Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

La Fuerza Aérea portuguesa desplegó aviones en Polonia (CON GALERÍA FOTOGRÁFICA)

La Fuerza Aérea Portuguesa (FAP) desplegó unos  90 militares y 4 de sus aviones de combate F-16M el 4 de septiembre a la base aérea de Malbork (Polonia). Este destacamento de entrenamiento operacional se planificó en el marco de las Medidas de Garantía de la OTAN para 2020 y contribuye directamente al principio de defensa colectiva y al espíritu de solidaridad que caracteriza a la Alianza.

Los aviones portugueses brindaron apoyo de adiestramiento a los grupos de combate de presencia avanzada (Forward Presence Battle Group) de la Alianza desplegados en la región y realizaron actividades con aeronaves del Sistema de Alerta y Control Aerotransportado de la OTAN. El control táctico de este destacamento lo proporcionó el Centro de Operaciones Aéreas Combinadas, o CAOC (Combined Air Operations Centre) en Uedem (Alemania).

El contingente luso estará desplegado durante aproximadamente dos meses. Después de su despliegue, los pilotos, el personal de apoyo y los cazas regresarán para garantizar las misiones de policía aérea sobre Portugal, en el marco de las operaciones de la OTAN en tiempo de paz,  reubicándose en su base de operaciones de Monte Real.

La Força Aérea Portuguesa entró en la era F-16 cuando se inició el programa Peace Atlantis I, tras la firma de una carta de aceptación en agosto de 1990. El acuerdo era parcialmente un pago por el uso por parte de Estados Unidos de la Base Aérea de Lajes, en las Azores. Comprendía no solo 20 F-16 (17 A y 3 B) con motores Pratt & Whitney F100,  también soporte logístico inicial de repuestos, equipos de apoyo, manuales y adiestramiento de pilotos y personal de mantenimiento.

Abarcaba asimismo la participación de la FAP en el Grupo de Coordinación Técnica y en el Programa de Integridad Estructural de Aeronaves del F -16, en la Gestión Internacional del Motor F100 y en la mejora de sistemas de guerra electrónica EWSIP (Electronic Warfare Systems Improvement Program). Los aparatos fueron de nueva construcción, según el estándar Block 15 OCU (Operational Conversion Unit), que los hace casi idénticos a los del ADF (Air Defense Fighter).

De hecho, lo único que los distingue son las antenas AIFF (Advanced Identification Friend-or-Foe) de identificación amigo-enemigo o los cortadores de aves en la parte delantera de la carlinga. Como resultado, la aeronave tiene la luz de identificación en el lado izquierdo del morro y presenta grandes protuberancias en la raíz de las aletas de cola, que albergan los actuadores de esos planos, pues se reubicaron para dejar espacio para la instalación equipos de HF y antena.

Los ejemplares de la versión B carecen de antena de HF y, por tanto, de las consiguientes grandes protuberancias. La configuración de la aeronave es casi estándar, pero recibió algunas mejoras, entre las que destaca el Ring Laser Gyro, el HUD (Head-UpDisplay) de presentación de datos a la altura de los ojos de los pilotos de amplio angular, el motor Pratt & Whitney F100-PW-220E con DEEC (Digital Electronic Engine Control) de control electrónico digital y las provisiones para empleo de misiles aire-aire AIM-120 AMRAAM (Advanced Medium Range Air-to-Air Missile).

Más F-16

En 1996, la FAP solicitó 25 F-16A/B sobrantes de la USAF remotorizados, junto con 5 propulsores F100-PW-220E de repuesto. El 20 de noviembre de 1997, el Pentágono anunció que transferiría 25 F-16A/B Block 15 Falcon de la USAF, ex ANG (Air National Guard) o almacenados como DM (Depot Manufacture). El 14 de noviembre de 1998, el Gobierno portugués dio luz verde a la Fuerza Aérea para esta adquisición.

