Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Adiós al crucero “Almirante Grau” de la Marina de Guerra del Perú

La Marina de Guerra del Perú bautizó a lo largo de los años a otras 3 unidades navales con el nombre del Gran Almirante Miguel Grau, comandante del legendario Monitor Huáscar, caído en el Combate Naval de Angamos el 8 de octubre de 1879 durante la Guerra del Pacifico. El primero fue un crucero explorador de la Clase Scout de 3.250 ton., construido especialmente para el país sudamericano en el astillero de Vickers Son’s and Maxim Barrow (Inglaterra). Fue botado el 27 de marzo de 1906 y arribó al Perú el 10 de agosto de 1907. Tras 45 años de servicio, pasó a la Reserva Naval el 30 de junio de 1952 y se dio de baja el 24 de junio de 1958.

Le sucedió el BAP Almirante Grau (CL-81), un crucero ligero de la Clase Crown Colony británica, ex HMS Newfoundland (C-59), de 11.000 ton. Fue adquirido por la Marina de Guerra el 30 de diciembre de 1959 e incorporado el 31 de enero de 1960. El 15 de mayo de 1973 cambió su denominación por la de BAP Capitán Quiñones (CL-83), pasando a la Reserva Naval el 6 de marzo de 1980 y fue dado de baja el 2 de mayo de ese mismo año.

El tercero era el BAP Almirante Grau (CLM-81), un crucero ligero misilero de la Clase De Ruyter holandesa, ex HNLMS De Ruyter (C-801) de 12.165 ton., que fue construido a partir de 1939 en el astillero Wilton-Fijenoord de Schiedam (Países Bajos). Debido a la invasión alemana durante la II Guerra Mundial, recién pudo entrar en servicio en la Real Marina Holandesa el 18 de noviembre de 1953. Su carrera allí se inició formando parte del Escuadrón Nº 5. En 1958-60 se desempeñó como Buque Insignia de la Flotilla Nº 1 y en 1962 fue asignado a la Flotilla 5, donde participó en la mayor parte de los despliegues operacionales de la OTAN.

foto: El crucero explorador “Almirante Grau” de la Clase “Scout”.

En octubre de 1972, como una medida para reducir los gastos en defensa, fue retirado del servicio activo y, finalmente, dado de baja el 26 de enero de 1973. El entonces ministro de Marina y comandante general de la Marina de Guerra peruana, vicealmirante AP Luis Vargas Caballero, dispuso que se iniciaran las negociaciones con Holanda para su adquisición, que se materializó en marzo de aquel mismo año con la denominación mencionada, siendo su primer comandante al entonces capitán de navío AP Gerónimo Cafferatta Marazzi, quien, como tarea inicial, se encargó de alistarlo para la navegación, sometiéndolo a revisión integral durante 100 días.

El 23 de mayo de ese año, en el puerto de Den Helder, se realizó la ceremonia de afirmado del pabellón, zarpando el 13 de junio, tras concluir los trabajos de alistamiento, con rumbo al Perú. Unos días más tarde, el 28 para ser más precisos, se reunió en alta mar con el destructor BAP Palacios (DM-73) que provenía de Brest (Francia),donde le habían instalado 8 rampas de mísiles antibuque MM38 Exocet. El 4 de julio, tras haber repostado en Williemstad (Curaçao), ambas unidades cruzaron el Canal de Panamá, arribando el día 11 a la Base Naval del Callao. Inmediatamente, el BAP Almirante Grau (CL-81) asumió sus funciones como Buque Insignia de la Escuadra.

foto: El crucero ligero BAP “Almirante Grau” (CL-81) de la Case “Crown Colony”.

Modernización

En 1983, a fin de determinar la configuración operacional más adecuada para modernizarlo, se contrató a Yarrow Admiralty Research and Development (YARD), la cual había participado en la actualización de los destructores BAP Palacios (DM-73) y Ferre (DM-74). En mayo, tras analizar varias propuestas, se seleccionó al consorcio formado por la Hollandse Signaal Apparatten (HSA) y el astillero Amsterdamse Droogdok Maatschappiij (ADM), ambos holandeses, con los que se suscribió un contrato a comienzos de agosto. El 28 de febrero de 1985, tras solucionar una serie de dificultades con ADM y ser preparado por el Servicio Industrial de la Marina (SIMA), el BAP Almirante Grau zarpo de la Base Naval del Callao hacia Amsterdam, a donde arribó el 25 de marzo.

