Jueves, 18 de agosto de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

Los radares navales de Hensoldt en América

Hensoldt ha logrado posicionarse en América como unos de los principales proveedores de alta tecnología en el ámbito de la detección y protección. Ya son 3 las marinas militares, Brasil, Estados Unidos y Chile, que usan o lo harán el avanzando radar AESA (Active Electronically Scanned Array) TRS-4D.

 

El radar TRS-4D es el último miembro de la familia de radares navales de banda C (G de la OTAN) del fabricante. Está disponible con una antena giratoria de una sola cara y también en una configuración de 4 paneles fijos. Basado en la más avanzada tecnología de sensores AESA con múltiples haces formados digitalmente, la nueva generación TRS-4D ha abierto una nueva dimensión para las misiones navales. Este radar de última generación se diseñó en origen con 4 antenas fijas de escaneo electrónico activo (AESA), 2 de las cuales cubren la parte delantera y 2 la parte trasera del buque, produciendo así una conciencia instantánea completa alrededor de la plataforma.

 

También contamos con la versión de escaneo giroscópico electromecánico de 360º. Esta versión fue elegida por la Marina brasileña para equipar sus nuevas fragatas Tamandaré y actualmente se están instalando en el buque de combate litoral (LCS) de la US Navy y son utilizados, además, por la Armada de Chile como parte de su programa de modernización, nos comenta Luis Gueren, director de Marketing de Hensoldt en Latinoamérica. El TRS-4D se caracteriza por su alta disponibilidad operativa para misiones largas, altamente adaptable a las necesidades de la misión gracias a su gestión flexible definida por software.

 

LCS (Littoral Combat Ship)

 

El LCS (Littoral Combat Ship) “Freedom” de la US Navy cob radar TRS-4 “Rotator”.

 

Radares Kelvin Hughes “Sharpeye”

 

Los radares de navegación naval de Kelvin Hughes (una empresa de Hensoldt), SharpEye Mk 11 y Mk 5 son Doppler de banda X de alto rendimiento para buques de guerra y pequeñas embarcaciones, evitando colisiones y proporcionado un conocimiento de la situación de manera muy fiable a bajo coste y con poco mantenimiento.

 

Como empresa innovadora, estamos siempre trabajando en nuevas características y soluciones. Acabamos de combinar el radar Mk11 con la antena Hensoldt IFF (Identificacion Friend-or-Foe). De esta forma podemos proporcionar una unidad de giro integrada, que reúne la capacidad del radar de vigilancia ‘SharpEye’ con un sistema de antena IFF. Esto responde al desafío de las embarcaciones más pequeñas, utilizadas por las marinas, los guardacostas y las agencias fronterizas, proporcionando un alto rendimiento en todas las condiciones, a la vez que se reduce el espacio necesario, afirma Gueren.

 

Los radares de Kelvin Hughes han sido instalados por armadas de distintas partes mundo, por ejemplo, en la clase Kormoran de la armada de Polonia, que está equipada con el Sharpeye Mk 11. Para embarcaciones más pequeñas el SharpEye MK 5 es el radar óptimo, en tanto es un sistema naval dirigido a buques de patrulla marítima y a los de guardias costeras con un desplazamiento inferior a 150 ton. Se han instalado en buques de más de 30 marinas y guardacostas de todo el mundo y la versión Mk 5 pone esta tecnología a disposición de una gama aún más amplia de buques.

 

TRS-4D en uma fragata “Type 23”

 

TRS-4D en uma fragata “Type 23” de Chile (foto Nicolas Garcia)

 

Una de las características de Sharpeye es que diferentes usuarios pueden compartir las imágenes optimizadas, con salida de vídeo y control a través de una LAN Gigabit e informes de estado. Su procesamiento Doppler realiza la detección de objetivos y proporciona características tácticas navales, como la frecuencia de transmisión seleccionable, el modo de baja potencia y la transmisión por sectores (con el software de visualización adecuado).

La tecnología que hemos incorporado en ‘SharpEye’ elimina la necesidad de magnetrones y componentes de alto voltaje, como los moduladores en el transceptor. Por consiguiente, la fiabilidad del transceptor aumenta considerablemente, explica Luis Gueren. 

 

La longitud de los pulsos transmitidos aumenta de modo que la energía radiada es más que equivalente a la antigua tecnología de magnetrón. Esta técnica permite un rendimiento de detección superior, especialmente en condiciones meteorológicas adversas, que es exactamente cuándo se necesita que el radar funcione. Los transceptores de estado sólido SharpEye están situados en la parte superior de la unidad, que está fabricada con un compuesto de carbono y aporta ventajas adicionales, como la facilidad de instalación y la alta fiabilidad. El uso de un sistema de motor de accionamiento directo, en lugar de la tradicional caja de cambios de la antena, reduce, por otra parte, el mantenimiento.

 

fotografia portada: Fragata de Alemania con TRS-4D en versión de 4 paneles.

 

TRS-4D

TRS-4D permite una detección a 360° de altas prestaciones.
 

Radar Mk11

Radar Mk11 de banda X con antena IFF, ambos de Hendoldt.

Cazaminas de la Clase “Kormoran” equipado con un “Sharpeye Mk 11”

Cazaminas de la Clase “Kormoran” equipado con un “Sharpeye Mk 11”.

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.