Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

"El VCR 8x8 representa ante todo el cambio de paradigma en el que está inmerso el Ejército de Tierra"

Entrevistamos al general de división Fernando García González-Valerio, máximo responsable de la División “Castillejos”, en un momento clave de la modernización del Ejército de Tierra español (ET),  proceso en el que la denominada Brigada Experimental, bajo sus órdenes, es una pieza fundamental. La División la componen unos 10.000 militares, con unos 600 oficiales, 1.600 suboficiales y tropa. Estas cifras incluyen a todos los militares destinados en el Cuartel General de la División, el Batallón de Cuartel General, la Brigada “Alfonso XII” II de la Legión (BRILEG), la Brigada “Almogávares” VI Paracaidista (BRIPAC) y la Brigada “Galicia” VII, antigua Aerotransportable. A estas se sumará a partir del 1 de enero de 2020 la Brigada “Aragón” I.

DEFENSA: ¿Cómo valora la elección de la BRILEG para ser la unidad experimental de la “Fuerza 35”?

General de división Fernando García González-Valerio: Las brigadas de combate son las unidades fundamentales y de referencia del Ejército de Tierra. Son las unidades que deben tener las capacidades esenciales para hacer frente a los escenarios de conflicto y combate. Es fundamental que estén diseñadas para poder hacerlo y, por ello, el Ejército está inmerso en un gran esfuerzo de puesta al día e imaginación para hacer una proyección de las capacidades tecnológicas necesarias en las operaciones militares, sobre todo las que serán necesarias a corto y medio plazo. Precisamente la BRILEG ha sido designada como unidad de referencia para el diseño de lo que se ha denominado la Brigada 2035, es decir, la brigada que deberíamos tener en el año 2035 para hacer frente a las amenazas y el entorno de combate que se espera. El diseño de la Fuerza 35 es un proyecto muy ambicioso, con el que se pretende definir y diseñar el Ejército que necesitaremos a medio plazo. En ese proceso está involucrada la mayor parte de las unidades y mandos del Ejército de Tierra, pero la BRILEG de modo muy especial. La elección de esta Brigada para este importante reto ha sido por ser una magnífica unidad, con una preparación, espíritu, disponibilidad y capacidades que la hacen idónea para asumir este desafío. Diré que aunque el peso de la experimentación en el ámbito de la brigada lo está asumiendo la BRILEG, también las otras dos brigadas de la División colaboran y aportan a este proyecto.

DEFENSA: ¿De qué forma apoya la División a esa Brigada en dicho proceso?

FGGV: La División Castillejos está completamente volcada en este esfuerzo de experimentación y diseño de las unidades terrestres, de forma que, además de los trabajos que está llevando a cabo la BRILEG en su ámbito como Brigada Experimental, la División incluye a las otras dos brigadas en estos estudios y análisis, especialmente en aquellas áreas en las que son especialistas y referencia para el Ejército de Tierra. Las tres brigadas de la División son grandes unidades, rápidamente desplegables y de carácter expedicionario, con unas capacidades complementarias. La BRIPAC, como Fuerza de Reacción Inmediata, está organizada y preparada para llevar a cabo operaciones aerotransportadas mediante lanzamiento paracaidista y de asalto aéreo. Maniobra con rapidez y flexibilidad y es capaz de operar en todo el espectro del conflicto, desde las fases iniciales de una operación convencional de alta intensidad, hasta las de seguridad cooperativa, desarrolladas en tiempos de paz, pasando por las operaciones de gestión de crisis o de mantenimiento de la paz. Las otras dos brigadas, que está previsto sean de una composición idéntica, dispondrán de una capacidad de combate, combinada con una facilidad de proyección tan necesaria hoy en día, con unos cortos plazos de tiempo. Al mismo tiempo, la experimentación no se limita al ámbito de la brigada, sino que es un análisis más amplio que afecta a otros niveles de mando y esta División colabora de forma muy estrecha con otros mandos del Ejército de Tierra en el análisis y experimentación de conceptos, capacidades y procedimientos que las proporciona el nivel división.

DEFENSA: ¿Cómo se coordina su formación con el MADOC?

