Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El MOWAG SHARK 8x8, un tiburón de dientes agudos

Desde la aparición de los primeros carros de combate, la realización de un “tanque de ruedas” fue el sueño secreto de los ingenieros y técnicos militares. Con su prototipo SK, en 1929, Renault intentó explotar este campo que los “Wheeled Tanks” británicos de 1939-40 retomaron y continuaron pero a fin de cuentas, todos los estudios realizados en esta dirección han tropezado con la casi imposibilidad de combinar sobre un ingenio de ruedas un armamento potente, una protección suficiente y una movilidad en todo terreno comparables a las de un vehículo oruga.

Sin embargo parece con fundamento, que la sociedad suiza Motorwagen AG (MOWAG) ha logrado culminar tan difícil empeño con su nuevo blindado sobre ocho ruedas motrices Shark (Tiburón).
Mowag, como resulta sabido, es una empresa privada ubicada en la pequeña localidad de Kreuzlingen, junto al lago Constanza, que diseña, desarrolla y produce vehículos blindados, en particular para la exportación, desde hace una treintena de años. Tiene en la actualidad una plantilla de alrededor de 420 personas, de las que 40 son ingenieros altamente cualificados y el resto especialistas y técnicos de gran capacidad y sus materiales blindados se encuentran en servicio en tres continentes.
En este momento los blindados sobre ruedas Mowag de la familia Piranha han logrado un éxito comercial de primera categoría en un mercado internacional complejo, árduo y saturado de realizaciones brasileñas, británicas, francesas, italianas y norteamericanas. Éxito que no se debe únicamente a la calidad de los vehículos Mowag sino, también, a la gestión comercial y bondad del servicio de postventa de la firma helvética.

DEL “PIRANHA” AL “TIBURON”

Ultimo nacido de la División Técnica de Mowag, dirigida por August Granwehr, el Shark se presenta exteriormente como un agrandamiento del Piranha 8x8, con su misma silueta perfilada e inclinación del blindaje. Su concepción y plasmación sobre los tableros de dibujo se remonta a 1978 y la construcción del primer prototipo fue terminada en septiembre de 1981 fecha en la que también comenzaron los ensayos y pruebas, que ocuparían todo el invierno de 1981-82, así como la primavera siguiente.

foto: Con la torre Rheinmetall LPTS el “Shark” 8x8 adquiere una silueta estilizada y fácilmente desenfilable

El 27 de mayo de 1982 fue presentado oficialmente el Shark 8x8 en Unterlüs, República Federal de Alemania conjuntamente por las sociedades Mowag y Rheinmetall, y un mes después, los días 23 y 24 de junio, en la localidad suiza de Elm por la empresa constructora y su asociada francesa Fives-Cail Babcock. Dos prototipos más han sido completados y Mowag estará en condiciones de fabricarlo en serie a partir de julio de este año (1983).
Aunque presentado en una configuración de cazacarros, el Shark 8x8 es en realidad un ingenio polivalente que puede recibir diferentes sistemas de armas, siendo capaz de moverse con facilidad sobre los terrenos más dificultosos y responder a las diversas situaciones tácticas que se presentan en un campo de batalla.
Su peso en versión de base de 16 Tm. y su configuración sobre ocho ruedas motrices abren múltiples posibilidades que no habían sido vislumbradas todavía no hace muchos años.

MOVILIDAD

El Mowag Shark 8x8 está propulsado por un General Motors Detroit Diesel 8V-71 T que le asegura una excelente relación potencia/peso de 25 CV/Tm. Es un motor de dos tiempos, de ocho cilindros en V a 90°, turboalimentado y refrigerado por aire, que desarrolla 560 CV a 2.500 vueltas por minuto y permite al vehículo de 21 Tm. desplazarse por carretera a una velocidad máxima de 100 km/ hora. Colocado en la parte posterior del vehículo posee un fácil acceso gracias a dos portezuelas sobre el techo, ambas de amplia dimensión.
La transmisión comprende una caja automática Allison modelo HT-750 DRD de cinco velocidades de avance y una marcha atrás, una caja auxiliar de transferencia de dos velocidades y cuatro diferenciales autoblocantes que pueden ser acoplados, dos a dos o los cuatro, neumáticamente por el conductor ante las condiciones del terreno o necesidades de la conducción.
La distribución de pesos ha sido un factor cuidadosamente estudiada, lográndose situar el centro de gravedad ideal a 1,25 m. de altura del suelo entre los segundo y tercer ejes. Derivada de la probada ampliamente sobre los Piranha, la suspensión es de ruedas independientes con muelles helicoidales sobredimensionados y amortiguadores hidráulicos para las ruedas extremas, que son directrices. Los trenes centrales, no direccionales, están unidos a barras de torsión y las ruedas montadas sobre brazos oscilantes provistos de amortiguadores hidráulicos. Esta suspensión permite un desplazamiento vertical de las ruedas de 420 mm., exactamente 100 más que sobre los vehículos de la familia Piranha.

foto: En esta impresionante foto queda patente la capacidad para remontar pendientes y la calidad de suspensión y sistema de frenado del blindado de Mowag.

