¿Desea recibir notificaciones de www.defensa.com?
X
Jueves, 23 de mayo de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

Estados Unidos operará sus submarinos desde una base de Australia

El submarino nuclear de ataque “Virginia” (SSN 774). (Foto US Navy).

Los submarinos nucleares estadounidenses y británicos aumentaran progresivamente su presencia en Australia, lo que dará a los aliados mayor alcance y presencia en el estratégico escenario del Indo-Pacífico.

El proyecto del Departamento de Defensa de los Estados Unidos, a la que se suman sus colegas del Reino Unido, reforzará la presencia de los poderosos submarinos nucleares, en un escenario en el que tanto Rusia, como sobre todo China, están incrementando la presencia de ese tipo de capital ships (navíos principales).

El pasado mes de marzo, el presidente Joe Biden y sus homólogos británico y australiano anunciaron un calendario para que la Royal Australian Navy reciba nuevos submarinos de propulsión nuclear, como desarrollo del acuerdo AUKUS firmado en 2021: primero comprando unidades construidos en Estados Unidos en la próxima década y luego incorporando en la siguiente las primeras unidades construidos en Australia con asistencia técnica de los citados socios.

Al plan de construcción naval se sumará un aumento de la presencia de submarinos de la US Navy y la Royal Navy británica  en Australia. En 2027 ambas armadas  comenzarán a operar submarinos nucleares de ataque -uno británico y hasta cuatro estadounidenses- en la instalación naval militar denominada HMAS Stirling, una base de la Royal Australian Navy  ubicada en la Garden Island, una isla en la costa del océano Índico.

Se precisa que no se basarían submarinos concretos de manera permanente, sino que se trata de movimientos rotatorios de este tipo de navíos o Submarine Rotational Forces-West por HMAS Stirling en lugar de ser asignados permanentemente. La puesta en marcha llevará muy posiblemente a crear una infraestructura de apoyo logístico. El objetivo principal, según norteamericanos y británicos es ayudar a  desarrollar la capacidad de la Royal Australian Navy para operar sus propios submarinos de propulsión nuclear.

La RAN sustituirá sus submarinos convencionales de la clase Collins por una nueva serie de ataque nuclear. (Foto RAN)

La amenaza de China y Rusia

El desarrollo del acuerdo AUKUS se produce en un momento en que China y Rusia amplían sus flotas de submarinos y sus operaciones y presencia en el Indo-Pacífico.

Rusia sigue entregando nuevos submarinos a su Flota del Pacífico, incluidos dos en un solo día el pasado mes de octubre de 2022. Uno de ellos era el último de los submarinos portador de misiles de crucero de la clase Yasen, que preocupan a los mandos estadounidenses porque su capacidad para operar de forma más silenciosa que otros submarinos rusos podría poner en peligro la capacidad de la US Navy para rastrearlos.

En general, los submarinos chinos no son tan avanzados ni sus tripulaciones tienen la experiencia de las rusas, pero la Marina del Ejército de Liberación Popular ha dado «una gran prioridad» a su modernización, según afirma el Departamento de Defensa estadounidense en su informe más reciente sobre el Ejército chino, aunque esa flota «crecerá modestamente» a medida que China se centre en mejorar la fuerza, añadir nuevas tecnologías y ampliar sus astilleros.

25 de los 49 submarinos de ataque de la US Navy tienen su base en el Pacífico, según datos del contralmirante Jeffrey Jablon, comandante de la fuerza de submarinos de la Flota del Pacífico, y ha destacado algunos de ellos más al oeste. En noviembre de 2021, Jablon anunció que el número de submarinos con base en Guam (Islas Marianas) aumentaría de dos a cinco; el quinto llegó en marzo de 2022.  Jablon también comunicó en noviembre de 2022 que la US Navy aumentaría la inversión en sus instalaciones de apoyo a submarinos en la referida base naval de Guam con el fin de ampliar su capacidad operativa.

Al igual que Guam, operar desde Australia acercaría más submarinos al Pacífico Occidental y les permitiría pasar más tiempo en el mar. Los submarinos nucleares con base en Perth (HMAS Stirling) podrían realizar despliegues a más largo plazo, operando en la región hasta un año «a diferencia de un despliegue normal, que es de seis meses, en el que pasas un mes en tránsito en cualquier dirección desde la costa oeste de los Estados Unidos. y básicamente tienes cuatro meses en la estación», dijo Clark, exoficial de submarinos de la US Navy.

Los submarinos desplegados también suelen tener un ritmo operativo más alto, y con aproximadamente media docena de submarinos en Guam y tres o cuatro en Perth, dijo Clark, «se va  a tener en un día cualquiera fácilmente de media docena a ocho submarinos en patrulla, que es más de lo que tenemos hoy». (Julio Maíz)  


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.