FGGV: La División participa de forma muy activa en la formación de los futuros cuadros de mando del Ejército de Tierra, siempre en coordinación con el Mando de Doctrina (MADOC) de Granada y, generalmente, en base a colaboraciones programadas semestralmente y también puntualmente mediante otras extraordinarias, como pueden ser conferencias a alumnos de academias, visitas de éstos a unidades de la División o a sus cuarteles generales en ejercicios o maniobras, o también apoyando con materiales de nuestras brigadas a disposición de los centros de Enseñanza para sus prácticas o ejercicios. Por otra parte, una de nuestras grandes preocupaciones es la de mantener la formación de todos los componentes de la División, complementando la que proporciona el MADOC. Esta formación, que se lleva a cabo día a día en las unidades, abarca aspectos morales, intelectuales, tácticos, técnicos y de preparación física. Hoy en día, un combatiente tiene que tener una formación muy completa en todos los ámbitos que acabo de citar.

DEFENSA: ¿Qué nos puede comentar de las otras incorporaciones de materiales y sistemas que vendrán con la “Fuerza 35”?

FGGV: La Fuerza, para ser totalmente operativa, deberá disponer de una tecnología avanzada con capacidades adicionales en el nivel táctico, que permita hacer frente a cualquier tipo de amenaza, para enfrentarnos a un adversario con unas capacidades similares a las nuestras. Estamos hablando de materiales y sistemas que tienen que ser interoperables con los de nuestros aliados, capaces de integrarse en estructuras internacionales. Tenemos que incorporar sistemas de mando y control para combatir en campos de batalla con grandes vacíos y en ocasiones a grandes distancias; de sistemas aéreos no tripulados con diferentes configuraciones y alcances; de disponer de realidad aumentada gracias a vehículos de vigilancia, exploración y reconocimiento terrestre; de sistemas de armas de una gran precisión y sistemas anti-drones; de inteligencia artificial, sistemas de robótica inteligente y capacidades de ciberdefensa.

DEFENSA: ¿Qué importancia tiene la incorporación de los VCR 8x8 a las brigadas de la División?

FGGV: El VCR 8x8 representa ante todo el cambio de paradigma en el que está inmerso el Ejército de Tierra. Este cambio, que no solo es cualitativo sino también conceptual, se materializará mediante el relevo de la veterana familia BMR/VEC (Blindado Medio de Ruedas/Vehículo de Exploración y Caballería)  6x6 por un medio de combate moderno, modular y tecnológicamente avanzado, que permitirá desenvolverse de forma eficaz en los futuros entornos operativos del Siglo XXI. El vehículo 8x8 proporcionará una movilidad, potencia de fuego y protección a las unidades, de la que actualmente no disponen. Su incorporación a las brigadas permitirá una mayor capacidad de respuesta, una mejor integración de esfuerzos y sencillez en la logística, al unificar el tipo básico del vehículo. Una de sus principales características será la capacidad para proporcionar un amplio y completo conocimiento de la situación, gracias a los sensores que dispondrá. Ante el horizonte temporal del año 2035, el VCR 8x8 se equipara con los medios similares más modernos de los países aliados y su elección es coherente con el amplio espectro de misiones que los actuales estudios prospectivos asignan al papel que desempeñará la Fuerza Terrestre en los conflictos en los que podría intervenir España en las próximas dos décadas. En este contexto, el VCR 8x8 representa la piedra angular del proyecto Brigada Experimental 2035.

DEFENSA: ¿Qué otras necesidades de material tiene  la División?

FGGV: En las unidades de la División disponemos actualmente de material ligero y medio para realizar acciones rápidas y ágiles: con los medios ligeros, para las misiones paracaidistas y helitransportadas, y con los de mayor grado de protección, para misiones más convencionales, con una mayor capacidad de combate y protección. De cara al futuro, entre otras necesidades de material podríamos destacar los sistemas de mando y control, que permitirán una total integración de las diferentes funciones de combate, medios productores de fuego de mayor alcance o de vigilancia y adquisición de objetivos, como por ejemplo sistemas aéreos no tripulados.

DEFENSA: ¿Por qué se incorpora la Brigada “Aragón” I a la División “Castillejos”?

FGGV: La Brigada Aragón se incorporará a la División Castillejos en enero de año que viene. Su incorporación reforzará las capacidades operativas de la División con unas unidades operativas, potentes y especializadas, que completarán a las actuales. Además, la Brigada Aragón I mantiene unas capacidades específicas, como son las unidades de montaña. Precisamente la cercanía geográfica entre la Brigada Aragón y el Cuartel General División, en Huesca, permitirá una rápida integración y un profundo conocimiento mutuo, que se traducirán en una mayor operatividad y aumento de capacidades, tanto de la Brigada como de toda la División.

