Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Los ojos y oídos que desde España protegen el espacio aéreo del flanco Sur de la OTAN

Entrevistamo al teniente general García Servert, al frente del Centro de Operaciones Aéreas Combinadas de Torrejón (CAOC-TJ), los ojos y oídos que de manera  silenciosa protegen el espacio aéreo de los países del flanco Sur de la OTAN durante las 24 horas de cada día del año.

 

Único Cuartel General de la estructura de mandos de la Alianza que alberga España, la misión principal del CAOC-TJ es planear, dirigir, coordinar y supervisar las operaciones de defensa aérea que se desarrollan en tiempo de paz, crisis o conflicto en el flanco Sur de la Alianza Atlántica. La segunda responsabilidad es albergar las capacidades tecnológicas y de personal que se requieren para intervenir como mando de componente aéreo o JFAC (Joint Force Air Command) en una operación militar dentro o fuera del territorio aliado.

El CAOC-TJ representa el paraguas protector de 13 países: Portugal, España, la mitad Sur de Francia, Italia, Grecia, Turquía, Bulgaria, Rumanía, Hungría, Eslovenia, Croacia, Albania y Montenegro, que aportan personal cualificado para garantizar el pleno funcionamiento de la unidad. Cuenta con equipos de trabajo durante las 24 horas, todos los días del año. Se alimentan de los datos que les facilitan cerca de 20 centros de Control e Información (CRC), que supervisan el tráfico aéreo en cada nación, de alrededor de 100 estaciones radar que escudriñan los cielos y de unos 40 aviones de caza en alerta día y noche, desplegados bajo su mando táctico en más de 20 bases aéreas de diferentes países. 

El hecho de que las 29 naciones que integran la Alianza hayan puesto en común sus defensas aéreas nacionales en el Sistema Integrado de Defensa Aérea y Anti-Misiles de la OTAN (NATINAMDS) contribuye de manera directa a la seguridad y protección global de todos. El resultado es que toda acción táctica se ejecuta en nombre de los 29 países de la OTAN, lo que obliga a que estén perfectamente medidas y propicien la desescalada de la tensión. Todo ello proyecta un mensaje de solidez y cohesión frente a cualquier adversario que tenga en mente algún tipo de actuación contra uno o varios de los estados miembros, destaca el general García Servert.

DEFENSA: ¿Cuál es el balance del año que acaba de concluir?

General García Servet: En 2019 tuvimos incidencias reales que supusieron la puesta en el aire de alrededor de 150 aviones de combate, a los que hay que sumar otros 730 aparatos en vuelo durante ejercicios de adiestramiento, que sirven para asegurar que los procedimientos están bien engrasados. Además, desde Torrejón hemos participado en numerosos ejercicios aéreos de la OTAN, por ejemplo, Ramstein Ambition, Trident Jupiter I, Torrejon Advantage, Ramstein Guard y Torrejon Archer.

DEFENSA: ¿En alguna de sus zonas de vigilancia se producen muchos más incidentes que en el resto?

GGS: El mayor volumen de problemas se concentra en el Mediterráneo Oriental, donde tenemos que actuar todos los días, muy en especial en el área del mar Negro. Pero nuestra zona critica, la que exige nuestra atención prioritaria, está en la frontera Sur de Turquía, adyacente al grave conflicto armado que representa la guerra de Siria.

DEFENSA: ¿Los aviones rusos se acercan hasta los límites del espacio aéreo de los países de la OTAN o entran sin autorización previa?

GGS: Ha habido de todo. Hemos visto aviones de terceros países que vuelan sin plan de vuelo, sin IFF(1) activado, que no responden a nuestras llamadas por radio, lo que nos obliga a reaccionar para verificar que no sobrevuelen territorio aliado. Pero quiero subrayar que nuestra labor no va dirigida contra nadie, sino que busca asegurar la protección del espacio aéreo de soberanía frente a todo aquel que pretenda violarlo.

DEFENSA: ¿Los cazas rusos Sukhoi Su-27 “Flanker” y Su-30 “Flanker-C” y los tetramotores Tupolev Tu-95 “Bear” y Tu-160 “Blackjack” son los que provocan más incidentes?

GGS: Hemos reaccionado frente a cazas, aviones de vigilancia marítima, bombarderos estratégicos y transportes militares, pero también RPAS(2) de medio y largo radio de acción e incluso aviones civiles que no cumplen las normativas.

foto: Las incidencias reales en el año 2019 supusieron la puesta en el aire de alrededor de 150 aviones de combate (foto J. Pons).

DEFENSA: ¿Qué cobertura aérea reciben los países que no disponen de aviones de combate, como ocurre con Albania?

GGS: En el caso de Albania, pero también de Montenegro y Eslovenia, cuyas Fuerzas Aéreas no cuentan con cazas para su defensa aérea, esa misión la asumen las naciones vecinas. La reacción a las incidencias que se producen en el espacio aéreo de Albania y Montenegro las llevan a cabo los aviones de combate Eurofighter de Italia y los F-16 de Grecia, mientras que los Gripen de Hungría y también los Eurofighter italianos protegen los cielos de Eslovenia, todos ellos bajo nuestro mando.

