Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Sudán albergará la primera base militar rusa en África desde el colapso de la URSS

Rusia establecerá un centro logístico naval y un astillero de reparación en la costa de Sudán según un acuerdo firmado por el primer ministro Mikhail Mishustin el 6 de noviembre con los gobernantes del país africano islámico, bañado por el estratégico Mar Rojo. El centro logístico naval albergará hasta 300 personas, lo que incluye tanto a los miembros de las Fuerzas Armadas, especialmente de la Armada rusa, como a personal civil. Los muelles de la base podrán albergar hasta cuatro buques de guerra, incluyendo los de propulsión nuclear, como los grandes cruceros del proyecto 1144 Orlan.

Según el acuerdo, el Gobierno de Jartum proveerá a Rusia de la infraestructura portuaria necesaria y les cederá los terrenos donde se asienta sin cargo alguno. Rusia, además, podrá transferir “cualquier tipo de equipo militar, munición, y otros materiales” a través de los puertos sudaneses que sean necesarios. 

El centro naval funcionará bajo la jurisdicción de Rusia, y el acuerdo durará 25 años, con la opción de renovarlo tras finalizar el plazo por períodos de 10 años. El centro de logística naval en Sudán será la primera base militar rusa en África desde el colapso de la URSS. Durante ese tiempo, tuvo una instalación naval permanente en Somalia, pero tras apoyar a Etiopia a finales de los setenta en la Guerra del Ogaden que luchó contra los somalíes, perdió esas facilidades. Hace unos años, Rusia comenzó a buscar la manera de establecer una base permanente en la zona, en concreto en Yibuti (muy cercana Cuerno de África), que ya alberga bases chinas y estadounidenses, y las correspondientes facilidades logísticas en su puerto, pero las negociaciones fracasaron.

No está claro cuánto costará mantener abierta la instalación, aunque según medios rusos, la VMF ha presupuestado cada año unos 3.200 millones de rublos (35 millones de Euros) cantidad similar a lo que anualmente se gasta en el mantenimiento en su base en Tartus (Siria), una instalación fundamental para la estrategia del Kremlin en el Mediterráneo. Este centro logístico naval utilizado durante la era soviética, se ha consolidado como una importante base permanente, después de que Rusia interviniera en la guerra civil de Siria a favor del dictador Al-Asad.

Las conversaciones para abrir una instalación naval en Sudán se aceleraron después de que el por entonces presidente sudanés, Omar Hassan Ahmad al-Bashir, visitara Rusia en 2017. A pesar de un golpe de estado en 2019 que lo depuso del poder, las conversaciones continuaron con el nuevo jefe de facto del país, el teniente general Abdel Fattah Abdelrahman al-Burhan, hasta fructificar. En 2019, el Kremlin acogió una cumbre entre Rusia y África a la que asistieron más de 40 líderes africanos. “El presidente Putin está muy interesado en los asuntos africanos”, afirmó un alto miembro del parlamento ruso que se ocupa de los asuntos de dicho Continente. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: El gigantesco crucero de propulsión nuclear “Pyotr Velikiy” (Pedro el Grande), y las demás unidades de la VMF, contaran próximamente con una base en Sudan.

 

 

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.