Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Entrevista a Thierry Renaudin, presidente de CMI Cockerill Maintenance & Ingénierie: “Estamos en el proceso de seleccionar ubicación para una nueva planta de ensamblaje de CMI Defence en España”

La compañía belga CMI Defense, integrada en el grupo CMI Cockerill Maintenance & Ingénierie, es responsable del diseño y desarrollo de la “Cockerill 3000 Series”, el primer sistema modular para vehículos blindados que puede configurarse en torres medianas o grandes, en versiones tripuladas o no. En 2017 celebró su 200º aniversario, convirtiéndose en una de las compañías de defensa más antiguas del mundo, hoy situada en el “top 100” de las compañías de defensa globales. Su sistema de torre modular ha tenido un éxito notable en los últimos cuatro años y el pasado, en la que se celebró la última edición de la feria Homsec, al quebrar su organizador, se presentó su futura versión adaptada a las necesidades del Ejército de Tierra español, la “Cockerill 3030 Van Halen”. Recientemente tuvimos la oportunidad de sentarnos con su nuevo presidente, el señor Thierry Renaudin.

Defensa: Ha habido grandes cambios en CMI Defence en los últimos 5 años en lo que a tamaño, productos, o presencia global. ¿Podría llamarse esto una transformación?

Thierry Renaudin: Prefiero llamar a esto una aceleración. Hemos podido desarrollar soluciones innovadoras que responden exactamente a los requisitos de nuestros clientes para el presente y el futuro. Todo esto fue posible gracias a nuestra capacidad para escuchar atentamente la voz de los clientes y traducir sus necesidades en productos con un alto nivel de rendimiento y fiabilidad, que contribuyan significativamente a los requisitos del usuario y a su disponibilidad. Además, nuestra fortaleza en innovación no solo se basa en el diseño, sino también en la producción y la industrialización. El éxito que hemos conocido en los últimos años es el resultado de esta capacidad combinada de innovar y adaptarse con flexibilidad a los cambios rápidos y a los requisitos del cliente.

Defensa: ¿Cómo se hace evolucionar una compañía de doscientos años?

TR: Creo que nuestra capacidad de evolución es el resultado del marco establecido por los valores de nuestra compañía: compromiso, innovación, trabajo en equipo, agilidad, ética y fiabilidad. Al mantener nuestra fe en estos valores corporativos centrales, podemos adaptarnos y en algunos casos dar forma al futuro.

Defensa: ¿En esto se basa su oferta de modularidad?

TR: Ese es un buen ejemplo, pero hay otros. Nuestro sistema de torre modular Cockerill 3000 Series es un esfuerzo pionero en sistemas de fuego directo. Nuestra capacidad para configurar la misma plataforma de torre con cuatro sistemas de armas diferentes (30, 40, 90 y 105 mm.) muestra nuestra capacidad de analizar los requisitos presentes y futuros de los clientes. Diseñamos, fabricamos y entregamos esta serie Cockerill 3000 de acuerdo con los requisitos del cliente. Esto requirió humildad y estoy convencido que debemos evitar las actitudes de sabemos lo mejor y dejar que el cliente, el usuario, influya en el producto final.

Defensa: CMI Defense se adjudicó un contrato muy grande para su sistema modular de torre “Cockerill 3000 Series”. ¿Qué otros hitos puede compartir?

TR: Además de ese gran contrato, en primer lugar, estamos muy orgullosos de haber sido seleccionados por el Ejército de Tierra  de Estados Unidos como socio industrial para desarrollar una nueva torre de calibre medio, sacando lo mejor de nuestra Cockerill 3000 Series. Nuestros esfuerzos en el programa CRADA (Cooperative Research and Development Agreement) nos permiten estar a la vanguardia de los desarrollos tecnológicos e industriales con respecto a los sistemas de torre de calibre medio. En segundo lugar, junto con SAIC y ST Kinetics estamos formando un equipo de empresas de primer nivel para convertirnos en el proveedor de carros de combate ligeros con cañón 105 mm. en el marco del programa MPF (Mobile Protected Firepower) del Ejército de Estados Unidos. Esto representará para nosotros un hito importante, no solo en la comercialización de nuestros productos, sino en la diversificación de nuestra base de clientes. Además, hay oportunidades más cerca de casa, en Europa, donde estamos invirtiendo un tiempo y un esfuerzo considerables en España.

Defensa: ¿Cómo ve el mercado europeo?

TR: Estamos experimentando tiempos inciertos en Europa. Las alineaciones estratégicas tradicionales parecen estar en un constante estado de cambio. Pero creo que Europa ahora tiene la oportunidad de ocupar el lugar que le corresponde como una fuerza poderosa en el campo de la defensa y la seguridad. Tiene la oportunidad de ampliar la profundidad y amplitud de su base industrial y tecnológica de defensa. Por lo tanto, los gobiernos europeos deben alentar el desarrollo de la tecnología de defensa nacional y al mismo tiempo, las empresas de defensa europeas deben estar constantemente a la vanguardia en innovación, investigación, desarrollo e industrialización. Es un desafío en el que CMI Defence está plenamente comprometido.

Defensa: ¿Qué esfuerzos está dispuesto a emprender para aumentar la viabilidad de la opción europea?

TR: Además de inventar soluciones innovadoras, realizamos considerables esfuerzos en inversiones. Venimos de una nación con pequeños presupuestos de defensa y todos nuestros desarrollos son autofinanciados. También invertimos en infraestructuras y plantas. Por ejemplo, recientemente hemos invertido decenas de millones en la construcción de nuestro nuevo centro de formación en Francia y en maquinaria de producción de última generación (soldadura, mecanizado, CNC...) para nuestras instalaciones de fabricación.

Defensa: ¿Hay algún plan de expansión futuro del que nos pueda hablar?

TR: Actualmente estamos en el proceso de seleccionar ubicación para una nueva planta de ensamblaje de CMI Defence en España. Vemos oportunidades dentro y fuera del país en colaboraciones con empresas españolas. Existen tecnologías clave y productos exclusivos de España que deseamos incorporar a nuestra oferta para acceder a nuevos mercados.

Defensa: Cuando menciona España, entiendo que su objetivo es el programa VCR 8x8.

TR: Sí, pero no únicamente ese. Como ya mencioné, la característica clave de nuestro sistema modular de armas múltiples es que permite al cliente abordar no solo sus necesidades actuales, sino también sus necesidades futuras. Con un sistema de arma modular, tripulado o no tripulado, escalable e intercambiable (30, 40, 90 o 105 mm., todos con la misma configuración básica de torre), obviamente estamos aprovechando la oportunidad que nos ofrece el programa VCR 8X8. Pero lo hacemos teniendo en cuenta los posibles requisitos futuros del cliente. Queremos satisfacer esos requisitos ofreciendo fiabilidad y disponibilidad presentes y futuras con la misma plataforma. Esta es nuestra carta de presentación para nuestros clientes.

Defensa: ¿Qué tipo de colaboración está planeando con empresas españolas?

TR: Existen algunos subsistemas únicos en España que queremos emplear para mantener el rendimiento de nuestros productos presentes y futuros y que corresponden a los requisitos específicos del cliente.

 

FOTOS: 

Thierry Renaudin, presidente de CMI Cockerill Maintenance & Ingénierie.

- El concepto “Cockerill 3000 Series” con diferentes cañones (foto CMI Defence).

- La “Cockerill 3030 Edición Van Halen” cuenta con el sistema electro-óptico “Centinela” de Tecnobit (foto del autor).

- Las torres pueden emplearse como simuladores (foto CMI Defence).

 

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.