Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Navantia recibe la estructura de vela del submarino S-82 y efectúa con éxito la primera carga de baterías del S-81

En la factoría de Navantia de Cartagena se acaba de recibir la estructura de vela o torreta del que será el segundo buque del Programa S-80, el “Narciso Monturiol” (S-82), que se entregará a la Armada española previsiblemente en 2024.

La pieza llegó desde el cercano polígono industrial Cabezo Beaza, donde fue construida por Mecánicas Bolea, hasta el muelle de San Pedro en una gran plataforma arrastrada por un camión escoltado por la policía.

A pesar de que el astillero y el taller de la metalúrgica están a muy pocos kilómetros de distancia, debido al gran tamaño de la pieza, de 11,5 metros de largo y siete de alto,  y un peso de 17,5  toneladas, el traslado fue muy dificultoso, sobre todo en su último tramo, que transcurre por una estrecha carretera de acceso a la instalación de Navantia.  Así se decidió situar previamente la estructura de la torreta  en el amplio muelle de San Pedro, donde a primera hora de la mañana del día 20 se estibaba en una barcaza que cruzó la dársena del puerto, hasta el muelle de armamento de Navantia, donde actualmente está atracado el primero de los submarinos de dicho tipo, el “Isaac Peral” (S-81), que está en fase final de construcción.

Una vez descargada  en el muelle, la que será la vela del S-82, se trasladó a las naves de Navantia, donde están en fase de construcción los otros tres buques que compondrán la serie de los modernos submarinos convencionales S-80 Plus.

Actualmente el futuro submarino “Narciso Monturiol” (S-82) está en una fase muy avanzada de construcción como adelantó recientemente defensa.com, siendo la vela una de las últimas estructuras de la futura nave. Los trabajadores de Navantia la  montarán en enero sobre el casco resistente del  S-82 y empezarán a dotar los sensores de última generación que aloja, además de revestirlas de las correspondientes planchas.

El S-82 será totalmente ensamblado a lo largo de 2022, con la previsión de ponerlo a flote a principios del siguiente año, lo que dará paso a los pruebas de puerto y  mar para su entrega a la Armada española, previa aceptación de la Oficina del Programa S-80 de la Dirección General de Armamento y Material (DGAM) en el año 2024.

El submarino S-81 ‘Isaac Peral’ realiza su primera carga de baterías

Por otro lado, el submarino S-81 ‘Isaac Peral’ ha superado el hito de seguridad de la primera carga de baterías, fundamental para garantizar la autonomía del buque, en el marco de sus pruebas de puerto.

La primera carga de baterías con los diesel-alternadores-rectificadores (DAR) constituye la primera ocasión en la que se realiza una carga de baterías con los propios medios del buque, ya que hasta ese momento, las cargas de mantenimiento de baterías se han realizado siempre con medios externos al submarino.

El hito implica la utilización de la red de corriente continua propia del submarino, de las baterías y de los DAR, marcando la puesta en disposición tanto del sistema de generación como del sistema de distribución de la planta eléctrica principal del buque.

Por otro lado, el 15 de diciembre se efectuaron las pruebas sobre amarras en muelle del submarino S-71 ‘Galerna’ dentro de la extensión de su ciclo de vida. Las pruebas se desarrollaron a lo largo de todo el día con resultados satisfactorios. Durante las mismas se comprobó el correcto funcionamiento del sistema de control de la propulsión del submarino, la línea de ejes y en especial la de los dos motores eléctricos principales: el principal (MEP) y el crucero (MEC). Estas pruebas son previas al comienzo de las pruebas de mar, cuyo comienzo está previsto para el primer trimestre del año próximo. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: La estructura de la vela del futuro “Narciso Monturiol” (S-82) sobre la barcaza que la trasladó a la planta de fabricación. (foto Navantia)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.