Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Milkor consolida sus sistemas de defensa por tierra, mar y aire

En los años setenta y ochenta, Sudáfrica constituyó una de las industrias de defensa más grandes y sofisticadas del mundo para cumplir con los requisitos militares operacionales en el Suroeste de África (Namibia) y Angola. Un embargo internacional de armas impuesto en 1977 le obligó a la industria a crecer y prosperar.

La industria de defensa sudafricana fue muy activa durante la II Guerra Mundial, produciendo vehículos blindados, artillería, millones de cartuchos y transformando docenas de barcos. Si en los años sesenta era aun relativamente limitada, para cuando terminó la guerra fronteriza, en 1989, estaba ya entre las mejores del mundo. Había desarrollado el Ratel, uno de los primeros vehículos de combate de infantería, era líder en el ámbito de los vehículos aéreos no tripulados (UAV), en armas guiadas de artillería de largo alcance (G5 y G6) y en guerra electrónica.

Fue también uno de los pocos países que desarrolló armas nucleares, vehículos de lanzamiento satelital y un helicóptero de ataque, el Rooivalk. Prácticamente todas las necesidades que tenían las Fuerzas Armadas de Sudáfrica podían ser atendidas por la industria de defensa nacional, desde los tanques Olifant, hasta lanzagranadas y radios. En las décadas siguientes, el sector se reorganizó con un enfoque claro hacia la exportación. Sus sistemas se vendieron ampliamente, en particular a Oriente Medio y Asia, que sigue siendo una región muy importante para la industria local.

Un respaldo muy importante en esa capacidad de exportación es el hecho que los productos de Sudáfrica no necesitan la autorización ITAR y que no es un país alineado. Una de las compañías que surgió de la impresionante industria de defensa de Sudáfrica es Milkor, que comenzó su andadura hace unas cuatro décadas fabricando lanzagranadas múltiples. Sudáfrica fue, de hecho, país pionero en el uso del lanzador de granadas de seis disparos, que posteriormente fue adoptado por países de todo el mundo.

Con la experiencia de cuatro décadas en la industria de defensa sudafricana, Milkor ha ampliado su gama de productos y servicios con soluciones en tierra, aire, mar y ciberespacio y se dirige a los mercados de todo el mundo, incluida Sudamérica, que tiene muchos requisitos específicos y urgentes. Es referente internacional por sus lanzadores de granadas, habiendo vendido más de 60.000 a clientes en todo el mundo. Acaba de concluir un pedido para proveer lanzadores de seis tiros Y4 a la Fuerza de Defensa Nacional de Sudáfrica y trabaja en la entrega de otras órdenes.

Apuesta por la diversificación

En lugar de limitarse a una línea concreta de productos, hace varios años la compañía tomó la decisión de diversificarse a gran escala, abordando la producción de vehículos blindados, desarrollando UAV, rifles de francotirador, patrulleras y soluciones de seguridad cibernética. Hoy consolida en toda esta gama de sistemas la misma reputación alcanzada a lo largo de los años con sus lanzagranadas, brindando las mismas cotas de calidad y fiabilidad. Siendo una empresa relativamente pequeña pero muy ambiciosa, Milkor es muy ágil y no se ve afectada por la lentitud que a menudo afecta a las grandes compañías. Asimismo, en lugar de limitarse a desarrollar y vender productos, puede ofrecer a los clientes soluciones personalizadas, adaptadas a sus necesidades específicas.

Debido a su agilidad y experiencia en diseño y desarrollos propios, puede producir soluciones confiables de muy alta calidad y en un corto período de tiempo. Una experiencia común de los usuarios de todo el mundo es la falta de capacitación en equipos, así como un servicio postventa, mantenimiento y soporte deficientes o inexistentes. Milkor ofrece una solución completa de punta a punta que incorpora capacitación y soporte durante todo el ciclo de vida, asegurando que los operadores estén debidamente calificados para usar sus equipos y mantenerlos en servicio.

Vehículos blindados y rifles

La compañía se ha convertido así en uno de los fabricantes de productos de defensa y seguridad más diversificados de Sudáfrica. Uno de los nuevos productos de Milkor es su vehículo blindado 4x4, que debutó en 2018 y que ya tiene clientes de lanzamiento. Basado en una línea de transmisión comercial, lo que simplifica el mantenimiento, posee un chasis en forma de V, que proporciona protección contra minas, cuenta con protección balística de nivel B6 o B7 y capacidad para ocho pasajeros y dos personas al frente.

Respecto a sus sistemas de armas, se ofrecen varios, a demanda del cliente, incluida una estación operada remotamente con lanzagranadas automático o torretas tripuladas. Lo que distingue al Milkor 4x4 de otros vehículos es que es ligeramente más ancho y con un morro más corto, para optimizar la visibilidad. Es, además, altamente personalizable y se puede construir en versiones de comando, ambulancia, policía y disturbios.