DEFENSA: ¿Qué nos comenta de la reestructuración de las fuerzas del ET en Cataluña?

FGGV: En la actualidad, las únicas unidades de la Fuerza Terrestre ubicadas en Cataluña son los dos batallones desplegados en Barcelona y San Clemente de Sasebas, en Gerona. Ambos llevan años ubicados en Cataluña y mantienen un profundo arraigo con esta Comunidad Autónoma. Esos mismos dos batallones van a permanecer en Cataluña exactamente igual que ahora, pero para adaptarse al cambio de la Brigada Aragón a la División Castillejos, van a cambiar su dependencia orgánica, motivo por el cual se ha creado el Regimiento Barcelona. La novedad estriba en que el batallón de Infantería Motorizado I/63, que mantiene su ubicación en la ciudad condal, pasa ahora a pertenecer al Regimiento Barcelona, que, a su vez, dependerá de la Brigada Guadarrama, adscrita a la División San Marcial. Por su parte, el Batallón de Infantería Badajoz I/62, permanecerá en San Clemente de Sasebas, como unidad del Regimiento de Infantería Arapiles 62, perteneciente a la Brigada Aragón, que pasará a depender de la División Castillejos. Hasta ahora ambos batallones dependían del Regimiento de Infantería Arapiles 62 y han participado, al igual que la mayor parte de las Fuerzas Armadas españolas, en misiones internacionales llevadas a cabo en la antigua Yugoslavia, Afganistán, Malí, Somalia, Irak y Senegal.

DEFENSA: ¿Cómo analiza la reor­ganización de las Tropas de Montaña en la estructura de la División “Castillejos”?

FGGV: La integración de estas unidades en la División será sencilla y rápida, ya que su idiosincrasia y capacidades son perfectamente compatibles con las de las otras tres brigadas de la División. Además, las unidades de montaña ya fueron parte del extinto Mando de Fuerzas Ligeras (FUL), origen de la División Castillejos. Su reincorporación será efectiva en enero del año que viene. En cualquier caso, la capacidad de combatir en montaña es innata al Ejército español, dada la orografía de la península Ibérica. Aunque es cierto que la estructura de las unidades de montaña se ha ido transformando mediante diferentes modelos organizativos a lo largo de la historia, lo que nunca se ha considerado es la opción de prescindir de esta capacidad, que se ha mostrado, una vez más, muy necesaria en alguna de las operaciones actuales, como ha sido en la de Afganistán.

DEFENSA: ¿Por qué se desplaza el CG de la División desde Madrid a Huesca?

FGGV: La decisión de trasladar el CG de la División Castillejos se tomó en 2017. Desde Huesca, esta División tendrá bajo su mando a brigadas de gran diversidad: la BRILEG, con base principal en Almería, la BRIPAC con base en Madrid, y la Brigada Galicia VII con base en Pontevedra. La novedad es, como ya se ha dicho, que a estas brigadas se va a sumar una cuarta, la Aragón I, con base en Zaragoza. En el proceso de elección de la nueva sede se tuvo en cuenta que el cuartel Sancho Ramírez se había cerrado a principios de 2017 y, por lo tanto, no era necesaria una fuerte inversión en obras de acondicionamiento. También se valoró el hecho de que en las proximidades de la ciudad de Huesca existen instalaciones para la preparación de la tropa, como los campos de maniobra y tiro de Fornillos e Igriés. También el Centro Nacional de Adiestramiento (CENAD) de San Gregorio (Zaragoza) está a solo 70 km. Así mismo, se considera que será más fácil la cobertura de personal del Cuartel General de la División, por la competencia que existe en Madrid, donde hay varios cuarteles generales de diferentes niveles. Por otro lado, la salida de la División Castillejos del acuartelamiento Teniente Muñoz Castellanos podría beneficiar a los futuros planes urbanísticos de Madrid, ya que actualmente se encuentra en los terrenos incluidos en la Operación Campamento de reordenación ur­ba­nística del Suroeste de la capital.

DEFENSA: ¿Qué fechas y fases se contemplan en dicho traslado?

FGGV: Los plazos se están cumpliendo según el calendario previsto. Si todo continúa así, la Unidad de Servicios y el Centro de Comunicaciones van a continuar, creándose como núcleo de constitución de acuartelamiento e irá ampliando su plantilla de manera paulatina a medida que se desarrollan las obras. El resto de unidades que actualmente están desplegadas en Madrid (Cuartel General de la División, Batallón que da apoyo a esta gran unidad y un Batallón de Transmisiones) comenzaremos a trasladarnos en 2020, para completar el traslado definitivo antes de finalizar ese año.

