Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El radar TRS-4D de Hensoldt

El TRS-4D es un radar naval tridimensional  multifuncional de vigilancia, adquisición de objetivos, autodefensa, control de tiro y aproximación de aeronaves de la empresa alemana Hensoldt. Fue desarrollado pensando en las amenazas convencionales y asimétricas actuales y futuras. Es capaz de detectar y seguir  automáticamente todo tipo de objetivos aéreos y navales, aliviando la carga de trabajo de la tripulación.

Con un mayor rendimiento por el uso de la tecnología AESA (Active Electronically Scanned Array), basada en transmisores y receptores (T/R) a base de semiconductores de nitrito de galio (GaN), este radar ofrece importantes beneficios de potencia, eficiencia y confiabilidad en comparación con los basados en módulos T/R de arsenito de galio (GaAs) utilizados hasta ahora en radares multifunción. El TRS-4D ha sido escogido por varias armadas en el mundo, de países del Medio Oriente, Estados Unidos, Alemania y Chile –primero de Latino­américa en contar con esta avanzada tecnología usada por la OTAN– para sus fragatas y corbetas.

Diseñado para misiones extendidas, el TRS-4D proporciona una vigilancia sin precedentes para guerra antiaérea (AAW) y antisuperfice (ASuW), siendo también adecuado para tareas antipiratería, humanitarias y de búsqueda y rescate SAR (Search and Rescue). Con una historia de más de 100 años y un vasto conocimiento acumulado por sus antecesores de renombre –como Telefunken, Zeiss, Dornier, AEG, Siemens y Airbus– su tecnología avanzada ha hecho hoy de Hensoldt un importante proveedor de soluciones para la OTAN y Europa, equipando a las principales fuerzas armadas con sus sensores, radares, periscopios y guerra electrónica, entre otros.

Hensoldt ha logrado posicionarse en mercados como Estados Unidos, nación históricamente muy difícil para las empresas de la industria de defensa que no son de allí. El radar de vigilancia marítima TRS-4D consta de dos versiones: rotatoria y con paneles fijos. En relación a esta última, en Alemania ha suministrado el TRS-4D/NR (Non-Rotating) de paneles fijos para las 4 nuevas fragatas de la Clase F-125 de su Marina. El primer lote de corbetas K130 germanas fue dotado del radar Hensoldt TRS-3D. Para el segundo, de 5, la Marina ya seleccionó el TRS-4D en su variante rotatoria.

Por otra parte, la US Navy ha seleccionado para su programa LCS (Litoral Combat Ship) de la Clase Freedom radares de Hensoldt. Las primeras unidades integraron el TRS-3D, conocido en Estados Unidos como el AN/APS-75. La empresa ya ha entregado 4 TRS-4D rotatorios para los LCS-17, LCS-19, LCS-21, LCS-23 y LCS-25. El suministro de este modelo para ambas marinas viene a confirmar el éxito que la empresa está logrando en Europa y también en Norteamérica.  Por último, la Armada de Chile escogió en febrero del 2017 el TRS-4D Rotator como parte del programa de modernización 3 fragatas: Almirante Cochrane, Almirante Condell y Almirante Lynch.

Modernas tecnologías

El TRS-4D es un radar de vigilancia de superficie y aérea multimodo que trabaja en banda C con la última tecnología AESA. Cada módulo T/R actúa efectivamente como un radar en miniatura que genera, transmite y procesa su propio pulso de radio frecuencia de pulsos de efecto Doppler. El fallo de cualquier módulo T/R no hará que el radar quede fuera de servicio, garantizando una  degradación suave. La tecnología AESA y la definición por software de los modos de operación permiten cambiar rápidamente de tareas de vigilancia aérea y terrestre a otros modos de operación, como seguimiento (tracking), control de tiro y navegación de helicóptero, entre otros.

Además de las ventajas de los radares de rotación mecánica TRS-3D, el TRS-4D cuenta con el barrido electrónico (en azimut y elevación) adicional y capacidad para detectar y seguir más de 1.000 objetivos de aire y superficie mucho más rápido. Esta tecnología permite mejorar la capacidad de detectar blancos más pequeños, a mayor distancia, con superior precisión y mucho antes, aumentando el tiempo de reacción de los barcos de guerra.

El radar está diseñado para apoyar funciones exigentes y versátiles AAW y ASuW, tanto en aguas profundas como en entornos litorales, complejos y peligrosos. El TRS-4D tiene capacidad de detectar una amplia variedad de amenazas, ya sean pequeñas -RCS (Radar Cross Section) de menos de 0,01 m2.–, como una pelota de tenis), de alta o baja velocidad, baja cota, elevada maniobrabilidad o en ataque vertical. El sistema también incluye un radar secundario MSSR 2000 I para la identificación de amigos o enemigos IFF (Identification Friend-Foe), que cumple con todos los estándares de la OTAN, incluso el último Modo S/5.

Hensoldt es pionera mundial de tecnología e innovación en el área de la electrónica de defensa y seguridad y líder en el mercado de soluciones de sensores civiles y militares. Desarrolla nuevos productos para contrarrestar las amenazas en evolución basadas en conceptos disruptivos en campos como big data, robótica y seguridad cibernética. Con una plantilla de unos 4.300 empleados, genera ingresos de más de 1.000 millones de euros al año.

Las plataformas aéreas, navales y terrestres más prominentes están equipadas con productos de Hensoldt, incluyendo los aviones de combate F-16, Eurofighter, Gripen y Rafale; los satélites Tandem-X y EDRS-A; el avión de transporte A400M y helicópteros de diversos tipos. Además, los submarinos de las clases 212 y 209, los buques de combate litoral de la US Navy de la Clase Freedom y las corbetas K130 de la Marina alemana cuentan con sus sistemas proporciona equipos de misión crítica para los medios blindados Puma y Leopard. ( J. Cabo )

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.