Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Destructores de la Clase Spruance en la US Navy

Durante la segunda mitad de los años 60, la “US Navy” inició los estudios para un nuevo tipo de destructor que sustituyera a los construidos en el transcurso de la SGM y en los primeros años a de la posguerra. Terminadas Ias especificaciones técnicas se decidió que la materialización de estos barcos se efectuase a través de un solo astillero responsable de la totalidad del buque: desde la fabricación del casco hasta el adiestramiento de la tripulación y la publicación de los manuales de uso.

En febrero de 1968 fueron invitados tres astilleros a enviar su particular versión de la nueva clase recibiendo cada uno 10 millones de dólares por los planos de anteproyecto que fueron entregados en julio del mismo año. Dos años después, el 23 de junio de 1970, se declaró vencedor el proyecto Litton, recibiendo un contrato en regla para construcción de 30 unidades.

CONCEPTOS OPERACIONALES Y PRECIOS

La idea general del proyecto versaba sobre un buque destinado a operar en el seno de una fuerza naval en la que figurase un portaaviones. Dentro de dicha fuerza, estos destructores tendrían una eminentemente capacidad antisubmarina (ASM), con misiones secundarias prácticamente irrelevantes, por lo que podemos considerar a los Spruance —que de ellos se trata— como buques exclusivamente ASM con capacidad muy limitada para cualquier otra tarea. El costo, inicialmente previsto en 70 millones de dólares por unidad, podía considerarse como una broma sangrienta, pues el promedio excederá de los 300 millones cada buque, acercándose a los 850 millones en las últimas realizaciones de la serie. Estos aumentos demenciales retrasaron todo el programa, ya que el Congreso de los Estados Unidos denegó los fondos pedidos para los cinco primeros buques de esta clase con cargo al año fiscal de 1969. Al año siguiente aprobó la construcción de las citadas naves, pero los incrementos en los precios sólo permitieron construir tres. Entre los años 1971 a 1975 fueron autorizados las restantes hasta un total de 30 pedidos, aunque tal como hemos dicho, el costo de las tres últimas unidades gira en tomo a los 2.500 millones de dólares mientras que, en el momento de la firma del contrato, el importe de la totalidad de los 30 buques de la serie se estimaba en 2.140 millones.

CASCO

El proyecto entero puede ser considerado como una plataforma excelente, óptimamente preparada para recibir un extenso número de sistemas.

La construcción se efectúa en módulos prefabricados de unas 1.500 Tm. Cada uno estando ya listas las instalaciones interiores al efectuarse el ensamble. Con ello el buque está terminado un 70 por 100 en el momento de su botadura, pero los acabados finales parece ser que se prolongaban excesivamente debido a que el espacio disponible limitaba el número de obreros dedicados a estos trabajos. El casco mide 161,2 m. de eslora entre perpendiculares y 17 1,70 de máxima con una manga de 16,8 m. y un calado de 5,8 que llega hasta 8,8 en el bulbo del sonar.

foto: El “Ticonderoga” ya operacional. Los radares circulares gemelos encima del puente de mando corresponden a la guía de los misiles. Obsérvense las cúpulas blancas de los ‘Phalanx ‘

Una característica, hoy por hoy exclusiva de estos buques, consiste en que pueden parar todas las piezas móviles ubicadas entre el puente de mando y la proa para evitar que sus ruidos interfieran en una perfecta escucha del sonar de proa. El conjunto del casco está subdividido por 13 mamparos estancos y cuatro puentes, cada uno de los cuales es plano y desprovisto de arrufo con el fin de facilitar la construcción modular y su ensamble final.

Las superestructuras, de aleación ligera y tres puentes de altura, se caracterizan por la anormal disposición de las chimeneas, la primera de las cuales se encuentra situada a babor mientras que la segunda se halla 25 m. a popa de la primera y a estribor. Los dos complejos mástiles que sostienen todo el antenaje electrónico empiezan en cuadrípodes acabando en mástil simple en su tramo final. La superestructura de proa alberga el puente de mando y los centros de decisión del buque, mientras que la de popa contiene fundamentalmente el hangar de helicópteros. Ambas están unidas por un guardacalor de dos puentes de altura que coincide con la ubicación del mástil de popa. La línea general del buque es pulida y agradable con excepción de las dos estrafalarias chimeneas y los desgarbados mástiles.

