Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Principales programas navales de las Armadas latinoamericanas

Las aguas marítimas de los países latinoamericanos están sujetas a múltiples amenazas. La principal es la pesca ilegal realizada por buques de diferentes banderas, a lo que se suma la necesaria protección de los recursos naturales y el control de tráficos ilícitos. Analizamos en este escenario los planes de dotación de navíos de superficie en las diversas armadas de América Latina.

Argentina

En Argentina, el programa de 4 OPV (Off-Shore Patrol Vessel), iniciado por el anterior Gobierno prosigue con la construcción por Naval Group en Francia, en los tiempos acordados de entrega y equipamiento de esos buques.  Sustituirán a antiguos avisos y patrulleros que ya han sobrepasado su vida útil. En abril de este año, Naval Group entregaba en Francia a la Armada el patrullero marítimo ARA Piedrabuena P-52, segundo buque de alta mar argentino de ese contrato de 4 OPV. Esta vez de nueva construcción, ofrece el mismo equipamiento y características que el primero de la serie, el ARA Bouchard P-51, ya operativo.

Destaca que algunas de sus prestaciones se han reforzado para satisfacer las necesidades de la Armada. El ARA Piedrabuena está mejor artillado (cuenta con la estación de armamento Leonardo Marlin, armada con un cañón de 30 mm.), más motorizado, equipado con un sistema de estabilización activa y un propulsor de proa y es ICE IC, es decir, adaptado a la navegación en las frías aguas de la Antártida. Está dotado del sistema de combate Polaris y del enlace de datos tácticos NiDL, desarrollado específicamente por Naval Group para misiones gubernamentales en el mar y validado por la Marina francesa.

En cuanto al ARA Storni P-53, los trabajos avanzan en los distintos sectores del patrullero, segundo de la serie, si no contamos al ARA Bouchard, el cual acusa algunas diferencias de diseño respecto a sus hermanos. La creación del FONDEF (Fondo de Defensa), se espera permitirá una provisión de fondos frescos, que podrían aliviar las otras muchas penurias que sufre la Armada

Uruguay

En Uruguay se ha descartado aceptar la donación de 1 fragata china Tipo 053H1 Jianghu II, de 1.500 ton. y 103 m. de eslora, por la compleja logística que requeriría y escasa capacidad militar. La autoridad naval ha insistido en mantener activo su programa original, cuyo vértice es la obtención de OPV Lürssen 80, aunque podría reconsiderarse su número a 2, sumando otras 2 unidades de menor tonelaje del tipo OPB 40 y lanchas.

Brasil

Plenamente en funciones en la Marina de Brasil, el LDP Sirocco francés, rebautizado como Bahía (G-40), va tomando forma la serie continuadora de la Barroso, conocida como Clase Tamandaré, de 2.700 ton. y, en principio, contará con 4 navíos –más que corbetas, fragatas ligeras– equipados con versiones adaptadas del MBDA (UK) CAMM Sea Ceptor.

Como sensor principal se propone el BAE Systems Artisan 3D o un derivado del mismo, ensamblado localmente por Bradar (ex Orbisat), una subsidiaria de Embraer Defesa & Segurança, y su cañón será un BAE Systems Sweden Bofors 40 MK 4. Se confirmó asimismo como cañón principal para los Tamandaré el Leonardo 76/62 SR.

Se ha procedido a la capitalización de la Empresa Gerencial de Proyectos Navales (EMGEPRON) con vistas a la recomposición del Núcleo del Poder Naval, comenzando con la construcción de esos 4 buques del Proyecto Tamandaré en astilleros nacionales, para lo cual se destinarán inicialmente otros 800 millones de USD. 

El Consorcio Aguas Azuis. liderado por ThyssenKrupp y Embraer Defesa & Segurança, con un proyecto basado en la Clase Meko A 100, que construirá sus navíos en las instalaciones de Astilleros Oceana (Itajaí, en Santa Catarina) fue el elegido. El índice de nacionalización sería del 31 por ciento en el primero y 41 en los restantes, centralizándose la producción nacional en la ciudad de Navegantes.

Chile

La renovación de las fragatas que componen la Fuerza de Combate de Superficie, de la Armada chilena prosigue y las Tipo 23, continuarán su proceso de modernización. El proyecto de cons­trucción de unidades en el país consta de 3 fases. La primera se cumplió con la incorporación de 2  australianas de la Clase Adelaide en fecha reciente.

La segunda etapa considera la producción de buques auxiliares localmente, a continuación del rompehielos, para después pasar a la de unidades de combate. Todo parece indicar que la actual crisis política y económica que enfrenta el país no detendrá estos proyectos, que, entre otras ventajas, significan muchos puestos de trabajo y fuerte impulso a las capacidades técnicas en el largo plazo.

Colombia

La Armada de la República de Colombia (ARC)  ha decidido ajustar su cronograma de modernización, teniendo en cuenta no solo la situación actual de salud a nivel mundial, sino también los pocos recursos que desde hace unos años viene destinando el Gobierno para la modernización de las Fuerzas Armadas. De esta manera, hizo público durante 2020 el denominado Plan de Desarrollo Naval (PDN) 2042, el cual incluye el Plan de Construcción y Optimización Naval (PROCYON), teniendo como fin la adquisición de diferentes tipos de buques, destacando patrulleras oceánicas, multipropósitos, fragatas y submarinos, escudando estas adquisiciones en la antigüedad de la flota actual y la alta exigencia operacional que a la fecha representan los diferentes compromisos nacionales e internacionales contra el crimen transnacional, el narcotráfico y la defensa de la soberanía ante las hipótesis de conflicto.