DEFENSA: ¿Cómo repercutirá en Huesca dicho traslado?

FGGV: Se podría decir que, previo al traslado de este Cuartel General, ya se están produciendo beneficios a Huesca desde el punto de las obras. La licitación de éstas en el ámbito del Ministerio de Defensa se realiza mediante concurso público. Obviamente, la cercanía de empresas de la zona coloca a las oscenses en situación ventajosa para optar a realizarlas, como nos consta que así está siendo y esto lógicamente es beneficioso, en tanto en cuanto supone una inyección económica y la creación de puestos de trabajo en la zona. Además de estos beneficios inmediatos, el traslado del personal militar tendrá efectos directos y permanentes en la ciudad de Huesca. La inyección económica que supone en cuanto a suministros y servicios que generan 700 militares es evidente. De ellos, una buena parte lo harán trasladándose con su familia. Los efectos beneficiosos no se circunscriben a la capital, Huesca, sino que repercutirán también en toda la provincia y, por ejemplo, ya están trabajando en el traslado seis empresas oscenses, dos de Binéfar, una de Fraga, otra de Monzón, así como otras dos de Huesca capital. Actualmente hay pendientes 16 licitaciones, aparte de las obras ya realizadas, y tres contratos menores por un montante de 4.500.000 de euros. A efectos de representatividad institucional, que la cabecera de una de las dos divisiones del Ejército se ubique en la ciudad de Huesca es muy relevante por la visibilidad que eso le otorga a nivel nacional.

DEFENSA: ¿Qué nos dice del capital humano que forma la División y cómo evolucionará en cantidad y cualificación en los próximos años?

FGGV: Los hombres y mujeres que conforman la División Castillejos son militares perfectamente preparados para cumplir con las misiones que nos han encomendado y con un alto grado de profesionalidad, siguiendo todos los cursos de formación necesarios y cuidando su preparación física. Considero que el personal es lo más importante y lo que le da una calidad sin igual a la División. Son militares serios, comprometidos y con una gran vocación, disponibilidad, ilusión y empuje.

DEFENSA: ¿Cuál es el papel de la División y qué esfuerzo realiza de cara a la formación de los contingentes que se despliegan en las misiones internacionales?

FGGV: La División es la responsable de coordinar el adiestramiento de las unidades que la forman y que desplieguen contingentes en operaciones. Para ello, la División desarrolla los planes de instrucción, adiestramiento y evaluación diseñados para el adiestramiento operativo de los contingentes, de forma que sean capaces de cumplir sus misiones en el exterior con la mayor eficacia y seguridad. Además, en la División Castillejos tenemos una clara vocación expedicionaria, que se traduce en que todos sus integrantes están preparados y formándose continuamente para ser desplegados en cualquier lugar del mundo con un tiempo de despliegue lo más breve posible.

DEFENSA: ¿Qué nuevos retos tiene la División “Castillejos” en los próximos años?

FGGV: El Cuartel General de la División se enfrenta al reto de ser la base de un Cuartel General ofertado a la Unión Europea como Force Headquarters (FHQ), conjunto y de nivel operacional, con capacidad de desplegar en cualquier lugar con un corto periodo de alerta, entre 5 y 10 días con un radio máximo de acción estimado de 6.000 km. desde Bruselas. Además del propio CG, en esta oferta de España se incluyen otras unidades de la División y de otros mandos del Ejército de Tierra. En el segundo semestre de este año, el principal reto del Cuartel General de la División es llevar a cabo el ejercicio Toro 19, que son las maniobras principales del Ejército de este año y en las que se pondrán en práctica los procedimientos de mando y control de la División en operaciones de combate generalizado. Se trata de un ejercicio muy ambicioso, puesto que se integrarán unidades desplegadas en diferentes campos de maniobras y zonas de la Península y unidades actuando mediante simuladores, al tiempo que se experimentarán nuevos conceptos y procedimientos que permitan avanzar en el diseño del Ejército 2035. Por otro lado, no hay que olvidar que la Brigada Galicia VII, que es una de las tres brigadas de la División, acaba de regresar de la operación de Naciones Unidas en Líbano y de Mali de la Unión Europea, ya que estos despliegues en operaciones se corresponden con el esfuerzo principal de la División. También en el segundo semestre del año está previsto el despliegue de la BRILEG en las operaciones en Líbano y en Mali, que se prolongará hasta el mes de mayo del año que viene. Inicialmente, en 2020 el Cuartel General de la División, así como su Batallón de Cuartel General y el Batallón de Transmisiones II/1, se trasladarán a Huesca, lo cual será un nuevo reto para el cual ya se han iniciado las acciones de planeamiento y preparación necesarias.