Apuntamos tres características fundamentales del casco: la relación eslora-manga, extraordinariamente elevada; la carencia de estabilizadores activos y la sorprendente estabilidad de plataforma que contradice las dos características anteriores, lo que habla muy bien de los diseñadores del proyecto.

PROPULSION

La propulsión corre por cuenta de cuatro turbinas de gas que mueven dos hélices imprimiendo al buque una velocidad máxima de 33-34 nudos a plena carga. La turbina de gases la conocida LM-2500, basada en la turbina aeronáutica TF-39/CF-6 de General Electric que equipa aviones tan populares como el DC-1O, el Airbus A-300B o el Boeing-747. Ha sido elegida por las Armadas de España, Venezuela, Perú, Alemania, Italia y EE.UU., siendo la utilizada en mayor número entre las diversas turbinas de gas de todo el mundo. La LM-2500 es el resultado de una cooperación entre General Electric y Fiat, en la que esta última se ocupó del desarrollo de los componentes necesarios para la aplicación naval de la turbina de la empresa estadounidense. El conjunto final obtenido se compone de un módulo provisto de trampillas de acceso para la inspección, conexiones eléctricas, circuitos, cañerías y un complejo equipo de sistemas que controlan el buen funcionamiento de la turbina situada en el interior de ese módulo. Cada una de ellas desarrolla una potencia máxima de 28.000 caballos que han sido reducidos voluntariamente a sólo 20.000 CV. con el fin de economizar combustible. El conjunto de cada turbina pesa 21 Tm. en total, incluyendo los soportes de conexión del sistema antichoque y el equipo de aceite para la lubricación de todos los componentes. El aparato motor pesa en total un poco más de 900 Tm. incluyendo cajas de engranaje, ejes, hélices y, en definitiva, todos los elementos que lo componen.

Teóricamente son necesarios solamente 7 hombres para vigilar el funcionamiento de las máquinas pero, en la práctica, se están empleando 12 marinos con el fin de controlar mejor la perfecta marcha de todos los sistemas. También teóricamente, aunque ya confirmado por la práctica de los ejercicios efectuados, se necesita una sola persona para vigilar el conjunto cuando los automatismos están todos funcionando. Algo que, lógicamente, sólo se producirá en emergencias.

La US Navy manifiesta que con dos turbinas funcionando el barco alcanza los 22 nudos. Bien, el que lo quiera creer que lo crea, pero, con el coeficiente de fineza que tiene y 40.000 CV. empujando, este destructor debe andar por los 25-26 nudos como mínimo. Con una velocidad de este tipo debe gastar 7-8 Tm. de combustible a la hora habiéndose manifestado que su autonomía es de 6.000 millas a 22 nudos. Se está volviendo una práctica frecuente entre los comandantes de estos destructores el navegar con una sola hélice mientras que la otra gira loca y se da a los timones la inclinación necesaria para conservar el rumbo. En estas condiciones, con el barco propulsado por una sola turbina, los Spruance deben tener una autonomía superior a las 10.000 millas con 18-19 nudos de máxima sostenida a plena carga. El esquema general es idéntico al de las Perry o al del Príncipe de Asturias, si bien en el caso de estos destructores la potencia es doble. Dos turbinas mueven una hélice de palas fijas de 5,10 m. de diámetro, paso variable y unos 165-170 giros/minuto cuando el barco va a toda máquina. Esta disposición, ya muy experimentada, confiere una gran seguridad de marcha y una maniobrabilidad poco habitual debido a los dos timones que posee. Tres turbinas de gas acopladas a sus alternadores son capaces de producir los 6.000 kw. de potencia eléctrica instalada.

