Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Francia certifica sus navíos de la clase “Loire” para rescate de submarinos, una buena noticia para España

El Ministerio de los Ejércitos francés ha comunicado que, a finales del pasado mes de octubre, su buque de apoyo en alta mar “Garonne” embarcó el Sistema de Rescate Submarino de la OTAN para capacitar y certificarlo en el campo de asistencia, respuesta y rescate a un submarino en peligro.

La iniciativa de la Marine Nationale de Francia es muy importante cara a una posible petición de auxilio de la vecina España, dado que los próximos meses afronta las pruebas de mar de su primer submarino del tipo S-80 Plus, el “Isaac Peral” (S-81), ensayos de mar a los que seguirán los otros tres “hermanos” de serie.

La Armada española llega a esté importante momento sin contar con el ansiado Buque de Acción Marítima de Intervención Subacuática (BAM-IS), cuya construcción no ha tenido luz verde hasta el pasado día 5 de noviembre, cuando por fin se firmaba la orden de ejecución de su construcción por Navantia.

Volviendo a Francia, entre el 25 y el 31 de octubre, el Bâtiments de Soutien et d'Assistance Métropolitains (BSAM) “Garonne” (A605), de la clase “Loire”,  embarcó el Sistema de Rescate Submarino de la OTAN o  NATO Submarine Rescue System (NSRS), terminando el proceso de capacitación de sus dotación con la certificación de su complejo empleo.

Esta misión fue parte del ejercicio Silver link, organizado por el Mando Estratégico Oceánico o  Force Océanique STratégique (FOST), la autoridad de la Marine Nationale responsable del rescate de tripulaciones de submarinos, y el NSRS, una organización tripartita (Francia, Noruega y Reino Unido) encargada de desplegar e implementar medios de rescate colectivo en caso de hundimiento de un submarino.

El ejercicio dio como resultado el despliegue del vehículo operado remotamente o Remotely Operated Vehicle (ROV), las operaciones con el sistema y la experiencia técnica del salvamento del submarino en peligro con el medio, desde el BSAM. Esta fase crucial prepara y habilita para fijar, en el fondo del mar, el vehículo de rescate submarino o Submarine Rescue Vehicle (SRV) en las escotillas de rescate del casco del submarino y posibilitar la evacuación de la dotación.

Este ejercicio también permite acreditar las cualificaciones adquiridas por la dotación del citado buque de la Marine Nationale y capacitar a los pilotos del ROV. Los expertos de FOST se han encargado del seguimiento de la certificación de esta clase hasta el nivel que denominan Gold. Así, la certificación del “Garonne” a ese nivel es una novedad para un barco militar francés y permitirá la posterior cualificación de los otros tres navíos de esta clase de buques auxiliares, entregados entre los años 2018 y 2020.

La Marine Nationale contará en un futuro próximo con cuatro BSAM con capacidad de ser naves nodrizas NSRS, en sus dos escenarios de acción principales, dado que dos están basados en Brest (costa Atlántica) y otros tantos en el mediterráneo de Toulon, donde están basados el cabeza de la clase “Loire” (A602) y el referido A605. Este último dato sería muy importante para España, ya que en caso de necesidad ante las pruebas de los submarinos del tipo S-80, se contaría con buques con capacidad de operar con el NSRS basados a poco más de 800 kilómetros, que es la distancia en línea recta que separan la base francesa del Mare Nostrum, de la española de Cartagena. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía:  El navío auxiliar de la Marine Nationale “Garonne” (A605). (foto Marine Nationale)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.