Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

El portaaviones japonés Izumo probará su capacidad para operar con los F-35B

El ministro de Defensa japonés, Nobuo Kishi, afirmó que  antes de que finalice este año el portaeronaves ligero de la Fuerza Marítima de Autodefensa de Japón “Izumo” efectuará las pruebas para operar con los aviones de combate de 5ª generación F-35B Lightning II.

 

El “Izumo” (DDH-183) es ahora un portahelicópteros que a partir de estas pruebas se convertirá en un portaaviones ligero. Este navío, junto a su gemelo el “Kaga”  (DDH-184), con sus 27.000 toneladas a plena carga y 248 metros de eslora,  son los mayores navíos de la Fuerza de Autodefensa Marítima de Japón o Japan Maritime Self-Defense Force (JMSDF), son clasificados oficialmente como destructores de operaciones polivalentes o Destroyer Helicopter (DDH).  Esta designación oficial tiene la intención de cumplir, de iure que no de facto, con las aún vigentes limitaciones impuestas a Japón tras la Segunda Guerra Mundial, no puede tener oficialmente portaaviones.  Pero solo se ha de observar la cubierta de vuelo corrida para ver qué tipo de plataforma es el Izumo.

El navío finalizó el pasado 25 de junio un periodo de 15 meses de modificación y adaptación a su nuevo rol de portaaviones. Los trabajos, que se completarán en una segunda fase en  2024,  prevén entre otros cambios la modificación de la proa para facilitar más las operaciones con los F-35B.

Su buque gemelo, el “Kaga” será también modernizado al mismo estándar, lo que dotará a la Armada japonesa de una capacidad de proyección aeronaval no vista desde la Segunda Guerra Mundial, cuando la fuerza se denominaba (entre 1872 y 1945) Marina Imperial. Ahora el potencial enemigo no es la US Navy  sino la pujante Armada del Ejército de Liberación Popular chino. La Fuerza Aérea de Autodefensa o Japan Air Self-Defense Force (JASDF) está empleando ya sus primeros F-35 de la versión Alfa de despegue/aterrizaje convencional, del total de 42 encargados en firme a la empresa Lockheed Martin.  Adicionalmente, ya recibió en 2020 la autorización para comprar otros 105 aparatos, 63 de la versión Alfa y  42 de la Bravo o F-35B.

Con estos últimos aviones, que tienen capacidad de despegue en corto/aterrizaje vertical o Short Take-Off and Vertical Landing (STOVL) se constituirá un ala embarcada junto con diversos tipos de helicópteros, que se desplegará desde los navíos de la clase “Izumo”. ​ Para las pruebas anunciadas se recurrirá a los F-35B del Cuerpo de Marines de Estados Unidos o United States Marine Corps (USMC) que tienen basados en  el archipiélago japonés.    (Julio Maíz Sanz)

Foto: El DDH japonés “Izumo” en navegación, en su cubierta se ve un helicóptero Mitsubishi SH-60J/K “Seahawk”.  (Foto Ministerio de Defensa de Israel)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.