Quisiéramos apuntar aquí otras tres características poco habituales: la primera es la propulsión todo gas; la segunda las hélices de gran diámetro y baja velocidad, y la tercera las turbinas de gas-alternadores. Como se puede ver, todo está previsto para la marcha silenciosa, hasta el punto de que algunos anuarios (el “Almanacco Navale”, por ejemplo) informan que estos barcos son un 25 por 100 más silenciosos que cualquiera otro construido hasta la fecha.

MISILES

Como arma antiaérea principal, estos buques llevan el lanzamisiles NATO Sea sparrow Mk.29 de ocho celdas, que utiliza el misil Sea Sparrow fabricado por Raytheon y que es una versión navalizada del aire-aire Sparrow-Ill. Pesa unos 220 kg. con 3,65 m. de longitud y 0,20 de diámetro, estando dotado de cabeza de alto explosivo con espoleta mixta.

foto: - Fotografía tomada el 16 de mayo de 1981, fecha de la botadura del “Ticonderoga”. Las especies de “ruedas de carro “ de color rojizo que se ven en el puente sirven como soporte a los radares “SPY-IA ‘ elemento fundamental del sistema “AEGIS’

Parece ser que tiene una velocidad de 3,5 Mach con un alcance máximo de unos 45 km. teóricos en las versiones producidas últimamente. Su techo máximo es de unos 45 km. teóricos en las versiones producidas últimamente. Su techo máximo es de 10.000 m. y el mínimo de 100, si bien esta última cota ha sido reducida a 35 en los modelos más recientes. El afuste es de recarga automática y se dice que tiene una reserva de 100 misiles.

El misil ASM ASROC Mk.16 mod. 7 está ubicado entre el cañón y el puente de mando. Este afuste también consta de ocho celdas, dos de las cuales pueden lanzar misiles Standard en su versión superficie-superficie. El misil ASROC es un proyectil cohete ASM de 10-11 km. de alcance máximo que sigue una trayectoria programada de antemano según las indicaciones proporcionadas por el sonar. Puede llevar un torpedo ASM Mk.44 ó Mk.46 o una carga de profundidad nuclear. Mide unos 4,65 m. y su peso allanamiento es variable pues está en función del tipo de torpedo que lleve. Se encuentra en estudio una versión capaz de llegar hasta 18 km. El afuste es de recarga automática y el barco porta 24 misiles de reserva.

Otro misil es el mar-mar Harpoon, que está montado en dos equipos cuádruples situados inmediatamente detrás de la primera chimenea. Ha sido tratado extensamente en las páginas de DEFENSA, así que nos limitaremos a decir que tiene un alcance que puede llegar hasta los 200 kilómetros ayudado por un helicóptero-relé en Ia parte final de su trayectoria. El Harpoon ocupa, junto al Exocet, la casi totalidad del mercado de misiles, con la excepción limitada de aquellos países que eligieron Otomat.

CAÑONES Y DIRECCIONES DE TIRO

El armamento artillero se compone de dos piezas de 127/54 Mk.45 en sendas torretas de 22,4 Tm. de peso cada una de ellas. Disparan un proyectil de 32 kg. a una distancia máxima de 24 km. en tiro de superficie, con una cadencia máxima de 20 dpm. que es la cantidad de proyectiles que puede acoger el tambor de carga.

En tiro AA con el cañón a 650 de elevación máxima alcanza casi los 15 km. Parece ser que tiene un funcionamiento extraordinariamente seguro y sólo necesita cinco hombres para operaciones intensivas. Cuenta con una dotación de 600 disparos cada torre.

Estaba previsto que el cañón de proa fuera sustituido por el de 203/55 automático en pruebas a mediados de los años 70 pero como esta pieza no fructificó en nada positivo ahora se piensa en una de 155 mm.  que también se está experimentando o en una de 127 mm. mejorada. Ya veremos lo que sale, pero de momento van a seguir con sus cañones actuales bastantes años.