DEFENSA: ¿Qué apoyo brindan las unidades de la División “Castillejos” al Mando Conjunto de Operaciones Especiales (MCOE) y al Mando de Operaciones Especiales (MOE)?

FGGV: Básicamente cooperamos en dos aspectos. En primer lugar, a través de las capacidades paracaidistas específicas de la BRIPAC, especialmente en los saltos en apertura manual con capacidad de incursión a alta cota con empleo de oxígeno. En segundo lugar, mediante el desarrollo del concepto FAOE (Fuerzas de Apoyo a Operaciones Especiales), cuya responsabilidad recae en la Bandera III/5 de la BRIPAC. Este concepto pretende capacitar a unidades de la División para operar en apoyo al MOE, para lo que se requiere adquirir algunas de las capacidades de las unidades operaciones especiales (UOE) y conocer sus procedimientos. En tercer lugar, mediante las capacidades de reconocimiento en profundidad que proporciona la Compañía de Reconocimiento Avanzado (CRAV) de la BRIPAC.

DEFENSA: ¿Qué significa para un profesional del ET mandar la División “Castillejos”?

FGGV: Como entenderá, es un privilegio y un verdadero reto el estar al mando de una de las unidades de mayor prestigio de nuestro Ejército. Es una responsabilidad el tener preparadas las diferentes brigadas, el mantener el magnífico espíritu y compromiso de todos los que forman parte de la División. El asumir el mando y liderazgo de una unidad militar exige el tratar de dar lo mejor de uno mismo a diario. El ser un mando implica que eres una referencia para todos los que trabajan contigo y, por ello, la entrega, ejemplaridad y trabajo diario es de una alta exigencia. Por otro lado, el mandar magníficos profesionales te da muchísimas satisfacciones profesionales y personales.

Un profesional forjado en unidades de Infantería Ligera y en operaciones internacionales

El general de División Fernando García González-Valerio, nació en Barbastro (Huesca) en 1960 y tras finalizar los estudios de Enseñanza Superior Militar, su primer destino como teniente de Infantería fue en  la III Bandera Paracaidista Ortiz de Zarate, en Alcalá de Henares (Madrid). En el empleo de capitán estuvo destinado en el 3er Tercio Don Juan de Austria de la Legión, en Fuerteventura (Canarias), además de la Escuela de Paracaidistas Méndez Parada, en calidad de profesor, para, posteriormente, volver a la III Bandera Paracaidista. Al acabar el curso Estado Mayor fue destinado a la División de Operaciones del Estado Mayor del Ejército, en el  Centro de Operaciones Terrestres. En este empleo comenzó su experiencia internacional, prestando servicio durante tres años en el Cuerpo de Reacción Rápida, o ARRC (Allied Rapid Reaction Corps) de la OTAN en Rheindahlen (Alemania); experiencia que completó participando en misiones internacionales en Mozambique y Balcanes.
De teniente coronel, volvió a la III Bandera Paracaidista en Murcia, desplegando por primera vez en Afganistán al frente de la misma. En diciembre de 2008 fue destinado a la Unidad de Estudios del 2º Jefe del Estado Mayor del Ejército, en donde pudo obtener una visión global de la mayor parte de todos los ámbitos. En 2011 ascendió a coronel, haciéndose cargo del Regimiento de Infantería Ligera Príncipe Nº 3, de guarnición en Oviedo. Al frente del Regimiento volvió al duro escenario afgano, como jefe del Contingente ASPFOR XXXII, en la provincia de Badghis, y en 2014 fue destinado de nuevo a la División de Operaciones del Estado Mayor del Ejército como 2º jefe del Centro de Situación del Ejército. Ascendió a general de Brigada en julio de 2014, haciéndose cargo de la División de Operaciones del Estado Mayor del Ejército. En 2017 fue ascendido a general de División, siendo destinado a asumir el Mando de la División Castillejos de las Fuerzas Terrestres del ET.

Revista Defensa nº 495-496, julio-agosto 2019, Julio Maiz 
 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.