Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Los nuevos minisubmarinos de los SEAL que facilitarán las inserciones y extracciones de los comandos

En el Presupuesto que el Departamento de Defensa de los Estados Unidos maneja se incluyen varias partidas que van a permitir potenciar los navíos que, para sus inserciones/infiltraciones y extracciones/exfiltraciones, emplean los comandos de Operaciones Especiales de la United States Navy, los conocidos SEAL (SEa, Air and Land).

En fechas recientes, y a través de la Oficina para Programas Marítimos del Mando de Operaciones Especiales de los EE.UU. (USSOCOM, United Special Operations Command), se ha divulgado que algunos de los programas en curso están alcanzando ya la necesaria madurez para que pronto puedan emplearlos en entornos reales y en las arriesgadas y difíciles misiones que les caracterizan.

Uno de esos medios, el minisubmarino -SDV- SEAL Mark 11, con el que pretender reemplazar los más antiguos Mark 8, está siendo sometido a numerosas pruebas de validación en una piscina para verificar que algunos aspectos mecánicos funcionan como se prevé o que el trasiego del personal desde su interior al exterior se realiza siguiendo lo esperado. Importante en las validaciones es que el interior se inunda y el personal que lo maneja, así como el que es transportado, tiene que viajar empleando neoprenos y sistemas de respiración durante los tránsitos.

Se han difundido detalles sobre las diferencias entre el que será dado de baja y el que llegará. Este último es más largo ancho y alto y pesa unos mil kilogramos más, tamaño mayor, que permite una mejor capacidad de transporte, al que hay que añadir mejoras como el empleo de procesadores Intel Core I7 en sus equipos, mejoras en el software y en el interface con quienes los pilotan, o equipos que facilitan una navegación más precisa. De momento se han recibido los cinco primeros y se espera que entre 2022 y 2023 lleguen otros tantos.

Paralelamente, se ha venido trabajando en un UUV (Underwater Unmmaned Vehicle), el designado Mark 18 mod 1, que está diseñado para ser usado en áreas con un alto nivel de amenaza y así reducir el riesgo del despliegue de buceadores y otro personal. Está pensado para que pueda ser llevado con facilidad a una determinada zona y allí montado y operado. Se cuenta ya con la primera partida para los trabajos iniciales, estimándose que su desarrollo completo se conseguirá con inversiones que se prolongan hasta 2026, periodo en el que se avanzará para conseguir la capacidad inicial operativa (IOC, Initial Operational Capability) e irlos incorporando hasta llegar a un total de 21 de estos sumergibles autónomos.

No acaba ahí el esfuerzo, porque también se están realizando actuaciones para optimizar los contenedores estancos de transporte (DCS, Dry Combat Submersible) que suelen fijarse en la parte superior del caso de determinados submarinos. Entrará en activo la variante Block 1 en la que intervienen compañías como Lockheed Martin, Submerence Group LLC y MSubs Ltd, estimándose la IOC para este año o el próximo. Recuérdese, que en estos contenedores estancos suelen transportarse equipos como los SDVs, una importancia que hace que ya se contemplen trabajos para un sistema mejorado del Block 2, o DCS Next, que estaría destinado a los submarinos tipo Virginia. (Octavio Díez Cámara)

Foto de portada: Una decena de nuevos SDVs del tipo Mark 11 están previstos, de forma que ya se dispone de la mitad y el resto se recibirán antes de finales de 2023. (USSOCOM)

Los nuevos minisubmarinos de los SEAL facilitarán las inserciones y extracciones seguras del personal. (USSOCOM)

Los UUVs Mark 18 están siendo adquiridos para poder contar en unos años con una veintena de ellos asignados a cometidos de OEs. (USSOCOM)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.