La dirección de tiro Mk.86 que dirige estas piezas monta el radar de vigilancia de superficie AN/SPQ-9 y del de vigilancia aérea AN/SPG-60 que pueden filtrar la información recibida incluso en condiciones de guerra electrónica (GE) saturada. Eil radar de superficie tiene un alcance, más o menos conocido de 20 millas y es de aviones llega hasta las 50 millas. Estas cifras son las dadas a conocer extraoficialmente, aunque no parecen muy fiables. Para el caso de que las contramedidas electrónicas bloquearan los radares, la dirección de tiro Mk.86 posee dos equipos óptico-electrónicos que pueden ser dirigidos por Ia calculadora del sistema o por el propio operador de forma manual. Toda la información pasa a una calculadora Mk.152 que envía las gráficas de la situación a tres consolas de presenta ción de datos. Todo el conjunto es enormemente complejo, bastante difícil de operar y solamente apto para especialistas muy bien entrenados. Su rendimiento se supone magnífico en las condiciones actuales, aunque en caso de guerra habría que ver qué es lo que sucede con la efectividad de unos equipos excesivamente complejos y más congruentes con la tranquilidad de un laboratorio que con un barco de guerra.

foto: En esta vista aérea del “Spruance” se distingue la situación del armamento y la curiosa posición de sus dos extrañas chimeneas.

El cañón antimisil Phalanx, que también dota a los Spruance, corresponde a uno de los proyectos más debatidos de la US Navy. Iniciado en 1968 con carácter de urgente  acumuló cerca de cinco años de retraso en su entrega a las unidades operacionales. Se compone del comprobado cañón rotatorio Vulcan de 20 milímetros con una cadencia de 3.000 tiros/minuto y un depósito de 1.000 proyectiles de reserva inmediata. Físicamente su aspecto es muy característico con un moño blanco encima de la torreta. En el interior de esa cúpula lleva los radares de vigilancia y seguimiento y la dirección de tiro: Exceptuando el Vulcan todos los demás elementos tuvieron que construirse exprofeso para este sistema, razón por la cual parecía que el período de experimentación no se iba a terminar nunca. Actualmente ha llegado a su madurez y está apareciendo en gran número de buques estadounidenses. Su alcance efectivo empieza en los 1.800 m. llegando a su distancia óptima a los 500 metros aproximadamente. Pesa algo más de 5 Tm. y tiene un gravísimo defecto: es tremendamente caro.

HELICOPTEROS Y ARMAS ASM

La descripción del helicóptero ASM Seahawk podría llenar unas 20 páginas de la revista, así que vamos a reducir el tema a lo mínimo imprescindible. El LAMPS-Ill es un aparato con cuatro misiones principales: ASM alerta lejana, antibuque y relé intermedio para la guía de misiles de largo alcance. Como secundaria podemos citar: cisterna de reaprovisionamiento en vuelo, búsqueda, salvamento, evacuación de heridos y relé intermedio de comunicaciones por radio.

Tantas habilidades en un solo aparato no pueden resultar baratas, y el precio del Seahawk es para llenar de congoja al más optimista, pues 27,5 millones de dólares por unidad es el promedio de costo de los 10 helicópteros comprados por la Armada española para sus Peny (F-80).

Con un peso máximo de unas 10 Tm., tiene las dimensiones siguientes: diámetro del rotor: 16,36 m.; longitud total: 19,76 m.; longitud del fuselaje: 15,26 y altura de 5,23 m. Dos turbinas T-700-GE-401 de 1.690 CV. cada una proporcionan una velocidad máxima de 277 km/hora. Sus depósitos internos albergan 2.240 1. de combustible que proporcionan una autonomía de tres horas en vuelo estacionario a 100 km. de distancia del buque nodriza.

En su función ASM, el LAMPS-Ill es, sobre todo, un cazador al acecho; por esta razón no lleva sonar calable sino un ingenioso equipo para lanzar 25 boyas acústicas pasivas y un detector MAD en el larguero de cola. Como armas ASM principales transporta dos torpedosMk.46.

