Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Internet de las Cosas llega al entorno militar

El futuro del combate militar es de alta tecnología, ya que los investigadores están creando una "Internet de las Cosas" (Internet of Things o IoT) específica para el equipo de combate integrado con elementos vestibles biométricos para ayudar a los soldados a identificar al enemigo, a desempeñarse mejor en la batalla y a acceder a los dispositivos y sistemas de armas.

La integración de las señales de un conjunto diverso y dinámico de sensores, incluidos los sensores de tierra estáticos y los soldados, representa uno de los varios desafíos críticos que enfrenta la implementación de las soluciones de IoT en un campo de batalla, configurando el denominado Internet of Battle Things o IoBT.

Los dispositivos de detección y computación usados por los soldados e incorporados en sus trajes de combate, cascos, sistemas de armas y otros equipos son capaces de adquirir una variedad de señales y datos biométricos estáticos y dinámicos, como su cara, iris, espacio periocular, huellas dactilares, ritmo cardíaco, andar, gestos y expresiones faciales.

El Internet de las cosas tiene fuertes aplicaciones militares, conectando barcos, aviones, carros de combate, aviones no tripulados, soldados y bases operativas en una red que aumenta la conciencia situacional, la evaluación de riesgos y reduce el tiempo de respuesta.

No siempre es fácil identificar a los combatientes enemigos. Pueden aparecer como civiles o acceder a bases militares con una insignia robada. Sin embargo ahora los sensores pueden escanear iris, huellas dactilares y otros datos biométricos para identificar a las personas que podrían representar un peligro. La computación perimetral (edge computing) permite, por ejemplo, que las huellas dactilares de un arma o bomba se carguen en la red y se usen para identificar instantáneamente a un combatiente. También puede confirmar la identidad de un objetivo.

El edge computing puede ayudar a los soldados a obtener acceso a los vehículos y sistemas de armas, así como a monitorizar las condiciones del campo de batalla, por ejemplo, con vehículos no tripulados conectados.

Esta información es extremadamente valiosa para lograr la optimización del rendimiento y la adaptación operativa de los sistemas biométricos que implementan la autenticación/supervisión ubicua de los usuarios en las arquitecturas de hardware móvil, como en dispositivos IoMT (Internet de las Cosas Médicas) y IoBT que pueden funcionar como un arma cibernética inteligente y móvil. En este escenario, los datos de contexto también pueden incluir información sobre el entorno o el terreno circundante, las condiciones de iluminación, el estado físico del soldado (por ejemplo, recopilados a través de sensores integrados en el traje de combate) y la actividad en curso (en movimiento o en reposo).

(Intervención de Claudio Chifa durante el encuentro “Ciberguerra: Amenazas de un entorno altamente conectado”. El autor es Director IT en iDavinci, autoridad en el uso de la herramienta de peritaje DirectDump de la compañía Forensic&Security, experto en ciberseguridad, ciencias forenses y cloud computing. Ponente habitual en foros públicos, asociaciones de peritos y Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado como Policía y Guardia Civil y asesor y colaborador del Ministerio de Defensa en el entorno Ciber

Fotografía: Ejemplo de IoBT incorporados al uniforme del soldado (autor)

·El IoBT combina gran número de elementos (autor)

·El autor durante su intervención (defensa.com)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.