DEFENSA: ¿Qué entiende la OTAN por incidente de defensa aérea?

GGS: Todo aquello que ocurre en el espacio aéreo que no es estándar. Lo puede provocar un avión militar no perteneciente a un estado miembro de la OTAN o un aparato civil que no sigue las reglas del plan de vuelo, incluidos aviones secuestrados. En resumen, toda traza sospechosa que aparece en el espacio aéreo que no cumple las normas del tráfico aéreo internacional o no está debidamente autorizada. Si un controlador civil verifica que un avión no contesta a sus reiteradas comunicaciones, se desvía de su ruta y no sigue el plan de vuelo correcto, ese incidente se encamina al Centro de Mando y Control Aéreo nacional a través del personal militar de las escuadrillas de Control Aéreo que trabajan en los centros de Control Aéreo civil. Desde allí los datos se transfieren a nuestro CAOC, donde los analizamos de acuerdo con nuestros parámetros y listas de chequeo y tomamos la decisión de lanzar o no uno o dos aviones de alerta al aire para verificar de qué se trata.

DEFENSA: Sus controladores guían una notable variedad de modelos de aviones aliados.

GGS: Sin duda. El Ejército del Aire español aporta sus EF-18 y Eurofighter, Francia contribuye con sus Rafale y Mirage 2000 e Italia también con sus Eurofigther. En el caso de Croacia y Rumania, los aviones que ponen en el aire son sus MiG-21, mientras que Bulgaria tiene en alerta sus MiG-29 y Hungría sus Gripen. Cada cual brinda lo que tiene en servicio.

DEFENSA: ¿Hay también colaboraciones de refuerzo en el marco del CAOC-TJ?

GGS: Se está trabajando en el refuerzo de capacidades aliadas mediante el despliegue de aviones de otros países de la OTAN en zonas complicadas del flanco Sur. Es lo que ocurre, por ejemplo, en Rumania. Su Fuerza Aérea tiene una flota de cazas integrada por viejos MiG-21 y unos pocos F-16A. En estos momentos hay un destacamento de seis Boeing CF-18 Hornet canadienses, que están integrados en el sistema de mando y control del CAOC-TJ y están plenamente integrados en la defensa aérea del país de los Cárpatos. Pero el Gobierno de Bucarest está en las últimas fases del proceso de adquisición de un nuevo lote de F-16.

DEFENSA: La Alianza acaba de recibir su primer RPAS AGS ¿Qué pasará cuando entren en servicio?

GGS: Con los aviones no tripulados de vigilancia aérea, o AGS(3), Northrop Grumman Global Hawk Block 40, ocurrirá lo mismo que con los AWACS(4) de la Alianza, o de Francia y el Reino Unido en misiones OTAN, que los incluimos en nuestros planes y operan bajo nuestro mando y control cuando vuelan en el Sur. En el caso de los AGS será frecuente, porque su base principal está en la base aérea italiana de Sigonella, adonde el primero de los 5 aparatos adquiridos por la OTAN llegó a finales de noviembre.

DEFENSA: ¿Cuántos militares tiene adscritos y qué nacionalidades son más numerosas?

GGS: La cifra total de personal en el CAOC en Torrejón se sitúa en alrededor de 300, incluidos los órganos de apoyo y los miembros del destacamento en España de la Agencia de Comunicaciones e Información de la Alianza, o NCIA(5), que controla el punto de entrada e intercambio de toda información de la OTAN. Disponemos de personal especializado de todos los países a los que damos cobertura, a los que se suman militares de las fuerzas aéreas de Alemania, Canadá, Estados Unidos y el Reino Unido, que tienen un interés especial por el flanco Sur. El mayor volumen humano lo constituyen los españoles y norteamericanos.

DEFENSA: ¿Le ha resultado complejo cohesionar las capacidades de oficiales, suboficiales y tropa de distintas mentalidades y culturas?

GGS: Precisamente, el mayor éxito del CAOC-TJ ha consistido en lograr la plena integración del personal de casi 20 naciones, sin menoscabo del ambiente multi­nacional. He de confesar que no ha sido fácil. En el pasado hubo momentos delicados que exigieron actuaciones firmes. Pero ahora la estructura humana está plenamente cohesionada y cada cual, cuando llega a su puesto de trabajo, deja en la puerta su agenda nacional. El resultado es que operamos a plena satisfacción de los países.

foto: Unos 40 cazas están en alerta día y noche en más de 20 bases aéreas de diferentes países (foto Fuerza Aérea de Hungría).

DEFENSA: Cuando hablamos de tiempo de puesta en el aire ¿de cuántos minutos estamos hablando?

GGS: Nuestro protocolo de actuación exige que un avión o pareja de aviones estén en el aire en escasos minutos tras la activación de una alerta. Ese plazo de tiempo significa que, durante las 24 horas del día, el sistema de defensa aérea debe disponer de una serie de aparatos perfectamente preparados para despegar, con sus pilotos, mecánicos y armeros viviendo y durmiendo al lado de su aeronave, porque los tiempos de reacción son muy limitados.