La dirección está asistida hidráulicamente y actúa, como se ha dicho, sobre las cuatro ruedas extremas permitiendo que el Shark 8x8 realice un giro completo con un radio de 6,25 m.; detalle importante para maniobrar tanto sobre campo abierto o calles y también en las operaciones de embarque y desembarque durante los transportes.
Por otra parte, la ausencia de cajones en las ruedas centrales permite conceder un mayor espacio interior en beneficio de la torre y de las municiones y equipo transportado.
Las pruebas de rodaje y movilidad llevadas a cabo han demostrado el magnífico comportamiento del Shark en movimiento, su capacidad de aceleración (alcanza los 500 m. en 33 segundos con salida parada), su aptitud para circular sobre terreno variado a velocidad elevada (80 km/h.) y para superar pendientes longitudinales del 60 por 100, y su estabilización en tres o cuatro segundos después de cada disparo.

ARMAMENTO

La versión del Shark 8x8, que estará lista para su comercialización y entrega en los próximos meses, irá equipada con la torre francesa FL-12 de Fives-Cail Babcock, armada con el cañón de 105/44 milímetros CN-1 05-57.
Aunque ya tiene unos años, y fue concebido originalmente para modernizar el carro ligero francés AMX-13 Mle.58, este material conserva toda su eficacia, que se ha visto incluso acrecentada con la incorporación de una munición de carga en hueco estabilizada por aletas, elegida por la empresa austriaca Steyr-Daimler-Puch para su Panzerjager 4KH7FA (SK105) Kürassier que es empleado por varios Ejércitos de África y América del Sur.
De las llamadas oscilante y desarrollada a partir de los estudios y trabajos del ingeniero de armamento francés Michaux, la torre FL-12 está constituida por un cuerpo inferior troncocónico a base de acero de blindaje fundido con un frontal muy inclinado, que pivota horizontalmente sobre una corona de bolas de gran diámetro por encima del cesto. Esta base soporta una sección superior rectangular de chapa de acero soldadas con una baja silueta que gira verticalmente sobre dos muñones y que tiene montado el cañón, sin abrazadera, que queda solitario de sus elementos de puntería, formados los primeros por siete episcopios Sopelem L-794B para el jefe del carro y dos L794D para el apuntador, mientras que el equipo de puntería está formado por un equipo Sopelem SOPTAC 18-04 a base de un conjunto de tiro diurno que consta de un anteojo de puntería M-213 con aumento x7,5 y campo de 170 milésimas asociado a un telémetro láser Cilas TCV107 con un alcance de 10 km. con presentación de la distancia en el anteojo con precisión de ± 5 m. y medida cada dos segundos. Para el tiro nocturno dispone de un anteojo episcopio IR u, opcional- mente, de un anteojo de tiro Sopelem TN2-12 con intensificación de luz, aumento x5,5 y campo de 142 milésimas. En las torres no equipadas con el TN2-12 la iluminación se efectúa por medio de un proyector IR exterior situado en la parte trasera de la torre.

foto: El “Shark” montando una maqueta de la “torre paralela” Rheinmetall LPTS armada con el cañón de 105/51 mm. 105-11, del que se aprecia el nuevo y efectivo freno de boca.

El jefe de carro dispone de una caja de mando electrónica asociada al telémetro que permite la recepción de los datos de éste y la introducción de parámetros balísticos como la altitud, temperatura, vº, el tipo de munición, el desgaste del tubo, eliminar los ecos, y el empleo manual del sistema en caso de fallo del automático.
El CN-105-57 es una pieza monobloque que tiene en su extremo anterior roscado un freno de boca de dos etapas y en el posterior el bloque de culata con el cierre semiautomático de cuña horizontal que abre durante el retroceso. Exteriormente está recubierto por un manguito anticurvatura e interiormente el ánima aparece rayada en sentido dextrórsum con 32 líneas de paso constante e inclinación de 7° 10’. El sistema elástico lo constituye el cilindro de freno cargado con 2,5 l. de aceite que consiente un retroceso máximo de 368 mm. y el recuperador oleoneumático.
El sistema de apertura semiautomática, con expulsión de vainas vacías al exterior, y el atacador automático, logran una cadencia, con los doce proyectiles de empleo inmediato dispuestos detrás de la culata en dos líneas de barriletes, de 8 disparos por minuto, muy apropiada para la lucha contracarro.
En la torre se acomodan dos miembros de la tripulación: el jefe de carro, a la izquierda, que cumple también las funciones de cargador y radio y el apuntador, a la derecha de la culata del arma.
Los proyectiles de combate a utilizar por el CN-105-57 son el OCC-105-F1 perforante de carga en hueco de 17,7 kg. y V° de 800 m/s.; OE-105-60 rompedor de 18,4 kg., Vº 700 m/s. y alcance de 800 m.; 0 FUM PH-105 F-1 fumígeno de fósforo de 19,1 kg. y 695 mIs. de Vº; 0ECL-105 F  iluminante de 15,2 kg. Con Vº290m/s.
La incorporación de la torre FL-12 al Shark permitirá a Mowag ofrecer a sus potenciales clientes un sistema de arma completo desde este mismo año, mientras que en un futuro no lejano podrá recibir un conjunto de torre-cañón totalmente nuevo desarrollado por la firma alemana Rheinmetall.
Conocido como sistema de torre ligera para carros LPTS (Leichtpanzerturmsystem), asocia una torre biplaza con un cañón de 105 mm. de nueva concepción y alimentado por un cargador automático.


