Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Los nuevos F-15SA sauditas pasan por España camino de su país

Seis de los nuevos Boeing F-15SA (Saudi Advanced) de la Real Fuerza Aérea Saudita pasaron la semana pasado por la Base Aérea de Morón (Sevilla), tras participar en el ejercicio norteamericano Red Flag, camino de su país. Son parte del encargo de 84 de estos aparatos realizado por el Reino a los Estados Unidos en diciembre de 2011 por valor de 29.400 millones de dólares para reforzar su flota de aviones de combate, que desde 2015 afronta la Guerra de Yemen.  Previamente la Real Fuerza Aérea Saudita o Royal Saudi Air Force (RSAF) se había dotado de 70 aparatos de la versión F-15S, que se corresponden a las norteamericanas C/D.

Los F-15SA son una versión muy avanzada del biplaza F-15E Strike Eagle, especialmente diseñada para realizar operaciones aire-suelo, la capacidad que más necesita la RSAF en el conflicto que sostiene en el vecino Yemen, como en las mucho más escasas intervenciones contra los terroristas islámicos del Daesh.  Desarrollado por Boeing a requerimiento del Gobierno de Riad, realizó su primer vuelo el 20 de febrero de 2013 y se distingue por su avanzada aviónica, en la que sobresale su radar activo de barrido electrónico o AESA (Active Electronically Scanned)  APG-63 (v)3.

Aunque los F-15SA empezaron a entregarse en diciembre de 2016, de hecho los primeros llegaron el día 13 de aquel mes a la denominada Base Aérea King Khalid o KKAB (King Khalid Air Base),  una parte de ellos se han quedado en Estados Unidos para entrenamiento de sus tripulaciones y personal técnico.  Precisamente seis de éstos se mandaron por parte del mando de la RSAF el pasado mes de marzo al ejercicio Red Flag, que organiza la Fuerza Aérea de Estados Unidos o USAF (United States Air Force) en la Base Aérea de Nellis (Nevada).

Tras finalizar el ejercicio volaron en primer lugar, en lo que se puede considerar vuelo de entrega, desde la referida instalación del occidente de Estados Unidos hasta el aeródromo de la Costa Este de Bangor (Maine). Tras suspender el periplo un día por mala meteorología, se reanuba la parte más problemática del viaje, el cruce del Atlántico,  en la que los seis F-15SA fueron acompañados por dos aviones de reabastecimiento en vuelo de la USAF, un KC-10 y un KC-135.     

Tras varias horas de vuelo y múltiples repostajes en el aire, aterrizaban en la Base Aérea de Morón (Sevilla) el pasado 26 de marzo. Al día siguiente, y tras repostar y pernoctar en esta instalación del Ejército del Aire español, los cazabombarderos sauditas y los dos aviones cisternas norteamericanos reanudaron su viaje hasta la referida KKAB. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: Uno de los F-15SA a punto de aterrizar en la Base Aérea de Morón. (Foto: José. A Bejarano).


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.