DEFENSA: ¿Es partidario de una mayor integración en materia de defensa y seguridad?

GGS: Soy un total convencido que una mayor integración en el ámbito de la defensa y la seguridad es inevitable. En el mundo globalizado actual, un país aislado no tiene defensa. Y el mejor ejemplo es la defensa aérea, porque los incidentes aéreos exigen reacciones instantáneas. Por eso, las autoridades políticas al máximo nivel acordaron poner la respuesta en manos de una cadena de mando militar, que tiene capacidad para tomar decisiones y responsabilidades en tiempo real en nombre de los 29 estados. En la esfera de la OTAN, la integración llega a los límites jurídicos que permite el Tratado de Washington, pero todavía hay una exigencia para crear estructuras más integradas y multinacionales. Me da la impresión que un debate semejante sobre la defensa del Viejo Continente se va a abrir en el Parlamento Europeo durante la presente legislatura… un dispositivo de la Unión Europea que sea plenamente compatible con la OTAN. Es evidente que hay determinadas amenazas en el mundo actual a las que no podemos hacer frente si todos los países que creemos en el estado de derecho y compartimos un sistema de valores y libertades no estamos juntos.

A pruebas de bombas de pulso electromagnético

La base aérea de Torrejón alberga tres infraestructuras del CAOC que, como es obvio, están sujetas a las más estrictas medidas de seguridad. Una de ellas es un bunker subterráneo que resiste el impacto directo de bombas de penetración y la acción de los artefactos de pulso electromagnético. Organizado en cuatro profundidades, está protegido frente a agresiones biológicas y químicas y cuenta con toda la panoplia de instalaciones operativas y tecnológicas necesarias para desarrollar las misiones del CAOC-TJ. Otra edificación es un nuevo edificio azul, inaugurado en junio de 2018, que alberga los componentes logísticos y administrativos del Cuartel General que, junto con una tercera  construcción, acoge las actividades cotidianas de las divisiones de Operaciones, Planes, Inteligencia e Instrucción, que son proyectables si la misión lo requiere.

Un solucionador de retos y compromisos

El teniente general del Ejército del Aire Rubén García Servert es el Nº 1 de la 32ª promoción de la Academia General del Aire (AGA). Nacido en Madrid en abril de 1958, antes de asumir el mando del CAOC-TJ fue general jefe de la División de Planes del Estado Mayor del Aire (EMA). Con anterioridad había estado al frente de la Sección de Relaciones Internacionales de la Secretaría General del EMA. Quienes le conocen bien afirman que es un hombre de gran personalidad, un líder nato que planta cara a los problemas que se le presentan y resuelve los retos que se le encomiendan, motivo por el que el Ejército del Aire le ha confiado en distintas ocasiones solucionar situaciones críticas y poner en marcha misiones muy comprometidas.

Piloto de transporte con 6.000 horas de vuelo, es diplomado de Estado Mayor del Ejército del Aire y de la Escuela de Defensa de la OTAN (NADEFCOL(1)). Está en posesión de diferentes cursos de especialización en las Fuerzas Aéreas de España y Estados Unidos y entre sus destinos más relevantes se encuentran el de coronel director de la AGA (2006-09) y jefe de Fuerzas Aéreas (2002-04) en la base aérea de Gando (Gran Canaria). En el marco de la acción exterior fue el jefe del aeropuerto internacional de Kabul (Afganistán) entre 2009 y 2010, coincidiendo con la creación del Mando Intermedio Conjunto de la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad (ISAF(2)) y la ubicación de su Cuartel General en ESE aeropuerto.

En la esfera de la diplomacia de la Defensa, ha ocupado los puestos de agregado de Defensa y aéreo adjunto a la Embajada de España en París, para después acceder al Gabinete Técnico del ministro de Defensa en calidad de consejero para asuntos aeroespaciales. Ha estado destinado en el Ala 31 de Zaragoza (C-130 Hercules) y en el 45 Grupo de Fuerzas Aéreas de Torrejón, la unidad que opera los aparatos que trasladan autoridades, personal, aeroevacuaciones médicas y ejecutan operaciones de ayuda humanitaria, cooperación y apoyo.

Licenciado en Derecho y en Ciencias Políticas y Sociología con premio extraordinario fin de carrera, es diplomado en Relaciones Internacionales por las universidades de París 1 (Sorbona) y Complutense de Madrid y está en posesión del diploma de auditor del Instituto de Altos Estudios de la Defensa Nacional (IHEDN(3)) de París En el ámbito de la docencia ha sido coronel profesor en la Escuela Superior del Aire, capitán profesor de vuelo en la AGA y ha ejercido de profesor en diferentes centros universitarios. Habla correctamente inglés, francés y alemán.

(1) NATO Defense College. (2) International Security Assistance Force. (3) Institut des Hautes Etudes de Défense Nationale.

Revista Defensa nº 503, marzo 2020, Juan Pons


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.