¿Desea recibir notificaciones de www.defensa.com?
X
Sábado, 13 de julio de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

Navantia podría dotar de dos submarinos llave en mano a Filipinas basados en el S-80 Plus

El primer S-80 Plus saliendo de la planta de Cartagena, donde fue construido. (foto Navantia)
El primer S-80 Plus saliendo de la planta de Cartagena, donde fue construido. (foto Navantia)

La española Navantia ha presentado a la Armada de Filipinas un ambicioso proyecto que le posibilite de la nada la creación de una fuerza de submarinos local, que se entregaría plenamente operativa o llave en mano, sobre la base de dos submarinos basados en la serie S-80 Plus.

Lo que Navantia ofrece a la Armada de Filipinas es un programa completo, que incluye además el entrenamiento de las dotaciones y personal de mantenimiento y la transferencia de tecnología que facilite esas tareas logísticas y que, incluso, en el futuro serviría para la modernización de media vida de las naves.

El programa, diseñado a la medida de Filipinas, supondría una inversión para Manila de 1.700 millones de dólares y todo un reto, dado que su fuerza naval jamás ha tenido submarinos, por lo que no existe ninguna experiencia previa.

La información la concreta el medio Philippines Daily Inquirer, que informó que el director comercial para Asia de la División Comercial y de Desarrollo de Negocio de Navantia, Guillermo Zamarripa, confirmó en una rueda de prensa que la oferta integral efectuada por la naval española cubriría la entrega a la Armada de Filipinas de dos submarinos S-80 Plus, o clase “Isaac Peral”. Además, se incluiría la formación de las dotaciones y otro personal relacionado con el sistema, así como la transferencia de tecnología necesaria para hacer en el archipiélago las operaciones de mantenimiento de los buques.

Lo programado es que la Armada española reciba su primer S-80 Plus a finales de año. (foto Julio Maíz Gutiérrez)

Para la Armada la posibilidad de contar con esta capacidad ha ganado relevancia en los últimos años ante el creciente expansionismo y hostilidad por parte de la pujante China, que además  mantiene una serie de disputas territoriales con Filipinas y la presión sobre distintas islotes estratégicos intermedios entre ambos países asiaticos.

Durante la rueda de prensa realizada en Filipinas, Zamarripa también expresó que Navantia había realizado una evaluación para determinar donde se deberían de basar y mantener los submarinos S-80. Ormoc (isla de Leyte), sería el lugar seleccionado “…en consonancia con la estrategia del gobierno de establecer activos navales en diferentes lugares por motivos de seguridad y para un despliegue rápido para llevar a cabo sus misiones…” informó el Philippines Daily Inquirer.

“…Ormoc se consideró el lugar ideal para la futura base de submarinos debido a factores como la protección geográfica contra condiciones meteorológicas extremas, el bajo riesgo sísmico, la proximidad al aeropuerto Daniel Z. Romualdez de Tacloban y el apoyo logístico debido a la actividad portuaria existente en la ciudad…” agregó el medio filipino.

La oferta de Navantia también ha tenido en cuenta la construcción de un centro de entrenamiento para las futuras tripulaciones filipinas, iniciativa que contaría con la asistencia de la Armada Española, como ya se hizo a principios de siglo en el caso de la entrega de los submarinos de tipo Scorpene a Malasia y Chile. “…La implicación de la Armada española no sólo en la formación operativa y de mantenimiento, sino también en la formación táctica de los filipinos, con tutoría añadida en tareas administrativas, se consideró una importante ventaja competitiva para Navantia….” 

Zamarripa también mencionó que el entrenamiento de la primera dotación filipina se realizará probablemente en España, pero que posteriormente se estabilizaría en las instalaciones que se construirían en la isla de Leyte, donde se contaría con un centro de simuladores, como el que tiene la Armada española de Cartagena, para preparar a las dotaciones en todo tipo de supuestos, emergencias, averías, etc. (Julio Maíz)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.