Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Navantia, la Armada española y Defensa avanzan a una nueva fase del proyecto 4E para los futuros buques de escolta europeos

Navantia, el Ministerio de Defensa y la Armada Española lanzan una nueva fase del proyecto 4E (Essential Elements of European Escorts) con la industria española, en la que se proponen unas jornadas de trabajo con las empresas que han mostrado interés en participar tras el evento del pasado año. El objetivo es analizar la situación actual de la iniciativa y los avances logrados desde su lanzamiento en septiembre, cuando se inició la creación de un mapa de capacidades de las empresas españolas para ayudar al Ministerio de Defensa a presentar una propuesta sólida y soportada por un tejido industrial capaz y de elevados conocimientos tecnológicos. 

Esta segunda fase ha comenzado con el lanzamiento de una página web destinada a las más de 60 empresas que se interesaron por participar en el proyecto. Entre el 15 y el 18 de marzo se celebrarán unas jornadas especializadas en las que estas empresas realizarán presentaciones online en torno a cinco mesas temáticas, de acuerdo con los principales sistemas que incluirán los futuros escoltas de nuestras Fuerzas Armadas: Sistema De Combate, Comunicaciones e Información, Navegación y Control de Plataforma integrados a partir de un quinto bloque que perseguirá su adecuada integración a bordo: Sistema de Sistemas.

El proyecto 4E ha recibido ya el apoyo de varios países de la Unión Europea y tanto la Armada como el Ministerio continúan trabajando en incorporar nuevas adhesiones de países cuyas necesidades estratégicas encajen con las capacidades que se persiguen en esta iniciativa.

El calendario estimado contempla la definición del alcance concreto del proyecto entre las Marinas participantes entre febrero y marzo de 2021 para proceder a su presentación entre marzo y junio de 2021. Se trabaja para conseguir la financiación de los estudios principalmente a través de las herramientas puestas en marcha por la Comisión Europea, principalmente el Fondo Europeo de Defensa (EDF).

Navantia, conjuntamente con la Armada y el Ministerio de Defensa, quiere seguir a la vanguardia de la tecnología en el sector naval, buscando y liderando propuestas de valor que proporcionen superioridad y ventaja tecnológica a sus sistemas navales y asegurando un efecto tractor en toda la cadena de valor y la industria colaboradora, clave para el éxito de este programa.

El 4E no pretende construir un buque concreto, sino que se presenta como un bloque de “sistemas” que se incluirán en los escoltas europeos del futuro. Estos “sistemas” se han elaborado haciendo un ejercicio de prospectiva tecnológica. La iniciativa debe presentarse formalmente en este año ante el comité militar de la UE. Este proyecto tiene como objetivo concreto el diseñar y desarrollar los elementos esenciales (equipos y sistemas) que serán de utilización común en los futuros buques de escolta europeos, y será la base de la futura fragata española.

Los siguientes sistemas han sido identificados como los que tecnológicamente ofrecen mayor capacidad de mejora e innovación. Se han identificado cuatro tipos de sistemas como los que tecnológicamente ofrecen mayor capacidad de mejora e innovación:

Sistemas de combate (Sistema Integral de Defensa Antimisil, Sistema Integral de Defensa Antitorpedo, Sistemas de mando y Control para UXV y Sistema de conocimiento y explotación del Entorno Electromagnético).

Sistemas de comunicación (“Nube táctica” y sistemas para operar en entornos degradados. Ciberdefensa, Data-link Europeo y Sistema de comunicación submarina).

Sistema de control de plataforma (Planta Eléctrica y almacenamiento de energía, Reducción de la detectabilidad, Mejora de los sistemas auxiliares: mejor control de daños, sistemas desatendidos…).

Sistema de navegación (Independencia de los sistemas de posicionamiento por satélite).

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.