Viernes, 9 de diciembre de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

Los ascensores para armamento del portaaviones de la US Navy Gerald R. Ford

El más moderno de los portaaviones de la Marina de los Estados Unidos, el USS “Gerald R. Ford” (CVN 78), se acaba de dotar con el último de los ascensores avanzados para armas instalados a bordo de este gigantesco navío. En total han sido 11 los Advanced Weapons Elevator (AWE) recibidos.

Operan utilizando tecnologías avanzadas, como motores electromagnéticos, más potentes y seguros que los de sistema hidráulico que se utilizaban hasta la fecha. Este novedoso sistema, una de las 23 nuevas tecnologías que incorpora el portaaviones, permite que un menor número de personal trasladen de forma muy segura el armamento (bombas, misiles) desde los pañoles de munición hasta la cubierta de vuelo, con una velocidad y agilidad incomparables. Hasta la fecha lo tradicional era utilizar los grandes ascensores principales para aeronaves y algunos más pequeños, una capacidad que multiplica ahora con los AWE este gigantesco buque de 100.000 toneladas y 33 metros de eslora, entregado a la US Navy el 22 julio de 2017.

Además los AWE evitan en muy buena parte el traslado de la munición, siempre peligros a pesar de los estudiados procedimientos de seguridad, a lo largo del hangar de aeronaves y la cubierta de vuelo, dado que ahora se cuenta con 11 puntos adicionales de distribución para las aeronaves. Este es un hito importante para la Navy, el navío y su dotación, afirma  el contralmirante James P. Downey, oficial ejecutivo del importantísimo Programa de Portaaviones de la US Navy. Con la finalización de este AWE final, ahora tenemos todo el sistema para operar y entrenar.

Downey agregó que el equipo de la US Navy de los AWE y la industria trabajó incansablemente tanto en el puerto como durante las pruebas de mar para completar los ascensores y garantizar la disponibilidad de los materiales y repuestos necesarios y la experiencia en ingeniería. Varios proveedores han colaborado a lo largo del camino, con esfuerzos de producción realizados a bordo durante varios turnos.

El trabajo en equipo entre la US Navy-Industria brindó oportunidades a cientos de artesanos, técnicos e ingenieros que trabajaban las veinticuatro horas del día, incluidos los días festivos, para poner estos avanzados sistemas en línea y operativos”, añadió  Downey.

Este importante hito, se enmarca en el Planned Incremental Availability (PIA) de seis meses de duración, que se realiza al portaaviones en las instalaciones del macro astillero de  Huntington Ingalls Industries-Newport News Shipbuilding, en Hampton Roads (Virginia).

Está previsto que “Gerald R. Ford” complete el PIA esta próxima primavera, a lo que seguirá un periodo de capacitación en la mar  y el posterior primer despliegue, que debido a los retrasos técnicos se ha ido retrasando, desde 2018 que es cuando se programó inicialmente, hasta finales de 2022. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: El nuevo sistema AWE durante su ciclo de pruebas, utilizando armamento inerte. (foto US Navy).


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.