Sábado, 1 de octubre de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

Navantia propone a Australia construir otros tres destructores en ocho años

El HMAS “Brisbane” navega a través del canal Príncipe de Gales en Queensland (Royal Australian Navy)

Navantia Australia ha planteado a la Royal Australian Navy incrementar la flota de destructores clase Hobart con otros tres buques que estaría entregados en 2030 como forma de asegurar sus capacidades en un escenario de alta incertidumbre.

El programa SEA 4000 o Air Warfare Destroyer (AWD) de la Royal Australian Navy se presenta como una garantía de éxito al haber entregado tres destructores cumpliendo las expectativas, de ahí que Navantia haya realizado una oferta, no solicitada, consistente en la construcción de otros tres buques similares, pero actualizados, con los que asegurar las capacidades que la Royal Australian Navy requiere para la próxima década ante la baja de buques previstos y el calendario actualizado de entrega de otros.

La apuesta por duplicar la flota de destructores antiaéreos clase Hobart, basados en el diseño de las fragatas F-100 clase “Álvaro de Bazán” de la Armada australiana se basa en la reducción de la incertidumbre y el conocimiento de los costes. Al basarse en buques ya en servicio, la llegada de los nuevos se aceleraría al beneficiarse de procesos de diseño, integración y certificación ya llevadas a cabo.

El HMAS Hobart regresa a su puerto en Sydney después de un despliegue en 2020 (Royal Australian Navy)

El diseño ya conocido por la industria australiana y la Royal Australian Navy de los Hobart se beneficiaría de la actualización de ciertos sistemas e incrementaría notablemente la capacidad de combate en un entorno de creciente incertidumbre como es la región de Asia-Pacífico.

La propuesta partiría de los buques ya diseñados según las especificaciones australianas, que están en servicio y que suponen la mayor capacidad de combate actual de la RAN, con mejoras que junto a las capacidades antiaéreas y antisubmarinas suponen una notable mejora sobre las fragatas clase Anzac que está previsto dar de baja a partir de 2024.

Dependiendo de los plazos que determine la RAN, Navantia Australia ha planteado tres opciones con una distribución diferente de la carga de trabajo entre los astilleros españoles y los australianos.

Los tres destructores clase Hobart juntos en 2020 (Royal Australian Navy)

La opción 1 sería la más rápida al contemplar mayoritariamente la construcción en España, la opción 2 supondría la fabricación híbrida mientras que la Opción 3 supondría la construcción e integración en Australia.

Además el programa se beneficiaría de una estructura empresarial ya consolidada con el programa AWD en el que tomaron parte nada menos que 2779 proveedores australianos y que aún podría ampliarse si se alcanzaran nuevos acuerdos de transferencia de tecnología. (José Mª Navarro García)

  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.