Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Ejercicio “Blue Wings 2020” aviones israelíes en Alemania

La cooperación entre la Fuerza de Defensa de Israel y la Luftwaffe alemana se ha materializado en el pasado en el territorio de la nación de Oriente Medio, a través de los ejercicios “Blue Flag” organizados en la Base de Ovda, en el Sur, cerca de Eilat. Después de esa cooperación inicial de unidades germanas en Israel, entre el 17 y el 28 de agosto se produjo un cambio histórico, cuando se desplegó temporalmente una delegación de la Fuerza Aérea israelí a la Base de Nörvenich.

Con su participación en el ejercicio Blue Wings 2020 y en las jornadas del Multinational Air Group (MAG) organizados por la Fuerza Aérea alemana, tuvo lugar un evento histórico, al desplegarse unidades de su homóloga israelí a su territorio por primera vez. La preparación del desplazamiento se inició el 6 de agosto con la ida a Nörvenich de 2 Lockheed Martin C-130J Hercules de transporte, los 662 y  663 (con códigos de radio IAF 129 y 130), seguidos del KC-130H con serial 545 (IAF 131) el 12 de agosto y otro C-130J (IAF 132) al día siguiente.

Para participar efectivamente en ambos ejercicios, la Fuerza Aérea israelí trasladó una agrupación bastante completa, que incluía destacamentos del 101º Escuadrón, conocido como The First Fighter Squadron, de la Base Aérea de Hatzor, dotado de cazabombarderos F-16C-40 Barak 2020, y del 105º, The Scorpion Squadron, con F-16D-40 Barak 2020. Las aeronaves volaron a Europa el 17 de agosto empleando el código de radio Atomi 1-6. Les apoyaron 3 Boeing cisternas (Giant 1-3) del 120º, retornando el Giant 2 a mitad de camino.

También se contó con 1 G550 Nachshon Eitam CAEW (Conformal Airborne Early Warning) de alerta temprana (Glory 1) adscrito al 122º Escuadrón y 1 KC-130H Karnaf (IAF 133) basados, como los KC-707, en Nevatim. La unidad anfitriona fue el Ala Táctica de la Fuerza Aérea, o Taktisches Luftwaffe Geschwader (TLG) 31, de Nörvenich, que opera Eurofighter. Con un entorno desa­fiante debido a la propagación del COVID-19, este ha sido el único ejercicio internacional en el que la Fuerza Aérea de Israel participará en el extranjero este año.

Durante el despliegue de la Fuerza Aérea israelí se llevaron a cabo 2 salidas diarias. La matinal normalmente comprendía 6 aviones y la vespertina 4.

Decidió continuar con este ejercicio para seguir mejorando sus capacidades, mantener la disposición para enfrentar diferentes escenarios alternativos y continuar fortaleciendo sus vínculos y cooperación con fuerzas aéreas aliadas. La Fuerza Aérea de Israel participó en el ejercicio por primera vez como invitada de Alemania, dijo el teniente coronel A, comandante del 105º Escuadrón y jefe del despliegue, que asegura que esta fue una oportunidad para mostrar nuestras habilidades y aprender sobre las técnicas de vuelo y entrenamiento de la OTAN.

El ejercicio

Los preparativos para este despliegue comenzaron casi un año antes, cuando oficiales israelíes viajaron a Alemania para discutir las posibilidades. Nos reunimos allí y recordamos lo que sucedió en el pasado y hacemos todo lo posible para trabajar juntos en el futuro, dijo el general Nurkin durante la visita. Idealmente, una base aérea en el Sur de Alemania era la más adecuada para ser utilizada como lugar temporal, pero, dadas las ventajas de infraestructura, se seleccionó la de Nörvenich, cerca de Aquisgrán.

En la primera semana de despliegue, la Fuerza Aérea israelí participó en una ceremonia, que el martes 18 de agosto de 2020 incluyó un vuelo de Memoria para el futuro sobre el antiguo campo de concentración de Dachau, realizado por un Gulfstream G550 y cazas F-16 israelíes junto a 2 Eurofighter alemanes, en honor a las víctimas del Holocausto. En esa misma salida sobrevolarían el aeropuerto de Fürstenfeldbruck, en las cercanías de Munich, para conmemorar a los once miembros de la delegación olímpica israelí que fueron asesinados en el ataque terrorista de los Juegos Olímpicos de 1972.

El comandante de la Fuerza Aérea israelí, mayor general Amikam Norkin, dirigió el sobrevuelo en el Gulfstream G550 junto con el de la Luftwaffe, teniente general Ingo Gerhartz, y la primera mujer comandante de Escuadrón de la israelí, del 122º Nachson. Tras aterrizar se llevó a cabo una ceremonia conmemorativa oficial en el campo de concentración de Dachau, a la que asistieron, entre otros, la ministra de Defensa germana, Annegret Kramp Karrenbauer, y el embajador de la nación de Oriente Medio en Alemania, Jeremy Issacharoff.

El subcomandante del 109º Escuadrón habló durante el evento. Fue una ocasión especial, pues es nieto de un superviviente del Holocausto de Dachau. Además, el rabino Mendel Moraity recitó una lectura de Yizkor y todo se transmitió en directo a través varias plataformas digitales israelíes. El despliegue es estratégicamente significativo e influye en gran medida en la Fuerza Aérea de Israel para fortalecer aún más la cooperación entre su nación y Alemania.