El desarrollo del aparato dio lugar a numerosas críticas, parte de las cuales fueron atendidas incrementando su potencialidad y desoyendo las voces que hablaban de su costo excesivo. Ahora, ya operacional en pruebas, las críticas se han trasladado a los buques que los tienen que acoger y que, en el caso de los Spruance, son: plataforma de aterrizaje demasiado pequeña; hangar insuficiente para proce der al mantenimiento normal de dos helicópteros simultáneamente y ausencia del sistema RAST para la ayuda del aterrizaje, cuyo fabricante (canadiense) entrega esos equipos con cierta lentidud. En este punto parece licito preguntar si entregarán a la EN Bazán los sistemas RAST y los estabilizadores antibalance británicos que deben llevar las F-80 para acoger los LAMPS o si esas fragatas deberán pasar en astillero un tiempo adicional para instalar esos equipos absolutamente necesarios. El personal destinado a los dos aparatos se compone de 21 hombres; nueve pertenecen a tres tripulaciones de tres hombres y los 12 restantes son mecánicos.

Los tubos triples lanzatorpedos ASM han sido descritos varias veces en estas páginas y no vamos a seguir insistiendo. Puede disparar diversos tipos de torpedo que, en este caso, tendría que ser el Mk.46 que equipa el ASROC y el Seahawk. Los Spruance llevan un total de 20 torpedos, seis de ellos en el interior de los tubos y 14 más de reserva.

Puesto que el barco es eminentemente ASM el elemento clave de todo este invento tiene que ser el sonar SQS-53 alojado en un voluminoso domo de proa. Para no complicar más la cosa, repetiremos las palabras de una alta autoridad de la Secretaría de Defensa de los EE.UU.: Adolece de algunos fallos que todos conocemos. Así que para subsanar esos fallos fue encargado un programa de modificaciones de estos equipos, si a tales fallos añadimos el extravagante comportamiento de las ondas sonoras ante los fenómenos de densidad, salinidad, temperatura, etc., y recordamos que, añadiendo el valor de los helicópteros, el destructor se acerca a los 900 millones de dólares y que su arma principal es, precisamente, el sonar, y que el sonar adolece de fallos que todos conocemos, dígame el amable lector si no es para tirarse al suelo y llorar. Parece que se montarán redes TACTAS con el fín de solucionar algunas insuficiencias del sensor principal y completar su sistema de detección; en fin, el caso es que la tarea principal del buque debe ser resuelta por equipos no muy fiables.

foto: Dibujo artístico del ‘Ticonderoga” que supone el máximo aprovechamiento de la línea “Spruance”

ELECTRONICA

— Radar de vigilancia aérea SPS-240 operando en las bandas B-C, fabricado por Lockheed Electronics y en servicio desde 1961. En España es usado por el Dédalo y algunos destructores. Posible alcance de 130-150 km.

— Radar de vigilancia de superficie SPS-55 operando en las bandas 1-J, fabricado por Cordion Westinghouse y que también encontramos en las Perry. Posible alcance de 80-90 km.

— Dirección de tiro Mk.86 con SPQ-9 y SPG-60 ya descritos anteriormente. Dirección de tiro digital Mk. 116 mod. O para el control de armas ASM acoplado a una UYK-7.

— Dirección de tiro Mk.91 para el lanzamiento de Seasparrow.

— Sistema naval de datos tácticos NTDS que recibe información de todos los sensores del buque, del resto de la flotilla y de las aeronaves provistas de los enlaces 11 y 14. Toda esa información es procesada por computadores UYK-7 y presentada en diversos pupitres. Aunque está en servicio desde el final de los años 50, ha sufrido numerosas modificaciones que lo siguen manteniendo a la cabeza de todos los sistemas equiparables.

— TACAN, equipos de CME, sonda acústica, analizador de la temperatura del agua, etc.

MARGENES DE MODERNIZACION. LOS “KIDD”

Otra característica importante de esta clase consiste en la capacidad que tiene para recibir nuevos equipos sin cambiar por ello sus características más sobresalientes. Se proyectó un destructor que es el DD-997 Hayler, que tendría modificada la superestructura de popa pudiendo acoger hasta cuatro helicópteros. Dado su precio aterrador, el Congreso de los Estados Unidos dio marcha atrás apresuradamente, por lo que el Hayler será idéntico a sus hermanos de clase.

