Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

3.000 millones de dólares para potenciar las unidades de Operaciones Especiales en Australia

Desde hace algunas semanas, tras aprobarse la fase inicial de un programa de inversiones a futuro especialmente ambicioso, se trabaja en un novedoso plan en Australia. Su Ministerio de Defensa ha concretado que va a destinar nada menos que 500 millones de dólares australianos para la potenciación a corto y medio plazo de sus unidades de Operaciones Especiales (OE’s), planteamiento que no acaba ahí, pues se espera llegar a una cifra que podría alcanzar los 3.000 millones en un plazo temporal a largo plazo que se estipula podría durar casi dos décadas.

Lo que se acaba de concretar se conoce como Proyecto Greyfin. Se trata de inyectar grandes sumas de dinero para que el Mando de OE’s del país, el SOCOMD (Australia Special Operations Command), pueda recibir nuevas capacidades, apostar por novedosas tecnologías e incidir en una mejor preparación de todos aquellos que forman parte de sus plantillas. Ha sido el propio Primer Ministro australiano, Scott Morrison, quien ha hecho público ese ambicioso objetivo, pues, junto a Linda Reynols que es la Ministra de Defensa, tienen claro que en los próximos años ese colectivo va a tener un gran impacto en todas aquellas operaciones militares y de seguridad que sea necesario organizar. Es un paso adelante que ya han hecho los estadounidenses y que, seguro, van a realizar también, en la medida de lo que son sus realidades económicas, otras naciones occidentales.

Sabemos, sobre lo que va a ser la implantación del ambicioso Proyecto que ahora se inicia que va a focalizar sus objetivos en temas como Inteligencia, tecnologías u organizaciones innovadoras para poder hacer frente a todos aquellos retos y amenazas que puedan ir surgiendo en lo que ahora se conoce como la zona gris. Entre la transformación que se va a poder acometer con ese dinero no se incluye, y así se ha dicho ya, el reemplazo de los helicópteros UH-60 Black Hawk del 6º Regimiento de Aviación, habiéndose decidido ya por una versión de OE’s de Airbus Helicopters NH90 del que se van a incorporar nada menos que dieciséis.

Greyfin se focalizará en compras como las de novedosos sistemas de protección personal y nuevas armas, en equipos de buceo discretos, en material para lanzamiento paracaidista, en sistemas médicos que permitan incidir con rapidez en la estabilización de bajas o en novedosas tecnologías y equipos asociados a las comunicaciones más seguras y fiables. Se actuará, y así se ha previsto, en mejorar todos aquellos medios y capacidades relacionados con la obtención de datos ISR (Inteligence, Surveillance y Reconnaissance), de forma que se tenga mejor percepción de quienes son la amenaza y lo que buscan con sus objetivos. Se busca para ello un helicóptero ligero y ya se tienen tres modelos preseleccionados. Decirles que los australianos tienen claro que sus OE’s van a impulsar mejor su defensa, y lo quieren hacer tanto en la zona que les es más próxima como en otros puntos del planeta. (Octavio Díez Cámara)

Fotografía: Australia ha impulsado en lo que va de siglo varios programas para potenciar las capacidades reales de sus unidades de Operaciones Especiales. (MD Australia)

·Se ha planificado ya que a partir de 2022 sean reemplazados los actuales helicópteros estadounidenses Black Hawk por los europeos NH90. (MD Australia)

·La estrategia defensiva de Australia requiere que sus unidades de OE’s puedan actuar en todo el mundo y en escenarios tan complejos como el naval. (MD Australia)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.