Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

ENFORCER: Una nueva capacidad de efectos precisos para la infantería desmontada y las Operaciones Especiales de la Fuerza 2035

Con el sistema Enforcer, MBDA completa su oferta para la Fuerza 2035, al proponer un nuevo sistema de misiles para la infantería desmontada que cubre la necesidad detectada de disponer de un sistema con capacidades operativas intermedias entre las municiones no guiadas y los sistemas contra-carro actualmente en dotación.

Desde estas líneas MBDA España se suma al  homenaje a la Legión por su primer centenario, que bajo el bonito lema “Cien años de valor, el valor de cien años” aglutina una serie de actos y publicaciones que ponen en valor (valga la redundancia) el pasado y presente de una unidad tan emblemática de nuestras Fuerzas Armadas, a la vez que permiten vislumbrar su indiscutible relevancia en el futuro, como queda patente por la designación de la Brigada “Rey Alfonso XIII” de la Legión (BRILEG) como Brigada Experimental (BRIEX) 2035 del proyecto de prospectiva, experimentación y transformación Fuerza 2035,  en el que está inmerso el Ejército de Tierra, y en el que la Industria de Defensa y los centros de I+D nacionales aportamos nuestras ideas y visión en el marco del Foro F2E+I.

Una de las ideas que se ha repetido constantemente durante todos los talleres y seminarios de la Fuerza 2035 es que el campo de batalla actual es cada vez más demandante para nuestras tropas. También la Directiva de Defensa Nacional 2020 indica que los escenarios de actuación para las FAS han aumentado en complejidad, destacando el empleo de estrategias híbridas, que combinan procedimientos convencionales con otros de tipo asimétrico. La superioridad tecnológica que tradicionalmente se obtenía al operar en conflictos asimétricos está por tanto hoy en entredicho. Los grupos terroristas y/o paramilitares están ganando acceso a sistemas de armas cada vez más sofisticados y son capaces de operarlos en condiciones de movilidad.

Este entorno, centrando nuestro análisis en el soldado de infantería desmontada, hace que las dificultades de enfrentarse a este tipo de amenazas se amplíen adicionalmente por la necesidad de operar en entornos urbanos complejos, durante el día y la noche, en operaciones conjuntas/combinadas, y respetando las reglas de enfrentamiento más estrictas.

Foto: Sistema de misiles “Enforcer” portable.

La generación actual de armas anti-carro tradicionalmente ha ofrecido una respuesta eficaz a este tipo de amenazas. Pero siempre obligando a sacrificar determinados parámetros operativos. Los sistemas de cohetes no guiados ofrecen movilidad y facilidad de uso, pero carecen de la precisión para enfrentar objetivos lejanos en movimiento u ocultos. Los sistemas convencionales de misiles ofrecen mayor precisión y distancia, pero generalmente son más voluminosos, complejos y con mayor coste de operación.

Un sistema de misiles guiados con el factor de forma y simplicidad de un sistema no guiado permitiría cubrir esas carencias y ofrecería una ventaja operativa significativa a las fuerzas que lo usaran, ya que se proveería al soldado de capacidades de enfrentamiento en movilidad, con facilidad de uso, con capacidad de generar efectos proporcionados y limitar los daños colaterales, y con una precisión y capacidad de reacción no vistas hasta ahora.

La respuesta de MBDA a este reto operativo es el sistema de misiles Enforcer, que es un sistema portable, disparado desde el hombro y con capacidad para ser operado por un único soldado. El sistema es capaz de enfrentar amenazas estáticas y en movimiento en el rango de los 2000 m, superando ampliamente  el alcance y precisión de los sistemas no guiados actualmente en dotación. Las características principales que han guiado el diseño han sido la máxima flexibilidad operativa, la mayor precisión y fiabilidad y el mínimo peso posible. El sistema permite la configuración de tres modos diferentes de enfrentamiento para maximizar los efectos y flexibilidad de uso: impacto directo (vehículos, objetivos estáticos), impacto con retardo (objetivos dentro de edificaciones) o impacto aéreo “air burst” (objetivos a cubierto).