Tras desarrollar el 4x4, Milkor está ahora trabajando en un vehículo de combate de infantería 8x8 que tendrá un tren motriz que lo diferencia de la competencia. Un producto sin necesidad de ITAR que podrá soportar una amplia variedad de armas, como ametralladoras de 12,7 mm., un cañón de 35 mm. y un lanzagranadas de 40.

Al expandirse hacia el segmento de las armas pequeñas, Milkor está desarrollando una gama de rifles de francotirador en respuesta a las solicitudes de los clientes. Habrá dos líneas de productos para usuarios civiles y militares. La primera serie será de gran calibre (12,7 mm.) para operaciones antimateriales, mientras que la segunda es para francotiradores, un arma antipersonal y con un calibre de .338.

Sistemas marítimos y aéreos

Milkor Marine, por su parte, está progresado con éxito en el desarrollo de su navío interceptor de alta velocidad MN Centurion, que realiza actualmente las pruebas de validación. Esta nave de patrulla de largo alcance de 12 m. (40 pies) es un elemento clave de su sistema naval, que se compone de varias embarcaciones, con o sin tripulación, integradas con sus UAV de largas distancias, un concepto global ideado para misiones de vigilancia de amplias áreas con capacidad de intercepción.

El prototipo actual tiene 12 m. de largo, pero el diseño se puede reducir a 7 o ampliar a 30. Esta embarcación de patrulla ultra rápida usa un sistema de hidroplano para alcanzar una velocidad máxima de 100 km/h. y un alcance mejorado en comparación con las embarcaciones convencionales. Varias opciones de armas estarán disponibles para este sigiloso navío.

En el ámbito de la aviación, Milkor Aerospace ha desarrollado tres UAV. Se trata del MA18, con una envergadura de extremo a extremo de las alas de 1,8 m. y lanzable manualmente; el MA380, de 12 m. de envergadura; y el MA80, de 6. Estos vehículos aéreos no tripulados pueden equiparse con una completa variedad de equipos de misión: sensores electro-ópticos/infrarrojos, que incluyen optrónica de Epsilon y Hensoldt Argos; radar de apertura sintética (SAR) y carga útil de comunicaciones, señales e inteligencia electrónica.

La compañía se centra ahora en poner a punto una bomba guiada de diámetro pequeño para sus UAV, siendo el MA380 capaz de transportar dos y el MA80 una. Otros desarrollos de UAV se centran en mejorar el rendimiento del motor para incrementar la velocidad y el rango. Ello se traducirá en hacer más óptimos estos productos para los clientes de defensa y seguridad que requieran sistemas aéreos no tripulados armados o desarmados.

En el dominio cibernético, la compañía ofrece una amplia gama de soluciones, desde la inteligencia en ese ámbito a la protección de activos y datos y las capacidades de seguridad que permiten rastrear a los hackers y reaccionar ante las intrusiones. Parte de la propuesta de valor de Milkor es el centro de operaciones de seguridad SOC, que funciona las 24 horas del día, los siete días de la semana, y supervisa constantemente el entorno y los sistemas de seguridad.

Apuesta por América Latina

Como parte de su campaña de ventas globales, Milkor está exhibiendo en algunas de las ferias de defensa más grandes e importantes del mundo, incluyendo en Australia, Emiratos Árabes Unidos, Brasil, Perú, Bahrein y Reino Unido, para cumplir con los requisitos específicos de los usuarios finales en estas regiones. El mercado sudamericano es una de las áreas clave de su enfoque, ya que sus soluciones en tierra, mar y aire se adecuan perfectamente a los requerimientos de defensa y seguridad en la región.

En el ámbito naval, los problemas que afectan a la región incluyen la pesca ilegal, la inmigración ilegal y otras formas de delitos que tienen el mar como escenario. El MN Centurion de Milkor está en una posición ideal para afrontar muchos de estos desafíos. El contrabando, especialmente de drogas y tráfico de personas, es una preocupación importante para muchos países de América del Sur y, como resultado, el control de fronteras se ha convertido en un problema importante.

La compañía puede ayudar a los países a controlar el contrabando y el tráfico y sus UAV son en este sentido una pieza clave para responder a estas amenazas. Respecto a sus vehículos blindados son, asimismo, perfectos para la administración y protección de activos, siendo su rango de armas pequeñas capaz de proporcionar multiplicadores de fuerza a los ejércitos y cuerpos de seguridad en Latinoamérica. (J.Sánchez)

·Milkor 4x4

·MN Centurion


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.