En 1974, el Gobierno del Sha de Irán encargó seis Spruance modificados que luego fueron reducidos a cuatro, ya que el incremento de costos no permitía seguir manteniendo el pedido inicial. Estos barcos fueron cancelados en 1979 al empezar la embarullada época que siguió al cambio de régimen en ese país asiático y terminaron siendo adquiridos por la US Navy en julio del mismo año. Forman la clase Kidd derivada de la Spruance.

Las modificaciones más importantes respecto al modelo original consisten en la sustitución de los afustes de ASROC y Seasparrow por sendos lanzadores dobles Mk.26 que pueden lanzar las dos versiones del misil Standard; la aparición del radar 3-D SPS-48 sustituyendo al SPS-40 y de los SPG-51 para la guía de misiles.

El sistema NTDS fue sustituido por su versión de funcionamiento automático ADAS y hubo algunos otros cambios menores que no interesan demasiado. Lo curioso del caso es que esta versión iraní era la prevista originalmente para los Estados Unidos y no fue construida por el costo.

LOS CRUCEROS “TICONDEROGA”

Con esta versión llegamos al aprovechamiento máximo de la célula prevista para los Spruance, pudiendo ser comparados favorablemente con los últimos tipos de cruceros de propulsión nuclear. Estos buques tienen como misión principal la defensa de la flota en sus tres modalidades, antiaérea, antimisil y antisubmarina. Para sus dos primeras funciones están provistos de los radares SPY-lA que junto con los lanzadores Mk.26, la dirección de tiro M1c99, un CIC muy complejo junto a otros elementos forman el sistema AEGIS, que puede ser considerado como el más importante puesto en servicio por los EE.UU. desde la SGM.

Para acoger todos los equipos sucesivos se tuvieron que construir dos puentes más en todas las superestructuras originales con el consiguiente incremento en el desplazamiento del buque que en los Ticonderoga llega casi a las 10.000 Tn., con lo que la posibilidad de futuros desarrollos que supongan pesos adicionales para la célula actual deben ser descarta dos. Asimismo, el aumento de pesos altos representó una pérdida de estabilidad que tuvo que ser compensado con 100 Tm. de lastre. Otro problema fue el aumento de dotación (340 personas en lugar de 280) y se ha tenido que solucionar reduciendo la superficie correspondiente a cada individuo. Desde el punto de vista ASM, el buque resulta idéntico a los Spruance, así que no es ninguna maravilla; como compensación nos podemos maravillar, eso sí, de su costo superior a los 1 .000 millones de dólares. Con radares prácticamente inmunes a las CME y una disponibilidad superior al 70 por 100, un solo AEGIS es suficiente para defender a una flota que posea un portaaviones, pudiendo seguir Ia trayectoria de misiles enemigos a 80 km. de distancia y derribar aviones hostiles a una distancia similar.

CRUCEROS ESPAÑOLES

Pensamos que es correcto señalar como cruceros a estos barcos, y cualquiera que los haya visto en el puerto de Barcelona sabrá que llamarlos destructores es un eufemismo, teniendo dimensiones muy parecidas a los antiguos cruceros del tipo Cervera. La Armada española ha manifestado varias veces su pretensión de construir dos cruceros o destructores de 7.800 Tn. que por su desplazamiento pueden coincidir con los buques descritos hasta aquí. Dados los precios vigentes, es muy difícil que puedan ser realizados alguna vez.

Concluyendo, cabe decir que sus ventajas más importantes son la estabilidad, la marcha silenciosa, la maniobrabilidad, los amplios márgenes de seguridad y modernización demostrados posteriormente en los AEGIS y la comodidad de vida para su reducida tripulación.

Entre sus desventajas un armamento escaso y mal balanceado, una eslora excesiva que presenta un blanco demasiado aparente y un costo desproporcionado con una mala relación costo/eficacia.

Ha sido una clase tan conflictiva que es difícil emitir un juicio sobre estos barcos. Realmente, el conjunto final propicia la polémica y mirando los pros y los contras se acaba por no saber qué decir. .

Revista Defensa nº 76-77, agosto-septiembre 1984, Ricardo F. Álvarez Berán


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.