Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

OPV Lürssen, un estándar de calidad

Una interesante vitrina de Lürssen la constituyen los  OPV (Offshore Patrol Vessel), partiendo  del modelo OPV 80, hoy complementado por las  propuestas de los proyectos OPV 85 y 90, según su eslora. También como patrullero de altura de mar abierto, para  aguas caribeñas o estuarios podrían existir otras  alternativas, aptas para vigilar las primeras 50 a 75 millas de jurisdicción territorial, como la CPV 60,  en la categoría 700 ton.

Ésta OPV liviana, impulsada por dos motores diesel de 2.900 shp, con algunos extras, dispone de un contenedor multimisión y una lancha semirrígida en sus 60 m. de eslora, contando con recursos electro-ópticos e infrarrojos, proponiendo un armamento principal representado por un cañón de  20 o 30 mm. Desarrollaría las misiones de control y vigilancia de franjas de ZEE (Zona Económica Exclusiva), patrulla fronteriza y protección de la pesca y de infraestructuras críticas, operaciones de abordaje y  búsqueda y salvamento y evacuaciones médicas.

Para entornos portuarios, áreas costeras y vías fluviales principales, y también pensando en labores de aduanas, migración, ambientales, armadas de aguas interiores y unidades marítimo–policiales, las lanchas FIB 25, de 73 ton. y con 11 tripulantes, son aptas para tareas fronterizas, Intercepción de alta velocidad y rápida rea­cción. Las PB 28, de 88 ton., también se encuentran en esa línea, ya adoptadas para control migratorio por el gobierno de Bulgaria.

El nivel más alto en este tipo de embarcaciones lo representaría la nueva CSB 40-015, de 210 ton. Con una tripulación de hasta 20 efectivos, sus capacidades son de rápida reacción, patrulla y vigilancia de fronteras, protección de infraestructuras de alta importancia y de campos de pesca. Cuenta con una embarcación semirrígida y dispone de un armamento ligero, basado en un cañón de 20 mm. y dos ametralladoras de 12,7 mm., disponiendo de un radar de búsqueda, otro de navegación y sensores electro-ópticos.

foto: Mecanismo de lanzamiento de lanchas RHIB desde la OPV 80.

Australia

No obstante, también para los grandes OPV (estrenadas en Brunei años atrás con la Clase Darussalam) podrían renovarse algunas oportunidades continentales, principalmente tras la victoria australiana de Lürssen en el disputado programa SEA1180,  para construir 12 OPV 80 localmente, contrato cuyo desarrollo podría despertar interés en el Continente, al comprobarse las sinergias de trabajo con las experimentadas industrias locales de este país. 

Los 2 primeros OPV se construirán en Osborne Naval Shipyard, en el Sur de Australia, y los otros 10 en Henderson Maritime Precinct en la parte Occidental de esa nación a partir de 2020. Entre otros recursos contarán con sistema de mando y control C-Flex; radar de búsqueda 2D Terma 6002; control de tiro Sting EO MkII; sistema modular de observación EO/IR de largo alcance modular MEOS; sistema de identificación amigo-enemigo para mando y control IFF Mk XII y de medición de soporte electrónico de radar de alta capacidad para aplicaciones navales de superficie ES 3601.

L3 proporcionaría las comunicaciones en todos los barcos, incluidos los sistemas de monitorización de los motores y el sistema de navegación para las 12 OPV. Saab integrará un Sistema de Conciencia Situacional (SAS) basado en su sistema de gestión de combate 9LV, además del director electro-óptico de control de tiro EOS 500. En líneas generales, cuenta con 80 m. de eslora, desplazando 1.480 ton., alcance de 9.000 millas, velocidad de patrulla de 12 nudos y velocidad máxima de intercepción de 22 nudos. 

foto: La OPV 80, apta para diversos espejos de agua.

Puede operar con un mínimo de 35 tripulantes, un promedio de 55 y un máximo de 80 efectivos, incluyendo cuerpos de élite, infantes de marina, rescatistas, etc., así como lanzar hasta 4 lanchas rápidas RHIB (posiblemente más en la versión australiana) por gravedad y recuperadas mediante un sistema de enganche, semejante al de los portaviones. Su cubierta de misión facilita diferentes configuraciones e integrar sistemas robotizados, como vehículos submarinos autónomos (AUV) o de superficie no tripulados (USV).

Es posible instalar armas de mediano calibre contra amenazas acuáticas y blancos costeros o sistemas de defensa aérea de corto alcance con los sensores correspondientes. Requiriendo espacio para otro helicóptero, se instala un hangar telescópico o fijo para su protección y mantenimiento, que también puede alojar contenedores multimisión. Conocidos en Brunei como Clase Darussalam, con 4 OPV vendidos allí (utilizan un cañón principal del interesante calibre  57 mm.), en otras opciones  se cuenta con un   Bofors MKIV de 40 mm. y sus variables en cuanto a tipo de municiones. Algunas de sus ventajas son:

•   Cubierta de misión (Mission Deck) para diferentes tareas bajo la plataforma de aterrizaje de helicópteros.

•    Variadas operaciones de abordaje.

•    Rampa de popa para operar RHIB, con la opción de desplegar y recuperar esas unidades.

•  Sistemas de mando, control y comunicaciones integrados en un avanzadísimo Centro de Información de Combate (CIC).

•  Conjunto de armas para guerra de superficie en el agua, ampliable hasta incluir misiles superficie-superficie (SSM).

•   Largo alcance, conprendiendo la opción de reabastecimiento en el mar (RAS).

La cubierta de misión es muy importante para el despliegue de los Lürssen OPV-80. Permite diferentes configuraciones, centralizadas en las operaciones de embarque con los RHIB. Se puede preparar para atender misiones y soluciones compartimentadas, que integre sistemas no tripulados, como AUV o USV. Este es otro factor importante en la ampliación de las posibilidades para complementar las capacidades de operaciones navales combinadas conjuntas, según la empresa, un facilitador de la fuerza para mejorar las misiones.

foto: Las “Darussalam” acuden habitualmente  a ejercicios navales.

Estas unidades también han demostrado apreciable versatilidad, actuando rápidamente durante el desastre natural del maremoto en Tailandia en 2013, apoyando a este país con su capacidad hospitalaria y de transporte de víveres y también participando en ejercicios internacionales, como RIMPAC, donde, con armadas de primer mundo, estas plataformas intervinieron en  ejercicios de tiro efectivo de misiles mar-mar.

Lürssen lanzó nuevas variantes del OPV 80, proponiendo dos versiones nuevas, la OPV 85 y la 90,  proporcionando un potencial de crecimiento en la orientación de la misión con respecto al sistema de configuración y a los requisitos de tripulación. Es posible instalar armas de mediano calibre contra amenazas acuáticas y blancos costeros, o integrar  sistemas de defensa aérea de corto alcance con los debidos sensores.

Si se requiere espacio para otro helicóptero, se instala un hangar telescópico o fijo para su protección y mantenimiento.  Las OPV 85 y OPV 90 pueden ser equipadas con un UAV VTOL (despegue y aterrizaje vertical), si fuera requerido. La serie 85, tras las unidades colocadas en Brunei y la oferta a Uruguay, básicamente suma a la 80, como ítem estándar, el hangar para helicóptero en sus 5 m. adicionales de eslora. La OPV 90, la mayor, aloja hasta 6 embarcaciones RHIB y, como la 85, contempla hasta un cañón de un calibre máximo 76/62 Compact.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.