¿Desea recibir notificaciones de www.defensa.com?
X
Sábado, 15 de junio de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

La Armada de Turquía planea dotarse con un macro portaaviones de 60.000 toneladas

Imagen digital de como será el nuevo portaaviones de la Marina Militar turca. (foto TDK)

Desde el año pasado se lleva hablando en Turquía de la necesidad de un segundo portaviones para equipar a su Armada, el diseño se acaba de presentar en Estambul: un macro buque de 60.000 toneladas y una eslora de 285 metros.

A principios de año, el SSB (Savunma Sanayii Başkanı), el organismo estatal de coordinación con la industria turca de defensa y con las empresas extranjeras que suministran los sistemas de defensa a las Fuerzas Armadas de Turquía, anunció los planes para avanzar en el diseño y construcción de un nuevo portaaviones, tras una reunión a la que asistió el presidente Recep Tayyip Erdogan.

En aquel momento varios medios en España, apuntaron a que para cubrir la necesidad se había encargado a la empresa española Navantia, el diseño de un segundo buque de la clase “Anadolu” agrandado, que tras su entrada oficialmente en servicio el pasado mes de abril de 2023, es actualmente el mayor buque de guerra de la Armada de Turquía Türk Deniz Kuvvetleri (TDK).

Tal encargo a Navantia, según contrastó nuestro medio, no llego en ningún momento a producirse, desde entonces mucho se viene especulando en los medios turcos de las características de este nuevo buque capital y del salto cualitativo y cuantitativo que dará a la pujante industria naval y de defensa del país en el caso de lograrse.

Así, el pasado 24 de abril en el astillero naval Estambul (Istanbul Naval Shipyard) se desveló en rueda de prensa la intención de la SSB de poner en marcha un programa nacional, para dotarse de un navío de un tamaño y capacidades muy diferentes al actual, muy por encima del “Anadolu”.  Este último, por mucho que le definan así los turcos, no es un portaviones, sino en buque de asalto anfibio o Landing Helicopter Dock (LHD), que, si bien tiene capacidad de operar con aeronaves, no es su rol principal, que sí sería el del futuro navío, tal y como demuestran las imágenes digitales presentadas.

La decisión de crear un producto naval nacional de esta envergadura conllevará la aportación de importantes recursos y un alto riesgo tecnológico, pero dados los altibajos de la política exterior turca, en especial con sus aliados de la OTAN, cobra sentido en aras de obtener la independencia tecnológica.

En ese mismo sentido se enmarcaría el desarrollo del avión de combate propio KAAN de 5ª generación, que recientemente realizó su primer vuelo, como informó defensa.com.

Según la información y las imágenes, el nuevo proyecto es específicamente un portaaviones convencional, de importantes dimensiones, aunque sin llegar al tamaño de los que sirven en la Marina de los Estados Unidos o US Navy o el próximo del que se dotará la Marina del Ejército Popular de Liberación de China.

En el nuevo diseño, cuya complejidad técnica haría depender el proyecto de Estados Unidos o improbablemente de China, no se plantea la incorporación de catapultas de lanzamiento de aeronaves, con lo cual el futuro portaaviones tendrá la clásica configuración de despegue corto, y recuperación mediante detención por cable o Short Take-Off But Arrested Recovery (STOBAR). Contará con una rampa al final de la cubierta de vuelo o sky jump modular, como las de los actuales portaaviones chinos y  la clase Queen Elizabeth de la Real Marina del Reino Unido.

Su Grupo Aéreo Embarcado (GAE) constaría tanto de sistemas no tripuladas como el futuro Anka-3 de TAI, y el Kizilelma y el de la firma turca Bayraktar actualmente también en desarrollo, así como los TB3 de la misma empresa; además de aviones de ala fija como una versión navalizada del entrenador y avión de ataque ligero TAI Hürjet, y helicópteros de diversos modelos, hasta sumar un total de 50 aeronaves.  (Julio Maíz)

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.