Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

M-346 “Fighter Attack”, o cómo entrenar a los pilotos de combate del futuro

Ya bien conocido en su versión Advanced Jet Trainer, el M-346 de Leonardo representa hoy una de las soluciones más avanzadas disponibles en el mercado para entrenar a los pilotos de combate del futuro.

Se beneficia del único sistema de construcción virtual en vivo (Live Virtual Constructive) operativo, mientras que las características de la aeronave, incluido su conjunto ETTS (Embedded Tactical Training System), un sistema de entrenamiento táctico integrado que tiene como objetivo descargar extensivamente de horas de vuelo la onerosa fase de adiestramiento llevada a cabo en unidades de conversión operacional OCU (Operational Conversion Unit) dotadas de cazas biplazas, con enormes beneficios en términos de costos.

No es de extrañar que las altas prestaciones y la maniobrabilidad de la aeronave llevaran al equipo Leonardo a convertir al M-346 Master en una familia de aeronaves, en la cual sus versiones de doble función son capaces de desem­peñar tareas de combate a diferentes niveles.

La dilatada experiencia de Leonardo en el diseño de aviones de combate, desde los cazas de Macchi de la II Guerra Mundial hasta las variantes de ataque de los renombrados entrenadores de Aer­macchi, pasando por el Aeritalia G.91R,  el de ataque ligero AMX y los principales programas de colaboración europeos como el Tornado y el Eurofighter, ha llevado a la nueva variante equipada con radar del M-346, el M-346FA multifunción. El Fighter Attack realizó su vuelo inaugural el 13 de julio de 2020 y está en vías de entregarlo a su primer cliente internacional en 2021.

Muestra de la gran variedad de armamento que puede portar el M-346FA, apreciándose también la percha para reabastecimiento de combustible en vuelo.

A diferencia de otros entrenadores que han evolucionado como avión de combate ligero, el M-346FA mantiene todas sus características de formación, se beneficia del mismo Sistema de Entrenamiento Basado en Tierra (Ground Based Training System) y es un avión asequible y versátil como plataforma de combate polivalente, que podría ser el único caza en el inventario de algunas fuerzas aéreas, racionalizándolo como el mejor componente de aviones de defensa de primera línea.

El Fighter Attack se presenta como muy adecuado para el escenario de América Latina, donde muchas fuerzas aéreas apuntan a una solución inteligente y rentable, buscando menos plataformas, que sean asequibles y flexibles y con diferentes capacidades.

Un caballo de trabajo costo-efectivo y de doble función como el M-346FA, puede ser la solución adecuada para realizar actividades diarias de policía aérea, aire-tierra y entrenamiento, dejando costosos cazas de primera línea para escenarios específicos de altas amenazas, asegurando el más alto rendimiento de destreza en el entrenamiento y ahorrando dinero a los contribuyentes, declaró Emanuele Merlo, vicepresidente de Entrenadores de la División de Aviones de Leonardo.

Notables características

Gracias a su configuración bimotor, que mejora la seguridad en combate, la duración de las misiones por su la capacidad de rea­bastecimiento de combustible aire-aire, la carga útil y las elevadas prestaciones, el M-346FA puede ser un recurso de combate completo, capaz de descargar a los cazas de una gran parte de carga de trabajo con un costo por hora de vuelo muy inferior.

Mediante sus siete puntos duros externos, el M-346FA adopta una amplia variedad de armas aire-aire y aire-tierra (guiadas por infrarrojos, radar, láser/GPS y no guiadas), cañón, sistemas de reconocimiento, de designación de objetivos o pods de guerra electrónica, acoplados a un sistema de presentación de datos montado en el casco HMD (Helmet Mounted Display) para ambos pilotos.

Preparación para el vuelo

Está equipado con el radar Grifo-M346 multimodo de escanea­do mecánico, con identificación de amigo o enemigo IFF (Identification Friend or Foe), optimizado específicamente para el M-346FA, desarrollado por la División de Electrónica de Leonardo. El radar reveló ser una solución muy confiable y de alto rendimiento, con detección de largo alcance y seguimiento de múltiples objetivos en todos los escenarios, imágenes de alta resolución, designación mediante HMD, etc.

El Fighter Attack está dotado de un completo sistema de autoprotección, mediante el subsistema de ayudas defensivas DASS (Defensive Aids Sub-System) y puede beneficiarse adicionalmente de un kit de capacidad de baja observación. Un conjunto de comunicaciones de alta gama céntrica en red con sistema de transmisiones seguras y un enlace de datos tácticos (Tactical Data Link) asegura una interoperabilidad total. Por último, pero no menos importante, la configuración de asientos en tándem es adecuada para misiones complejas aire-tierra, con excelente visibilidad desde ambas posiciones. (Andrés Valladares)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.