El Proyecto de Modernización 01 elaborado por ADM, cuyos trabajos se iniciaron el 10 de abril de 1985 y debían concluir en octubre de 1987, contemplaba en primer lugar una revisión y modernización los sistemas de control de tiro, radares, guerra electrónica e ingeniería, así como de las torres dobles de 152/53 mm. y el reemplazo los 8 montajes simples Bofors L70 de 40 mm. por 4 dobles Breda 40/L70, también de 40. Además, se preveía la instalación de un lanzador óctuple de mísiles antiaéreos Áspide y 8 antibuque Otomat MK-II.

Sin embargo, en julio de 1985, el entonces presidente Alan García dispuso una limitación en los gastos asignados, lo que dio origen a una serie de marchas y contramarchas, las cuales causaron un retraso en el Proyecto de Modernización 01, por no respetarse los términos del contrato con la ADM. Es más, debido al recorte presupuestario, la Marina de Guerra estuvo a punto de perder el buque, situación que se evitó prescindiendo de instalar el nuevo armamento. A mediados de 1987, la Marina optó por ordenar el retorno del BAP Almirante Grau, que por entonces ya ostentaba su nueva identificación CLM-81, a la Base Naval del Callao, lo cual se produjo, por otra serie de imprevistos, el 15 de febrero de 1988.

A su retorno, el SIMA se encargó de completar la modernización, que incluyó la instalación de los 8 misiles Otomat MK-II y 2 montajes Breda 40/L70 de 40 mm. Continuaría operando durante los siguientes años. En sus 44 años de servicio fue Buque Insignia de la Escuadra, pasando a la Reserva Naval a mediados de 2010, debido a los altos costos operacionales y de mantenimiento de sistemas y equipos de abordo, en especial de la planta propulsora. Parece que un Comité Especial de la Marina de Guerra parece evalúa opciones para preservarlo, dado su gran legado histórico.

Características técnicas

El BAP Almirante Grau (CLM-81) –que en su momento fue la única unidad de su tipo en el mundo en servicio– tiene una eslora de 187,32 m., manga de 17,25 y calado de 6,65, estimándose su desplazamiento a plena carga en 12.165 ton. Estructuralmente goza de una característica que no tiene ningún buque de guerra moderno: blindaje, de 50 a 76 mm. en los costados; de 50 a 125 en el puesto de mando y torres de artillería y de 20 a 30 mm. en la cubierta principal. La propulsión corre por cuenta de dos grupos de turbinas de Schelde-Parsons de 85.000 CV y 4 calderas Werkspoor-Yarrow, que le permiten alcanzar una velocidad máxima de 32,2 nudos.

La autonomía a una velocidad económica de 12 nudos es de unas 7.000 millas náuticas. La tripulación la conforman 650 efectivos. En lo que armamento se refiere, cuenta con cuatro montajes dobles de cañones Bofors M-42 de 152/53 mm. (que pueden disparar a razón de 10 dpm una salva de proyectiles de 45 kg. de alto explosivo a una distancia máxima de 26 km.), dos Breda 40/L70 y cuatro L60 de 40 y ocho Otomat MK-II/Mk-2 OTHT antibuque. Además, dispone a popa de un arma poco usual: dos mesas lanzacargas de profundidad, cada una de las cuales puede soltar seis de 190kg.

En lo que a sistemas de control de tiro se refiere, dispone de un Signaal WM-25 para la artillería principal, dos radares directores optronicos Lirod (Ligth Weigth Radar Optronic Director) 8 para la principal y secundaria y un radar Signaal STIR (Separated Tracking and Ilumination Radar) para mísiles. A estos se suman un radar de búsqueda y vigilancia Signaal DA08 y uno de largo alcance y alerta temprana Signaal LW-08, así como dos de navegación Decca Racal Arpa. Todos, así como la guerra electrónica, están integrados al sistema de comando y control SEWACO (Sensor Weapon Control and Command).

Finalmente, entre los equipos de guerra electrónica figuran un MAGE RAPIDS (Radar Pasive Identification System) para la detección pasiva de señales radáricas y con capacidad de intercepción e identificación, un Sistema ECM (Eletronic Counter Measures) Scimitar para la emisión de señales electromagnéticas y un NADS (Naval Antimissile Dispenser System), que integra a los lanzadores de señuelos Dagaie y Sagaie.

Revista Defensa nº 475, noviembre 2017, Alejo Marchessini


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.