Con un diseño muy compacto basado en estudios ergonómicos profundos a partir de modelos matemáticos muy elaborados para reducir el peso y la silueta será realizada en aleaciones ligeras soldadas ofreciendo protección a los sirvientes contra los proyectiles perforantes de 7,62 milímetros y no superando el peso de 4,8 toneladas. Tendrá una longitud de 2,23 m. con una anchura de 2,37 girando sobre un anillo dentado de 2,00 m. de diámetro. Tanto la LPTS como el cañón serán controlados electrohidráulicamente por el jefe de carro y el apuntador, pudiendo realizar un giro completo en 16 segundos. La LPTS ha sido pensada en dos versiones. En la torre paralela los dos sirvientes se encuentran a ambos lados de la culata del cañón, disponiendo cada uno de su propia escotilla, y el cargador debajo de la culata. Esta versión presenta la ventaja de una menor altura, así como la expulsión de los gases y de las vainas fuera de la misma. En la torre en tándem, los dos hombres están situados a la derecha, uno detrás del otro, delante el apuntador y detrás el jefe del vehículo en una posición ligeramente más elevada, contando ambos con la misma escotilla. Esta versión presenta mayor altura que la anterior debido al sistema de anclaje del cañón y a la colocación lateral, a la izquierda, del sistema de carga automática.
Como arma se ha elegido el nuevo cañón de 105/51 mm. Rh-105-11 o también Rh-105SLR (Super Low Recoil, retroceso súper bajo) derivado del conocido Rh105-60 (1) del que nació una familia de cinco miembros que se diferencian esencialmente por sus sistemas de retroceso, tanto en fuerza como en recorrido, que en el caso del Rh-10511 es de 11 Tm. y 925 mm.; patada que permite su montaje en vehículos ligeros (16 Tm.) de ruedas o cadenas.

(1) Versión alemana del Vickers L-7A1 de 105/51 mm. que arma al Leopard-1 y otros carros. Su fuerza de retroceso es de 60 Tm.

Ello ha sido debido a la adaptación en el Rh-105-11SLR de un freno de boca de dos etapas provisto de 10 ranuras en el que se prolongan las rayas del tubo y al empleo de un sistema de freno-recuperador hidroneumático de dos cilindros de freno y uno de recuperación. El tubo está provisto de un evacuador de gases y de un manguito antiarqueo.
Tanto en uno como en otro concepto de la LPTS se incluye el cargador automático Rheinmetall, con almacén de 15 disparos en cinta, que lleva el disparo seleccionado a la teja de carga colocando ésta delante de la culata, desde donde el atacador lo introduce en la recámara, en cualquier posición en que se encuentre el cañón, lográndose con este sistema una cadencia de 10 disparos por minuto. La munición a utilizar se encuentra en servicio desde hace años en los países de la OTAN y otros que no forman parte de la citada Alianza, siendo el número de usuarios de cuarenta y catorce los que la fabrican, por lo que es de amplio suministro y cualidades probadas.

PROTECCIÓN

La protección del Mowag Shark 8x8 está asegurada contra los proyectiles perforantes de 14,5 mm. gracias al empleo de planchas de blindaje de alta resistencia dispuestas de acuerdo con inclinaciones estudiadas que aumentan su espesor relativo, reforzadas en ciertos puntos por blindaje espaciado. Esta disposición proporciona al blindado una silueta particularmente elegante, característica de todos los vehículos Mowag, siendo espectacularmente eficaz.
El grado de vulnerabilidad del Shark descendió al reducírsele la altura total, que mide por encima de la torre FL-12 exactamente 2,92 m. mientras que la elevación del casco es de 1,90 m.; dimensiones que permiten al Shark desenfilarse fácilmente a las vistas y fuegos enemigos.
En resumen, parece claro que el Mowag Shark 8x8 es un material blindado perfectamente logrado que complementa a la familia de los peces Piranha, que con el montaje de la torre FL-12 está en condiciones de ser rápidamente comercializado, suponiendo un importante refuerzo para los potenciales compradores de América del Sur, África y Medio Oriente, hacia donde Mowag está orientándolo.

Revista Defensa nº 58, febrero 1983, Raymond Surlemont


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.