Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

El "Internet de las cosas" en el campo de batalla

Con el paso de los años tanto Internet como la tecnología en general se han convertido en parte esencial de nuestras vidas, por lo que esta, ha ido evolucionando cada vez más hasta puntos prácticamente inimaginables desde hace una década. 

Hace unos años apareció el denominado IoT (Internet of Things) o Internet de las cosas, este concepto surge de la idea de conectar a la red objetos que van desde una simple bombilla hasta complejos dispositivos médicos con el objetivo de facilitar las tareas al usuario e incluso automatizar procesos. Con esto se han llegado a encontrar las primeras “Smart Homes”, casas completamente conectadas en las que sus residentes con tan solo su voz pueden modificar y controlar lo que deseen e incluso “Smart Cities”. El Internet de las cosas no se queda solo en esto, si no que cada vez más puertas se abren para él, inclusive los entornos militares.

Dentro de este entorno se hablaría del término IoBT (Internet of Battlefield Things) o el Internet de las cosas en el campo de batalla y se extiende en un gran abanico de posibilidades.  Esta tecnología permitiría conectar distintos vehículos militares como aviones o barcos entre sí conociendo en todo momento su posición y situación posibilitando la elaboración de una estrategia en tiempo real, reduciendo así cualquier tipo de riesgo y aminorando el tiempo de respuesta. 

Podría también potenciar a los soldados mejorando y actualizando su traje con el objetivo de ayudarles a identificar los distintos objetivos, conocer el estado del campo de batalla, mantenerse en contacto con el resto de tropas y vehículos y pudiendo acceder a sistemas de armas. Además de esto, gracias a los distintos sensores del traje se podría detectar su cara, iris, huellas dactilares, ritmo cardíaco y su estado físico entre otros, evitando así posibles infiltraciones y habilitando la opción de pedir ayuda a un vehículo médico no tripulado para intentar ayudarle.

Todo esto supone un claro avance pero debe hacerse de forma muy segura y conociendo en todo momento quién tiene acceso, ya que como con toda tecnología surge la amenaza de posibles ciberataques y hackeos, lo cual en un entorno militar podría traer consigo consecuencias verdaderamente preocupantes. (Diego Calvo Maroñas, Consultor DLTCode.)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.