El contrato incluía 21 F-16A y 4 B, que serían remotorizados con F100-PW-220E, pero sólo 16 de los primeros y los 4 biplazas se emplearían para formar un Escuadrón de ataque. Los otros 5 estaban destinados a ser fuente de repuestos. El 12 de noviembre de 1997, el Pentágono anunció que Portugal actualizaría esas 20 unidades del programa Peace Atlantis II al estándar MLU (Medium Life Upgrade), con conjuntos de modificación comprados a Lockheed Martin Tactical Aircraft Systems en Fort Worth. La venta también incluía equipos de soporte, entrenamiento, asistencia técnica y repuestos.

Esa modernización de media vida incluía una cabina de pilotaje al estilo de los F-16C/D Block 50 con pantallas multifunción en color, ordenador de misión modular, actualización de radar APG-66(V)2, sistema de terreno digital, GPS, AIFF, enlace de datos IDM (Improved Data Modem) y sistema de gestión de guerra electrónica, además de provisiones para un pod de reconocimiento y pantalla montada en casco. Estas modificaciones daban como resultado para la FAP una configuración común a los otros usuarios de F-16A/B de la OTAN en Europa occidental que participan en el programa MLU: Bélgica, Dinamarca, Holanda y Noruega.

Hablando con el comandante del Escuadrón polaco, describió sus cazabombarderos de origen ruso MiG-29 aun plenamente operativos en la flota de su país. Después de unos meses de parada de actividades debido a accidentes que costaron la vida de dos pilotos, uno en Malbork y el otro en Minsk Mazowiecki, en realidad los Fulcrum de esa nación todavía están en servicio, principalmente en el papel de defensa aérea.

Minsk Mazowiecki es la principal base aérea de MiG-29 en Polonia y actualmente allí se están entrenando cuatro jóvenes pilotos que serán asignados a las unidades que cuentan con ese avión, el 1 ELT (Escuadrón de Aviación) de esa misma base y el 41 ELT en Malbork. Deberían permanecer en servicio hasta 2026-28, cuando serán sustituidos con F-35, pero el retraso que está provocando la pandemia de COVID-19 puede extender el tiempo en servicio algunos años.

Compartiendo experiencias de los MiG-29

La misión conjunta con los F-16 ha representado una oportunidad más para entrenar a los pilotos de MiG-29 para hacer frente a los Viper y compartir experiencias y tácticas con sus compañeros portugueses. El comandante polaco explicó que el cazabombardero luso tiene un motor que consume menos y es más confiable en comparación con el Tumanski de sus cazabombarderos, pero al subir a grandes altitudes el F-16 pierde energía, por lo que en vuelos a alta cota el MiG-29 tiene mejores prestaciones y, gracias a su excelente maniobrabilidad, los pilotos polacos puede girar más y esto les sitúa en mejores condiciones para disparar.

Las misiones suponían diferentes escenarios de combate aéreo: un MiG-29 contra un F-16, uno contra dos, dos contra dos o dos contra cuatro. Si bien para el F-16 no hay dificultades en cuanto a repuestos, los técnicos polacos tienen que afrontar el reto de mantener viva esa flota. Utilizando los recambios provenientes del cazas retirados del servicio, la previsión es que continúen hasta 2026-28.

No hay contrato con Rusia para asistencia y repuestos, por lo que los técnicos polacos deben hacer todo lo posible para garantizar la fiabilidad de esos aviones de combate. En 2011 comenzó el programa de modernización de Fulcrum, que los transformó en MiG-29M y UBM. Los trabajos los realizó el WZL (Wojkowe Zaklady Lotnicze) 2 en Bydgoszcz, en cooperación con IAI (Israeli Aerospace Industies) y finalizaron en 2014.