Otra de las ventajas operativas de Enforcer es que ha sido diseñado para ser utilizado con sistemas ópticos externos para reconocimiento e identificación, e incluso existe la posibilidad de utilizar un único sistema de visión que sea compatible tanto con la munición guiada como con la no guiada, lo que a su vez genera mejoras en la logística y el adiestramiento.

Siguiendo con el adiestramiento, y puesto que la facilidad de uso es una de las principales características de Enforcer, el sistema se ha diseñado para que este sea sencillo, y para ello MBDA también dispone de entornos de simulación y adiestramiento adecuados a las necesidades formativas de cada usuario.

Foto: El “Enforcer” puede enfrentar amenazas estáticas y en movimiento en el rango de los 2.000 m.

El sistema Enforcer se ha desarrollado como un programa multinacional en MBDA y las Fuerzas Armadas Alemanas han sido el cliente lanzador, con un primer contrato a finales de 2019. El sistema está actualmente en fase de calificación y estará pronto en disposición de ser entregado a los usuarios finales.

Aunque diseñado especialmente para infantería desmontada, el Enforcer ofrece potencial para diferentes misiones, como la autoprotección de activos terrestres, o su empleo desde plataformas terrestres o navales. También se considera una futura versión aérea para su empleo como misil de bajo coste para equipar sistemas RPAS como podrían ser el futuro SIRTAP o similares.

Con el nuevo sistema Enforcer, se completa la propuesta de MBDA para equipar a las futuras Brigadas de la Fuerza 2035 del Ejército de Tierra con sistemas de misiles interoperables y en cooperación con nuestros aliados europeos, ya que se cubren todas las capacidades orgánicas de la Brigada: infantería desmontada/operaciones especiales (Enforcer), sistemas contra-carro de quinta generación con capacidades de enfrentamiento colaborativo (MMP) y protección y defensa anti-aérea (Mistral 3).

Estas capacidades orgánicas de las Brigadas, se complementan asimismo con otras soluciones de Defensa Anti Aérea basada tierra (GBAD) de niveles superiores (CE/DIV), a través del sistemas EMADS (Enhanced Modular Air Defense System) y la familia de misiles CAMM y CAMM-ER), que presenta una configuración totalmente flexible y modular de radares, centros directores de fuego y lanzadores y misiles preparados para operar en Red, y que pueden cubrir las  necesidades operativas de los nuevos sistemas de misiles de alta movilidad y altas prestaciones (SAM-AP) que demanda el Ejército de Tierra.

Para el nivel estratégico y de operaciones conjunto/combinadas, MBDA lidera el proyecto de cooperación internacional “TWISTER”, en el entorno europeo PESCO, y con el futuro apoyo del EDF, con el objetivo de desarrollar un interceptor europeo para fortalecer las capacidades de defensa antimisil del viejo continente, y poder así enfrentar con garantías las nuevas amenazas aéreas emergentes.

También en el entorno de la Europa de la Defensa, en este caso en el EDIDP, y referente a las capacidades de enfrentamiento colaborativo en el campo de batalla, es destacable la financiación del proyecto LynkEUs, liderado por MBDA, como primera contribución tecnológica a los objetivos de la nueva capacidad de enfrentamiento contra objetivos más allá de la línea de visión (BLOS, Beyond Line of Sight por sus siglas en inglés) y que está basado en el sistema MMP. 

Con todas estas iniciativas, MBDA, a través de MBDA España, refuerza su posición como la única compañía con capacidad de proporcionar de forma integral soluciones a todas las necesidades operativas de las Fuerzas Armadas en el campo de los misiles, a la vez que se garantiza la autonomía estratégica, operativa y logística en este área, ya que se trata de soluciones completamente europeas, y que permiten tanto la integración técnica con las plataformas y sistemas de mando y control presentes y futuros, como la integración logística en los procesos tecnológicos, industriales y de sostenimiento nacionales.

Esperamos seguir contribuyendo con nuestras soluciones a la mejora de las capacidades operativas y tecnológicas de la Legión y del Ejército de Tierra en el marco de la Fuerza 2035.  Para ello seguiremos aplicando día a día nuestros propios valores (Pasión, Integridad, Compromiso, Innovación, Espíritu de Equipo), a imagen y semejanza de lo que la Legión ha venido haciendo durante estos cien años de valor. Felicidades. (A. Miraflores)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.