Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La nueva guerra en Libia y sus engendros bélicos

La reactivación del conflicto libio entre las diferentes facciones islamistas y nacionalistas, que surgieron tras la caída de Gadafi en 2011, ofrece curiosas imagenes de transformación de medios militares, como la adjunta de un todoterreno 4x4 Humvee de los Estados Unidos al que le han montado un cañón francés de 90 mm.

El pasado viernes, 5 de abril, las milicias de Trípoli, leales al Gobierno de Acuerdo Nacional o GNA (Government of National Accord), avalado por la ONU y que cuenta con el apoyo de los principales países de Occidente,  conseguían frenar, provisionalmente, el avance de las fuerzas del Ejército Nacional Libio o LNA (Libyan National Army), lideradas por al autoproclamado mariscal Khalifa Hafter, que controlan casi todo el país, al que pretenden unificar.

A la batalla por el control de Trípoli también se sumaban las fuerzas de Misrata, principal puerto comercial al noroeste de Libia, que también se oponen a Haftar, que con el apoyo de Rusia y Egipto se quiere convertir en el nuevo hombre fuerte de la nación islámica. Como ya pudimos ver en la Guerra Civil de 2011, los contendientes de las milicias libias además de armamento convencional, utilizan auténticos engendros, de fabricación artesanal, como son 4x4 civiles armados con lanzacohetes.

La imagen que acompaña este texto se ha tomado en la zona urbana de Wadi al Rabith, en la corona metropolitana del sur de Tripoli, y muestra un 4x4 Humvee, designado oficialmente como HMMWV (High Mobility Multipurpose Wheeled Vehicle), de procedencia norteamericana. El vehículo lleva montado en su parte trasera un veterano cañón GIAF F1 de 90 mm, de fabricación francesa, que procedería de la torre de un Panhard AML-90, probablemente de la pequeña serie de 20 de estos medios que compró Gadafi a Francia, aunque su origen bien podría ser también un blindado brasileño EE-9 Cascavel.

Hay que recordar que el Regimen de Gadafi fue uno de los principales clientes de este blindado diseñado y construido por la empresa Engesa, que quebró en 1993. Libia adquirió entre 380 y 500 unidades del EE-11 Cascavel, de diferentes versiones, inicialmente equipados con la referida torre del AML-90. Ya en los setenta los usó tanto contra Egipto como en la corta guerra de 1977, como posteriomente en Chad contra las tropas francesas, aunque también cedió algunos al Frente Polisario, que los utilizó contra Marruecos. Los medios supervivientes de la Guerra Civil de 2011 han sido empleados por las diferentes milicias, en un número cada vez más decreciente.En todo caso la utilización del ingenio se hace complicada por los efectos del retroceso de la pieza, que obligarian a fijar el vehículo antes de disparar (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: Humvee con una pieza de 90 mm. en el conflicto libio (foto: Toyota war)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.