Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

PrecISR, o cómo enfrentar las amenazas con el mejor conocimiento de la situación

“PrecISR”, el radar de vigilancia multimisión aerotransportado de Hensoldt, se está revelando como una solución estratégica capaz de dar respuesta a la creciente complejidad de los escenarios militares, que requieren del desarrollo progresivo de nuevas tecnologías para radares, junto con sus sofisticados algoritmos y modos de operación. El sistema ha demostrado una integración simple y un rendimiento de detección extraordinario.

Hensoldt y sus compañías predecesoras tienen una larga historia en el desarrollo de radares para aplicaciones aerotransportadas, espaciales, navales y terrestres, siendo líderes en Europa y estableciendo tendencias tecnológicas para futuros desa­rrollos y operaciones de radares. La compañía cuenta en su portafolio con sistemas y sensores aerotransportados para misiones de inteligencia, vigilancia y reconocimiento, que pueden ser suministrados individualmente, como el radar PrecISR para aviones pequeños o los kits ISR (Intelligence, Surveillance and Reconnaissance) más complejos, para aviones medianos como el C295.

Todas las soluciones de Hensoldt están listas para ser integradas en plataformas nuevas o para la modernización de aviones en operación. Dentro de la cartera de ISR aerotransportado de Hensoldt se encuentran soluciones como el radar PrecISR, de apertura sintética AESA (Active Electronic Scanning Array) de última generación; identificación amigo-enemigo IFF (Identification Friend-or-Foe) Modo 5, certificado para operar en la OTAN; los electro-ópticos EOIR de alto rendimiento Argos y Goshawk; guerra electrónica con el sistema Kalætron de ESM digital y modular con inteligencia artificial; data link Lygarion encriptado de banda ancha en C y Ku; y el sistema de mando y control Argosia, de arquitectura flexible y abierta.

foto: Cessna “Grand Caravan” de H3 Mission Systems con radar “PrecISR”.

PrecISR

En un mundo complejo con amenazas impredecibles y en constante cambio, tener una mejor información es la clave para mantenerse a la vanguardia y mitigar las amenazas. El PrecISR (derivado de preciso y pronunciado como pri’saiser) forma parte de la nueva familia de radares de vigilancia multimisión aerotransportados de Hensoldt. La creciente complejidad de los escenarios militares y comerciales requiere un desarrollo progresivo de nuevas tecnologías para estos sensores, junto con sus sofisticados algoritmos y modos de operación. La variedad de roles y tareas en las misiones de los futuros escenarios operativos requieren el más alto rendimiento del sensor, capacidades multimodo y multibanda, así como un control flexible del radar y la forma de onda.

La familia de radares PrecISR incorpora los últimos logros en tecnología de matriz activa y recepción digital en un mismo sensor de radar, escalable y de alto rendimiento, con una relación de tamaño, peso y potencia (SWaP) optimizado. Utilizando la tecnología de antena de matriz activa de escaneo electrónico (AESA) de última generación -basada en módulos T/R de nitruro de galio (GaN) integrados de un solo chip–, el radar  cubre el rango de frecuencia de 8 GHz a 12 GHz (banda X) y es capaz de realizar el escaneo electrónico de dos dimensiones. Todas estas capacidades son combinadas con una electrónica de núcleo de radar multicanal de gran ancho de banda y procesamiento integrado de señales de radar.

foto: Representación oficial del MKS 180 de Damen, que parece estar basado en el diseño “Omega”.

Hoy las misiones son cada vez más complejas y por lo tanto necesitamos equipamiento que nos permita hacer frente a diferentes escenarios. Todas estas funciones imponen requisitos enormes en el “hardware” y el “software” del sensor, lo que exige una progresión constante y el desarrollo de nuevas tecnologías por parte de Hensoldt, explica Luis Gueren, responsable de Marketing para América Latina. Las aplicaciones de banda ancha y el amplio rango de frecuencia del radar PrecISR permiten que la interferencia efectiva y la que se realiza con las señales del radar se vuelvan más difíciles.

Además, posibilitan contar con mejores imágenes de radar de apertura sintética (SAR) de ultra alta resolución (UHR) en aplicaciones en todo tipo de clima, día y noche desde grandes distancias. Gracias al muy alto ancho de banda del sensor, las imágenes de radar de apertura sintética de alta resolución se pueden calcular casi en tiempo real. Estas funciones avanzadas solo se pueden lograr con la digitalización de banda ancha y alta velocidad de datos multicanal con preprocesamiento rápido de datos como las que Hensoldt ha desarrollado en el “PrecISR”, afirma José Manuel Mondejar, director de ventas de Hensoldt para España y Portugal.