Un par de escuadrones de “Hercules” basados en Nevatim apoyaron el ejercicio. Justo antes de la llegada de los F-16 israelíes este KC-130H aterrizaba en Nörvenic y por la tarde regresó a su país.

La Fuerza Aérea de Israel lleva a cabo y continuará realizando ejercicios conjuntos con otras para mantener su aptitud y preparación, así como para promover las relaciones y alentar y fortalecer la cooperación entre ellas. A nivel táctico, tiene la increí­ble oportunidad de aprender de las otras y entrenar en un territorio desconocido y en condiciones desafiantes.

Se trata de un paso vital en la mejora continua de la experiencia de los pilotos. Desde un punto de vista estratégico, continúa fortaleciendo su capacidad para cooperar con otras naciones y fuerzas aéreas. El ejercicio nacional bianual Blue Wings es un buen ejemplo de esto, pero operar y entrenar en un entorno totalmente diferente representa un adiestramiento superior, que mejorará y optimizará sus capacidades.

El MAG

La Fuerza Aérea Alemana llevó a cabo entrenamiento aéreo bajo el marco especial de nación de la OTAN, con el objetivo de poner en marcha fuerzas de tarea multinacionales totalmente capacitadas e interoperables con los aliados y socios. El ejercicio se encuadra en el Concepto de Naciones Marco de la OTAN, para el cual Alemania y otros aliados se han comprometido a garantizar la formación operativa de grupos de fuerzas más grandes, proporcionando a la la Alianza formaciones interoperables, bien instruidas y con recursos de vuelo adecuados.

El objetivo de este bastante nuevo ejercicio es desarrollar una capacidad operativa inicial para 2023 y alcanzar la plena en 2026. Cada evento generalmente consta de dos días de ensayo y dos de vuelo. Según el teniente general Ingo Gerhartz, jefe de la Luftwaffe, las jornadas MAGDAY (Multiple Air Group Exercise Days) son un excelente ejemplo de multinacionalidad en el trabajo, que permite a su Fuerza Aérea actuar hombro con hombro con aliados europeos y socios en preparación de misiones combinadas.

Esos ejercicios del grupo aéreo múltiple, generalmente se programan cada trimestre durante un año y Alemania los acoge como la nación marco del proyecto. Sin embargo, debido al impacto de la pandemia, se ha producido en una reducción significativa de su frecuencia, ahora limitada a dos eventos en 2020. El primero tuvo lugar en junio con participación de la República Checa, Francia, Alemania, Polonia y Eslovaquia. Durante la segunda semana de su despliegue en Alemania, la Fuerza Aérea de Israel, que es un país socio de la OTAN en el marco del programa Diálogo Mediterráneo, participó en el MAG.

La Luftwaffe organizó los MAGDAY de 2020 entre el 24 y el 28 de agosto. Reactores de caza y cisterna de Alemania, Hungría e Israel practicaron ejercicios en un escenario multinacional. Además de las fuerzas aéreas israelíes y alemanas, también Gripen checos y húngaros actuaron recientemente en este evento de operaciones aéreas combinadas, principalmente llevando a cabo las misiones de escenarios nocturnos. Los Gripen húngaros se desplegaron temporalmente en la Base Aérea de Jagel (Alemania) durante esta semana.

El Escuadrón “Scorpion” tiene sus raíces en el “First Fighter”. El 20 de agosto de 1950 se creó un cuerpo de entrenamiento operacional dentro de esa unidad “First Fighter” que  se expandió y recibió el nuevo nombre, comenzando a operar desde la Base Aérea de Ramat David.

El enfoque del MAGDAY, que concluyó el 27 de agosto de 2020, fue establecer la superioridad aérea en un área mediante la participación de sistemas de defensa aérea terrestres de oponentes ficticios. Otro punto culminante especial del evento fue el hecho que, por primera vez, la Fuerza Aérea de Israel envió aviones de combate F-16 y 1 Boeing KC-707 con capacidad de reabastecimiento de combustible en vuelo para participar en este escenario.

Conclusiones

Israel ha sido un socio importante para la OTAN durante más de veinte años de cooperación entre ambos, ya que es un miembro activo importante del Diálogo Mediterráneo de la Alianza. A principios de septiembre de 2019, la asistente de la Secretaría General de Inversiones en Defensa de la OTAN, Camille Grand, concluyó una visita de dos días a Israel, donde se celebró una reunión con altos representantes israelíes de los ministerios de Defensa y de Relaciones Exteriores, para discutir la mejora de la cooperación de la Alianza con sus Fuerzas de Defensa en el Mediterráneo Oriental.

Hay temas adicionales como proliferación de armas y su control, defensa cibernética, investigación y desarrollo. En otras reuniones con funcionarios civiles y militares, Grand discutió la preparación civil y la defensa aérea. El despliegue en Alemania fue un paso importante en una mayor cooperación entre la OTAN e Israel y se desarrollará con una planificación a medio plazo.

Revista Defensa nº 512, diciembre 2020, Patrick Roegies, Ben Gorski y Jurgen van Toor

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.