Este largo y ambicioso plan, que pretende construir gran parte de esta flota en los astilleros nacionales de COTECMAR, ha establecido la necesidad de contar con fragatas PES (Plataforma Estratégica de Superficie), pasando de 8 unidades proyectadas en el planteamiento inicial a tan solo 5. Actualmente la ARC cuenta con 4 fragatas ligeras FS-1500 de la Clase Almirante Padilla y, con el fin conseguir una quinta unidad lanzamisiles, Corea del Sur donó la corbeta CM-56 Almirante Tono, incorporación que ayuda a generar el espacio apropiado para abrir campo a las 5 PES presupuestadas.

En cuanto a las patrulleras oceá­nicas el PROCYON (Plan de Construcción y Optimización Naval), establece la necesidad de adquirir 2 del tipo OPV-93C de diseño nacional en un corto plazo y otras 2 en la fase final, complementando de esta manera a las OPV-80 construidas y que hacia 2042 deberán entrar en un proceso de recuperación y modernización de sus capacidades.

Se producirán las modificaciones necesarias para que puedan portar misiles de superficie, aumentando de esta manera las unidades con esta capacidad dentro de la ARC. El remplazo de los buques logísticos ARC Cartagena de Indias y ARC Buenaventura, retirados y hundidos durante pruebas de misiles y torpedos, se decanta por la construcción de 2 multipropósito dentro del Plan de Desarrollo Naval 2042 y se espera que estas nuevas unidades operen en el mediano plazo.

Perú

Los astilleros del SIMA siguen con su Programa de Construcciones Navales de Alto Bordo. En SIMA-Callao, la construcción de segundo buque multipropósito de la Clase Makassar, el BAP Paita, se encuentra con un grado avance del 15 por ciento, previéndose que sea lanzado en 2021. A esto se suma el inicio de la construcción mediante paquetes CKD de 2 lanchas de interdicción marítima, cuyo diseño, planos de fabricación, paquete de materiales y asistencia técnica para la construcción fueron adquiridos a Sundin Dockstavarvet, filial de Saab Group, en el marco del Proyecto de Inversión Pública (PIP) denominado Creación de los Servicios de Interdicción Marítima en el Dominio Marítimo Nacional, con Código SNIP Nº 290121. 

En SIMA-Chimbote, las patrulleras marítimas BAP Río Tumbes PM-208 y BAP Río Locumba PM-209, lanzadas al mar a fines de julio de 2019, registran un avance del 80 por ciento, estimándose que serán comisionadas durante el segundo semestre de 2021, mientras que en SIMA-Iquitos la PIAS (Plataforma Itinerante de Acción Social) Yaravi, que fue botada en noviembre, será entregada en abril próximo.

La Dirección General de Capitanías y Guardacostas (DICAPI) incorporará en breve las 2 lanchas Defiant 45, que fueron adquiridas en el marco del Programa de Creación de los Servicios de Interdicción Marítima en el Dominio Marítimo Nacional al consorcio de Gravois Aluminum Boats y Metal Shark Boats (Estados Unidos) por 3,48 millones de dólares.

La corbeta BAP Guise CM-28, segunda unidad de la Clase Pohang donada por Corea del Sur, está asignada a la Fuerza de Superficie. Se gestiona la adquisición de 2 petroleros de 40.000 ton. para el Servicio Naviero, al menos 4 patrulleros oceánicos (OPV) de 1.500 a 2.000 ton. y 4 buques de desembarco de 500 a 700 ton., que permitan afrontar de manera eficaz desastres naturales y trasladar apoyo a poblaciones costeras.

México

La construcción de la primera Patrulla Oceánica de Largo Alcance (POLA) ARM Reformador 101 concluyó exitosamente en noviembre de 2018. La fragata está basada en el buque Clase Sigma 10514, construida en colaboración con la naviera holandesa Damen Shipyards, y estaba proyectada para iniciar la sustitución de las fragatas de la Clase Allende (F-211 Abasolo y F-212 Allende, fuera de servicio) y Bravo. El buque se abanderó el 23 de noviembre de 2018 con el nombre de Reformador, pero éste fue cambiado en marzo de 2020 por el de Juárez.

Se concluyó asimismo la construcción de 4 patrulleras oceánicas basadas en la Clase Oaxaca con diferentes mejoras, habiéndose entregado la primera (PO 165 Chiapas) en 2016 y la segunda (PO 166 Hidalgo) a finales de 2017. La tercera (PO 167 Jalisco) fue botada en julio 2018 y abanderada el 23 de noviembre 2018 y la cuarta (PO 168 Tabasco), fue lanzada el 20 de julio de 2019.

El Programa Sectorial de Marina (PSM) 2020-24 del Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador enfoca la dinámica de la institución en varios objetivos fundamentales: Impulsar la industria de la construcción naval, la investigación científica y desarrollo tecnológico en el ámbito naval y fortalecer la inteligencia naval para mantener el combate a las organizaciones criminales para evitar los tráficos de drogas, armas fuego, personas y actos contra la seguridad y navegación marítima en aguas territoriales mexicanas.

El PSM 2020-24 precisa que el impulso a la industria de la construcción naval fortalecerá las capacidades de respuesta de la SEMAR (Secretaría de Marina) y que para ello un objetivo central será el mantenimiento y mejora de los astilleros navales. El documento reconoce el atraso que enfrenta el país y la SEMAR en esta materia y adelanta que se buscará elevar los estándares de calidad de los astilleros navales y mantener en primera línea el Programa Permanente de Sustitución de Unidades de Superficie de la Armada de México, vinculándolo al desarrollo regional mediante alianzas con el sector público y privado.

Revista Defensa nº 519-520, julio-agosto 2021


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.