Consistieron en la instalación de una pantalla multifuncional, cambiando de sistemas analógicos a digitales, cartografía también digital, sustitución de giróscopos mecánicos por otros nuevos por láser y del sistema métrico por pies, cambiando igualmente los caracteres cirílicos en la cabina de pilotaje por alfabeto occidental. Un cambio principal consistió en la integración de una estación de radio RT-8200, una segunda requerida por las normas europeas de control de tráfico aéreo, para permitir el vuelo en su espacio, con capacidad de onda doble UHF/VHF. Incorporaron también un sistema de codificación HQ I/II y Saturn. Además, el WZL-2 equipó la cabina con el nuevo panel de control PS-COM-01, que ayuda a usar la radio primaria original R-862; ordenadores MDP, de misión y de datos aerodinámicos ADC (Aerodynamic data Computer) con su sensor exterior TOT en MIL BUS 1553B; y pantallas multifuncionales MFCD de 5"x4".

Existe un bus que permite conectar varios interfaces o pantallas adicionales, como las nuevas INSB-29, AVB-29 y HDB-29, grabador de audio y video digital DVR y videocámara CTVS. Cuenta con el panel de visualización UFCP, plataforma EGI (la instalación que combina INS y GPS e incluye SAASM contra engaños); antena 10-150-11 para GPS y radio, ubicada justo detrás de la carlinga, que permite reconocer los MiG-29 del 1-ELT de aquellos del 41-ELT, que no lo tienen.

Este programa de modernización permite extender la vida operativa por 40 años o 4.000 horas de vuelo y los MiG-29M de las 22 BLT (Base Aérea Táctica) y 23 BLT pueden permanecer en servicio hasta 2028, como el teniente coronel Artur Golawski de la Sily Powietrzne (Fuerza Aérea polaca) nos explicó en Varsovia. Estos aparatos muestran un nuevo esquema de camuflaje en dos tonos claros de gris, similares a los de los F-16 y Su-22.

Problemas de repuestos

El armamento original de los MiG-29, el cañón GS-30-1, con 150 disparos, bombas FAB 100, 250 y 500 y misiles R-27, R 60 y R-73, todavía está en uso. El papel principal del 41-ELT es la defensa aérea y el Escuadrón se mantiene listo para 2 aviones QRA (Quick Reaction Alert) en alerta de reacción rápida armados con 2 misiles R-60 o 2 R-73. Tras la conclusión de la alianza con Rusia, uno de los problemas para la Sily Powietrzne era gestionar el suministro de repuestos para la flota de MiG-29 y Su-22.

Este problema fue pasado por alto gracias a la presencia en Ucrania de una factoría que produce repuestos para MiG y Sukhoj y a las buenas relaciones con Ucrania y Bielorrusia, que pueden proporcionar partes a los aviones polacos. Por encima de esto, la revisión principal de los motores Tumanski RD-33 está garantizada por WZL2 en Bydgoszcz. Debido a ello, la Fuerza Aérea polaca es capaz de resolver la función de la QRA nacional, incluso en Lituania.

En 2006, 2008, 2010, 2012 y 2014 los MiG-29 pertenecientes a 1-ELT y 41-ELT realizaron misiones de policía aérea en el Báltico, operando desde la base aérea de Siuliai, en Lituania, como CAP (Combat Air Patrol), manteniendo permanentemente 2 aviones armados para QRA. En 2014 las salidas reales (Alfa-Scramble) fueron 30 para interceptar aviones, la mayoría de las veces de transporte, pero a veces los MiG polacos se encontraban incluso con Su-27 y Tu-22.

En términos de costos, el despliegue fuera de las fronteras nacionales no afectó particularmente al presupuesto designado por Varsocia a la Sily Powietrzne, porque el número total de horas de vuelo sobre Lituania no superó significativamente la cantidad que los MiG hubieran realizado en Polonia en esos meses. Desde el 21 de septiembre, en la Base Aérea de Malbork, incluso 3 Su-22 pertenecientes a la 21 BLT de Swidwin están desplegados para participar en la cooperación con los F-16 portugueses. Estos últimos sólo participan en misiones de aire-tierra. Este ejercicio es uno de los muchos en los que Sily Powietrzne participa con el objetivo de mantener a sus tripulaciones en el alto nivel estándar de la OTAN. ( Texto y fotos de Andrea Avian)

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.