Martes, 28 de junio de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

Austal convertirá en no tripulado un patrullero de la Armada Australiana

El astillero australiano Austal transformará un patrullero de la clase Armidale en un buque autónomo que servirá para que la Royal Australian Navy defina sus necesidades.

El patrullero HMAS “Maitland” fue el sexto de catorce buques del programa Armidale Class Patrol Boats (ACPB) construido precisamente por Austal. Entregado en septiembre de 2006, fue dado de baja el pasado mes de abril y servirá como banco de pruebas para el programa  Patrol Boat Autonomy Trial (PBAT).

Este programa pretende perfilar los futuros buques no tripulados de la Royal Australian Navy (RAN) en colaboración con sus socios estadounidenses, pero también estudiar las posibles mejoras que podrían implantarse en buques tripulados para reducir la carga de trabajo sobre el personal, reducir su número y los posibles errores humanos.

El concepto de operación de Austal propuesto para el programa PBAT (Austal)

El buque ya se encuentra en las instalaciones de Austal y ha sido despojado de sus sistemas de armas. Recibirá equipamiento para operarlo de forma remota y autónoma y realizar con él una “prueba de concepto” que permita en el futuro certificar las capacidades que la RAN requerirá de un buque no tripulado. Las tareas de modificación requerirán de año y medio y posteriormente se deberá evaluar en modos tripulado, no tripulado pero pilotado remotamente y totalmente autónomo.

Como el fabricante destaca, uno de los objetivos de este programa también transferir lecciones aprendidas durante el desarrollo de un buque autónomo a otros que siguen siendo tripulados. Se buscan formas de optimizar la carga de trabajo de la tripulación y poder reducir esta incluyendo sistemas que permitan automatizar tareas diversas. Algunos se centrarán en las comunicaciones, los sistemas de navegación, de control de la propulsión, o de monitorización de la plataforma.

El EPF-13 incorporará capacidades autónomas (Austal)

La filial estadounidense de Austal se adjudicó un contrato recientemente con la Marina estadounidense por valor de 44 millones de dólares para diseñar y construir otro se los buques de transporte de la clase Spearhead. Sin embargo, el Expeditionary Fast Transport 13, (EPF-13) bautizado ya como USNS “Apalachicola” incorporará por primera vez en esta clase capacidad para operar remotamente.  Estos buques de transporte rápido de la Marina están diseñados para llevar dentro del mismo teatro de operaciones, personal, carga o vehículos, solo que este nuevo buque deberá poder realizar algunas tareas de forma autónoma o con personal reducido.  (José Mª Navarro García)

Fotografía portada: El HMAS “Maitland” aún en servicio (RAN)

 

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.