El alto rendimiento ya probado y el diseño compacto del radar PrecISR 1000 permite a los operadores aerotransportados realizar misiones de vigilancia de grandes áreas, en una sola pasada de vuelo, lo que resulta en un nivel inigualable de conocimiento de la situación, con importantes ahorros en los costos de vuelo. Como afirma Gueren, el “PrecISR” fue pensado para todo tipo de misiones de vigilancia aérea en operación las 24 horas de los 7 días de la semana y en todas las condiciones climáticas para garantizar la seguridad y la detección de amenazas convencionales y asimétricas por tierra, mar y aire.

PrecISR permite realizar misiones de monitorización de grandes áreas costeras y marinas para combatir la piratería, el tráfico ilícito o la intrusión, supervisión del tráfico marítimo, búsqueda y rescate, protección de plataformas industriales en alta mar, detección de derrames de petróleo y socorro en casos de desastre, entre otras acciones. Estas funciones incluyen estas modalidades de vigilancia:

• Aire-tierra: Reconocimiento y clasificación de objetivos utilizando la indicación de objetivo móvil (MTI) y el radar SAR, que funciona en modo Spot o Strip.

• Aire-mar: Clasificación de objetivos marítimos mediante el modo marítimo de apertura sintética inversa (ISAR), perfil de alcance y MTI en búsqueda de volumen y superficie, seguimiento, re­co­nocimiento con SAR Spot/Strip.

• Aire-aire: Detección e intercepción de aeronaves a baja cota, con recopilación de información sobre la dirección y la velocidad de un objetivo para la correlación con los datos de otros sensores, como ADS-B y EO/IR y MTI.

Como nos explica Jose Manuel Mondejar en estos tiempos difíciles de pandemia y severas restricciones, Hensoldt incluso cerró las oficinas y fábricas durante poco más de dos semanas. Sin embargo, a pesar del impacto del COVID-19, nuestros equipos han estado haciendo todo lo posible para impulsar nuestro desarrollo de productos y entregas a clientes. Nos enorgullece anunciar que nuestro radar aéreo multimisión “PrecISR 1000” completó con éxito el primer vuelo operacional, demostrando ser muy estable y funcionar como se esperaba. Este vuelo se hizo a bordo de un Cessna Grand Caravan de la empresa H3 Mission Systems.

foto: Un nuevo radar preparará al “Eurofighter” contra nuevas amenazas (foto Hensoldt).

Gracias a sus simples interfaces estándar y al excelente apoyo de un experimentado equipo de H3 en aviones de misión, la aeronave se modificó y el radar, de un solo componente, se integró, probó y voló. Los datos adquiridos dentro de este vuelo inaugural nos dan la confianza de que el “PrecISR 1000” y el “software” de procesamiento están listos para la producción en serie, pudiendo entregarlos en 2020, asegura Mondejar. Las misiones ISR aerotransportadas de hoy necesitan sistemas adaptativos, livianos y potentes. Hensoldt se ha distinguido por producir soluciones ISR para diferentes áreas de las fuerzas armadas, como los ejércitos, aviaciones navales y fuerzas aéreas, con sensores para plataformas aéreas de ala fija, rotaria y UAV (Unmanned Aerial Vehicle).

El radar AESA “PrecISR” ofrece una cobertura de 360° al área de operación, independiente de la dirección de vuelo de la plataforma y, simultáneamente, una capacidad de dirección del haz sin inercia en la de acimut y elevación para proporcionar la mayor flexibilidad posible, nos dice. Este sensor ya permite técnicas de procesamiento, como diagrama de antena de anulación adaptativa (adaptive nulling), lo que la hace más eficiente frente a las interferencias y con procesamiento STAP (Space Time Adaptive Processing) para suprimir efectivamente el desorden terrestre y marino.

Hensoldt ha implementado estas técnicas avanzadas no solo para aplicaciones aerotransportadas, sino también en su familia de productos de radares navales TRS-4D y terrestres TRML-4D para permitir la formación de haces digitales, así como las técnicas de múltiples haces en recepción. Cabe recordar y destacar que Hensoldt ha tenido un gran éxito con sus radares TRS-4D ya instalados en buques y fragatas en Europa, Norteamérica y Latinoamérica.

En junio, el Gobierno germano aprobó el presupuesto para el programa de renovación de los radares de sus Eurofighter, que pretende el desarrollo de un nuevo radar AESA para toda esa flota, en el que Hensoldt adopta un papel pionero, al asumir la responsabilidad de contratista por primera vez, lo que además creará empleos de alta tecnología en Alemania y proporcionará a sus Fuerzas Armadas equipos  de última tecnología para responder a nuevas amenazas. Al mismo tiempo, el Bundestag también aprobó el presupuesto para la adquisición de 4 buques de combate multipropósito MKS 180 para la Armada. Como resultado de la especificación del sistema, Hensoldt suministrará 4 radares navales TRS-4D en su versión no rotatoria, también basados en tecnología AESA.

Revista Defensa nº 507-508, julio-agosto 2020, Fernández Golche


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.