próximos años, GDELS-SBS es la autoridad de diseño de la plataforma elegida para los programas tecnológicos, el Piraña 5. Esto asegura la gestión de la configuración y el ciclo del producto, así como la adaptación de los sistemas a la evolución de los requerimientos y misiones.

La familia “Pizarro” y soluciones autónomas

Otra de las principales plataformas es el vehículo de combate de Infantería y Caballería Pizarro, del que el Ejército de Tierra dispone de 144 de la primera fase. Para este sistema estudia una actualización con la que se pretende mejorar su protección y movilidad. Los 83 vehículos de línea de la Fase II fueron entregados en 2017, incorporando innovaciones tecnológicas, como la transmisión de lógica binaria desarrollada por SAPA.

Esta Fase II contempla el suministro de los 36 VCZAP (Vehículo de Combate de Zapadores) basados en la plataforma ASCOD evolucionada, dotada de máxima protección. Está previsto que este mismo año se suministre el prototipo y que las entregas finalicen en 2021. Se trata de un diseño que permitirá a los zapadores operar con una movilidad y protección similar a la de unidades dotadas con Leopard 2E o el futuro VCR. Contará con diferentes implementos para tareas específicas, como hoja empujadora, rodillo antiminas o arado antiminas, fácilmente montables o desmontables gracias a un sistema de fijación rápido.

Sobre la variante Cargo basada en el Pizarro, GDELS-SBS ha diseñado una serie de versiones, como un sistema artillero con un cañón de 155 mm. para reemplazar al veterano M-109, la plataforma para dotar de elevada movilidad al nuevo sistema de cohetes de artillería. Podrían configurarse otras, que van desde puesto de mando porta-mortero, vehículo de transporte de personal o munición, que permitirían homogeneizar la flota y reducir el coste de mantenimiento.

A finales de enero la compañía presentó al Ejército de Tierra sus soluciones de sistemas autónomos y robóticos. Pasan por la adopción de la tecnología drive-by-wire en las plataformas actuales para operar electrónicamente el tren de rodadura y emplearlos de forma parcialmente autónoma. Combinando esta tecnología con el aprendizaje automático resulta el proyecto Forte, que se basa en el seguimiento de vehículos blindados a uno que va en cabeza, que a su vez puede ser operado remotamente. Sobre la plataforma LAV se han desarrollado los programas ARA y ATSA, respectivamente dedicados a la memorización de la ruta y el aprendizaje de otra, una vez realizada por un conductor.

La integración de UAV y plataformas terrestres se ilustró con el proyecto Skywath, que contempla el empleo de un vehículo aéreo no tripulado desde un 8x8 Piraña. El UAV remite al jefe de este último las imágenes captadas, de tal manera que pueden emplearse para mejorar la conducción y anticipar amenazas en la ruta. Otra solución autónoma es el MUTT, un vehículo no tripulado de carga, que puede incluso recibir de armamento. Para algunas de estas aplicaciones resulta de interés el Pizarro Cargo, que puede actuar como nodriza, portando y operando remotamente los sistemas aéreos o terrestres.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.